Volver arriba

 

¿Sabías que… el Teatro y el Anfiteatro romano de Mérida

 

Se ubican en la actual Plaza Margarita Xirgu, en sus orígenes se situaban dentro de la ciudad romana pero en la periferia, al lado de la muralla, teniendo en cuenta la orientación de las dos vías principales de la ciudad, el decumanus y el kardo, aprovechando para la construcción de las gradas la ladera del cerro de San Albín. El Teatro Romano se construyó entre los años 16 y 15 antes de Cristo cuando era cónsul Agripa, yerno de Augusto. Con el paso del tiempo sufrió varias reformas y hacia el año 105 de nuestra era se levantó el actual frente de escena, volviéndose a reformar entre los años 333 y 335. La implantación oficial del cristianismo en el siglo IV fue una de las principales causas por las que el teatro dejara de utilizarse y cayera en el abandono y consiguiente ruina. Lo que hoy podemos ver y visitar es fruto de las excavaciones que comenzaron en el año 1.910. Tenía una capacidad para seis mil personas que se colocaban según su estatus social en tres partes diferenciadas, ima, media y summa cavea, separadas entre sí por pasillos y barandillas.

Teatro Romano de Mérida

 

¿Qué ver en el Teatro y el Anfiteatro romano de Mérida?

 

A las gradas se accedía por unas escaleras distribuidas de forma radial a través de las gradas. En la zona más próxima a la escena se encontraba la orchestra, en la que se situaba el coro, pero sin duda la zona que más llama la atención del teatro es el frente de la escena, con dos cuerpos de columnas de mármol y una serie de esculturas, Ceres, Plutón, Proserpina y otras estatuas, unas con togas otras con corazas que bien podrían ser retratos de cónsules y emperadores. Detrás del frente escénico hay una zona ajardinada que, rodeada de columnas y pórticos, conocido como el peristilo, servía para el esparcimiento y descanso. Paseando por este lugar se ve la Aula Sacra, pequeño espacio sagrado con una mesa de altar donde se honraba a la figura del divino Augusto, en la esquina norte del peristilo, elevadas sobre el nivel del jardín, están las letrinas y al oeste se pueden admirar los restos de la Casa del Teatro que se construyó después de que el teatro cayera en desuso, en ella se puede ver retazos de mosaicos, pinturas murales e incluso lo que fue un estanque. Se la conoce como casa basílica porque cuando se la excavó, al apreciar ábsides con ventanas en sus muros en algunas de sus estancias, se creyó que podría haber sido parte de una primitiva iglesia cristiana.

Anfiteatro Romano de Mérida

Sigue la visita

 

El Anfiteatro fue inaugurado en el año 8 antes de Cristo, está separado del Teatro por una calzada que rodea a los dos edificios. Sufrió el mismo abandono que éste e incluso fue utilizado como cantera. Por lo que podía verse de su foso y parte de algún tramo de acueducto próximo a él, desde siglos atrás se pensó que podía haber sido un lugar donde se hacían simulacros de batallas navales, y lo llamaron naumaquia. Las excavaciones del año 1.919 le devolvieron su idiosincrasia. De forma elíptica tiene tres puertas monumentales usadas por los organizadores de los espectáculos y las autoridades, y otros trece accesos destinados para el público. La distribución de las gradas era semejante a la del teatro, ima, media y summa cavea, inferior, media y superior, aunque hoy solo se conserva bien la cavea ima y algunos sectores de la cavea media. A diferencia con el teatro, en el anfiteatro los hombres y las mujeres podían sentarse juntos para ver el espectáculo y las gradas superiores estaban destinadas para los esclavos, criados y pobres. Su construcción fue algo más sencilla que la de su vecino edificio, parte del graderío se asentaba sobre cajas de fábrica rellenas de tierra fuertemente apisonada.

Termas Romanas en el Teatro y el Anfiteatro romano de Mérida

Para descubrir 

 

En el anfiteatro se hacían populares espectáculos de gladiadores y animales salvajes a los que podían acudir hasta dieciséis mil espectadores. En la arena se aprecia la presencia de un gran foso que cubierto con tarimