Volver arriba

 

Practica senderismo y montaña con seguridad

 

Nunca nos cansaremos de hacer hincapié en la seguridad al realizar cualquier tipo de actividad, y es que en la gran mayoría de los accidentes que suceden en la práctica del senderismo o en la montaña es el factor humano el responsable de los mismos. Por supuesto el riesgo cero no existe y más en un medio natural cambiante como es donde se desarrollan este tipo de actividades, pero si analizamos los motivos que ocasionaron la mayoría de los accidentes de montaña y senderismo que sucedieron el año pasado en España el porcentaje imputable a hechos fortuitos ajenos a la persona accidentada es bastante pequeño.

Por ello y para prevenir accidentes es imprescindible contemplar una serie de actuaciones, consejos y prevenciones que a buen seguro evitarán que nuestro día se convierta en una pesadilla.

 

 

Es muy importante que tengas en cuenta que seguir estas pautas no te exime de tener un accidente, siempre hay un factor de riesgo que debemos asumir, pero si te ayudarán a prevenirlo o minimizarlo.

 

  1. Planifica tu rutaPlanificar, es vital disponer de la información necesaria de la ruta y su entorno, búscala en mapas, libros, web, foros, etc…
  2. Meteorología, infórmate de las previsiones meteorológicas; ya que nuestra seguridad sobre el terreno puede cambiar considerablemente dependiendo de las condiciones climatológicas.
  3. El medio natural, siempre es mejor tener la información más precisa sobre el entorno en el que te vas a mover. Si aún y todo crees que tú seguridad puede verse comprometida no dudes en contratar a un guía profesional.
  4. Deja dicho dónde vas, siempre una persona que no sea parte del grupo que realiza la actividad debe saber todos los detalles de la misma, recorrido, horarios previstos, alternativas, etc…
  5. Mejor no vallas solo, en caso de accidente el ir acompañado puede marcar la diferencia tanto a la hora de socorrer al accidentado como en la petición de ayuda. Si vas solo todo es mucho más complicado.
  6. No te sobrevalores, elegir una actividad acorde a tus posibilidades técnicas y físicas es vital para prevenir accidentes, la sobreestimación de las mismas puede ser una mala consejera. Además siempre podemos contar con un guía titulado si queremos realizar alguna actividad más exigente.
  7. Planifica tu horario, tener marcado un punto de retorno en caso de que la actividad se alargue más de lo previsto, darnos un margen de tiempo suficiente, no empezar la actividad tarde, es de vital importancia. El grupo es tan rápido como el más lento de sus componentes.
  8. No te sobrevaloresEquípate adecuadamente, una misma ruta a lo largo del año seguramente requiera de diferente material para realizarla con seguridad e incluso simplemente para poder recorrerla, este es otro apartado muy importante.
  9. Primeros auxilios, no está demás disponer de conocimientos básicos que nos pueden servir para saber cómo actuar en caso de accidente.
  10. Estado físico, nuestra preparación física sin lugar a dudas nos permitirá afrontar un recorrido ya no solo con mayor o menor esfuerzo, también con mayor solvencia, ya que el cansancio puede provocar falta de atención y concentración.
  11. Factor psicológico, este es uno de los puntos que por lo general menos en cuenta se tiene pero que por el contrario tiene mucha más importancia de lo que creemos. El miedo, el estrés que le puede generar a una persona atravesar un tramo concreto además de agotarla físicamente aumenta notablemente las posibilidades de tener un accidente.
  12. Formación, nadie nace aprendido, y aprender a base de errores en la montaña no es una buena política cuando tienes la posibilidad de realizar cursos de todo tipo impartidos por expertos. Orientación, progresión en diversos terrenos, cuerdas, nivología, etc…
  13. Hazte un seguro… federativo o privado, es muy recomendable ya que los costes que se pueden ocasionar en caso de accidente o rescate pueden ser elevados.
  14. Fórmate y equípate correctamenteLleva siempre en tu mochila, sea cual sea la dificultad de la ruta que vamos a realizar y las previsiones que tengamos hechas, un equipamiento mínimo. Siempre debiéramos llevar en nuestra mochila, frontal, impermeable, manta térmica, botiquín, etc…
  15. Teléfono y emisora unos buenos compañeros, lleva siempre la batería de tu móvil cargada y ten en cuenta que ésta no dura lo mismo con mala cobertura y condiciones climatológicas adversas. Es aconsejable llevar otro medio que nos permita comunicarnos en caso de necesidad, para ello disponemos de varias opciones, como por ejemplo unas balizas de emergencia, un walki talkie sintonizado en el Canal 7.7 (Canal de Radio en Montaña), o si disponemos de la correspondiente licencia una emisora conectada a la red REMER (146,175 Mhzs) que es la que utilizan la mayor parte de los refugios de montaña. 

 

Estos, como ya hemos dicho antes, son algunos consejos y pautas generales que nos ayudaran a mejorar nuestra seguridad cuando hacemos senderismo o montaña.

 

Quizás también te puede interesar…

 

Ir a Saber darse la vuelta a tiempo Ir a Cómo comunicar una emergencia cuando hacemos senderismo o montaña Ir a Qué hacer en caso de accidente haciendo senderismo o montaña