Volver arriba

 

¿Sabías que… Mérida

 

Se sitúa en un valle donde confluyen dos ríos, el Guadiana y el Albarregas, entre los cerros del Calvario y San Albín y es la Capital de la Comunidad Autónoma de Extremadura. La ciudad de Mérida fue fundada en el año 25 antes de Cristo por el emperador Octavio Augusto y su nombre era Colonia Julia Augusta Emerita. Se convirtió en la capital de la provincia romana de Lusitania, siendo un importante centro militar, económico y cultural además de ser la novena ciudad más importante del Imperio. A finales del siglo III Diocleciano la nombra capital de la Diócesis de Hispania. Con los visigodos Mérida viviría también otra etapa de esplendor entre los siglos V y VII.  En el siglo VI el cristianismo toma fuerza y en esta época sobresalen las figuras de varios obispos, los llamados Santos Padres de Mérida, luego, con los árabes, la ciudad inició un declive, Abderraman II ordenó construir la Alcazaba y desmantelar las murallas romano-visigodas que la defendían, y su población y poder quedó gravemente mermado hasta que en 1.230 fue reconquistada por Alfonso IX quien la convirtió en un Priorato de la Orden de Santiago.

Mérida

 

Es en época de los Reyes Católicos cuando la ciudad inicia su recuperación y su presencia en los acontecimientos políticos y militares. Significativa fue también su contribución a la colonización del nuevo mundo. Las tropas de Napoleón, en la Guerra de La Independencia, también dejaron su impronta en Mérida que sufrió una perdida lamentable en su patrimonio histórico artístico. En 1.810 fue nombrada capital de la Prefectura de Guadiana y Guadajira. En 1.983, se convirtió en la capital de la Comunidad Autónoma de Extremadura y en el año 1.993, a Mérida, que ostentaba el título de "Conjunto Histórico-Arqueológico", la Unesco la declaró Patrimonio de la Humanidad.

Hornito de Santa Eulalia en Mérida

Para descubrir ¿Qué ver en Mérida?

 

Pasear por Mérida es pasear por la historia y la cultura de los diferentes pueblos y gentes que en ella encontraron un buen lugar para vivir. Romanos, visigodos, árabes y cristianos han dejado su impronta en esta atemporal ciudad donde diferentes construcciones de siglos diferentes conviven en buena armonía haciendo que el visitante de Mérida sienta la necesidad de recorrerla con ávida curiosidad y admiración. Ya en la época romana Mérida era una ciudad amurallada a la que se accedía por varias puertas, y dos grandes puentes salvaban los ríos Guadiana y Albarregas. El puente sobre el Guadiana es el mayor puente romano construido en la península hacia el año 25 antes de Cristo. El agua era traída a la ciudad desde los embalses de Cornalvo y Proserpina a través de acueductos, del de San Lázaro quedan pocos restos y del acueducto de los Milagros, construido entre los siglos I y II se puede ver que era una airosa construcción de piedra de sillería y ladrillo.

Acueducto de los Milagros en Mérida

En Mérida los edificios públicos tuvieron una especial relevancia, termas, foros, templos, de estos el único que se conserva es el templo de Diana situado en lo que fuera el foro municipal y se levantó en el siglo I, pero de entre todo ello destaca el Teatro que constituye hoy en día el monumento por excelencia de Mérida y que en su tiempo fue uno de los más importantes del imperio romano; construido entre los años 16 y 15 antes de Cristo por Agripa, años más tarde, en el 8 antes de Cristo, se levantó a su lado el Anfiteatro en el que los espectáculos con gladiadores y animales salvajes hacían las delicias del pueblo romano. Cerca de la entrada al conjunto arquitectónico formado por el teatro y anfiteatro se puede disfrutar del Museo Nacional de Arte Romano, el más importante de España en su género. Mérida, cómo no, contó también con un Circo que fue construido, fuera del recinto amurallado, en el siglo I y reformado en el IV. El Arco de Trajano, que bien pudiera ser un colosal arco triunfal, casas y mansiones como la Casa del Mitreo con su más que famoso mosaico en el que están representados dioses, cielo y tierra, también forman parte del legado que los romanos dejaron en esta ciudad y que conviven con la herencia árabe de la Alcazaba, fortaleza edificada en tiempos de Abderraman II y que guarda un curiosísimo aljibe excavado en la roca, o la zona arqueológica de la Morería.

Alcazaba árabe en Mérida

De la Edad Media, siglo V, son los orígenes de la basílica de Santa Eulalia, primer templo cristiano que se edificó en la península después del Edicto de Milán en el que el emperador Constantino permitía el culto cristiano, en ella se puede ver la cripta con una necrópolis donde fue enterrado el cuerpo de la santa y mártir patrona de Mérida y los restos del primitivo templo, en el exterior del recinto destaca el llamado Hornito de Santa Eulalia que alberga una imagen de la santa. Caminando por los siglos llegamos al XIII en el que fue construida la concatedral de Santa María la Mayor y posteriores son la iglesia de Nuestra Señora de la Antigua, la de Santa Clara, el hospital de San Juan de Dios, los conventos de San Francisco, de la Concepción, el de San Andrés o el palacio de los Mendoza. Un tranquilo y apacible paseo por el parque de la Isla puede ser un buen colofón a esta intensa visita a la bonita ciudad emeritense.

Templo de Diana en Mérida

Fiestas

 

Mérida honra a su patrona Santa Eulalia el 10 de diciembre. Las fiestas más importantes de la ciudad se celebran la primera semana de septiembre, es la Feria de septiembre. La Semana Santa de Mérida ha sido declarada de Interés turístico Nacional.

 

Tradiciones

 

La tradición de la celebración del Carnaval Romano de Mérida no está muy claro de cuando data pero si se tiene constancia de las primeras normas municipales de celebración de los carnavales en la ciudad que son de principios del siglo XX.

 

Curiosidades

 

El emperador Augusto, tras las guerras cántabro astures, decidió licenciar a sus soldados más veteranos, los eméritos, y para ello fundó Emerita Augusta. Con la finalidad de premiar a sus emeriti de las legiones X Gemina y V Alaudae con tierras fértiles en un territorio totalmente alejado de los lugares conflictivos, eligió el asentamiento de la colonia junto al río Anas, hoy Guadiana.

Mosaico del Museo Nacional de Arte Romano en Mérida

Los cristianos eran cruelmente perseguidos por su fe cuando la niña Eulalia, con doce años, decidió clamar delante del emperador su amor por el Dios verdadero y la doctrina de Jesús. El tribunal romano intento por todos los medios convencerla para que renegara de sus creencias y adorara a los dioses cosa que no hizo nada más que acrecentar su fe y su amor hacia el Señor. Entonces el Pretor mandó torturarla con el fin de hacerla flaquear, pero en la niña surtió el efecto contrario. Los soldados romanos golpearon su cuerpo con varillas de hierro, vertieron sobre ella aceite hirviendo y la pasearon desnuda por las calles de la ciudad, pero de pronto una espesa niebla la rodeó cubriéndola ante los pasmados ojos de los emeritenses. Al ver que no conseguían que Eulalia se retractase la prendieron fuego y cuando las llamas tocaron su rostro la niña inclinándose las absorbió y de su boca salió una paloma más blanca que la nieve y del cielo cayó una intensa nevada que cubrió el desnudo cuerpecito de la mártir Eulalia. Esto aconteció un 10 de diciembre y desde entonces por esas fechas una espesa bruma se extiende sobre la antigua Emérita Augusta, son “Las nieblas de la Mártir”.

 

 

 

En coche

 

Hasta Mérida llegan la A-66 o autovía de La Plata que la comunica por el sur con Sevilla y por el norte con Cáceres. También atraviesa de este a oeste Mérida la A-5 que desde Madrid llega a la ciudad y continúa comunicándola a su vez con Badajoz y Portugal. Por supuesto son varias las carreteras locales y regionales que la unen con las diferentes localidades de su entorno.

 

En autobús

 

Mérida cuenta con Estación de Autobuses situada en Av. Libertad, 45 a la que llegan líneas de servicios interurbanos con trayectos regionales, nacionales e internacionales. El teléfono para ampliar información es el 924 371 404.

 

En tren

 

Mérida tiene servicio ferroviario que la comunican con Madrid, Lisboa, Sevilla, Badajoz, Cáceres o Ciudad Real, Plasencia, Talavera de la Reina, Don Benito, Villanueva de la Serena,...La Estación de Mérida está situada en el límite del centro histórico, en la calle Cardero, s/n.

 

En avión 

 

El aeropuerto más cercano a Mérida es el de Badajoz.

 

 

 

 


SENDITUR no se responsabiliza de cualquier variación en la información descrita, así como del mal uso de sus guías y recomienda que cada uno sea responsable y prudente en la realización de la actividad. Igualmente, te invitamos a documentarte con libros y guías especializadas para complementar la información descrita. Desde el compromiso de SENDITUR con la  Naturaleza y el respeto al equilibrio del medioambiente, SENDITUR te insta a viajar de una forma responsable, con bajo impacto ambiental y respetando en todo momento el entorno Natural, Cultural y Social de allí por donde pases. Para cualquier sugerencia, SENDITUR te invita a enviar un correo a

Comparte tu experiencia
Valoración
Añadir multimediaTamaño máximo 2MB*.gpx, *.kmz, *.kml, *.plt
0 experiencias
Multimedia
 

Listado de Rutas

Ordenar por...
  • Cercanía
  • Nombre
  • Dificultad
  • Distancia
  • Duración
  • Valoración
Dificultad-Baja

Dificultad-BajaCategoría de dificultad verde, nivel 2. Recorridos con poco desnivel y sin dificultades.

Paseo por la Mérida Romana

Mérida, Badajoz

  • TURISMO
  • 1

5:00 h.4,8 km.

Paseo por la Mérida Romana
Teatro y Anfiteatro Romano de Mérida

Teatro y Anfiteatro Romano de Mérida

Mérida, Badajoz

Teatro que funciona como tal más antiguo del mundo

Mérida, Badajoz

Ver Alojamientos en Mérida

Mérida, Badajoz

Ver Alojamientos en Mérida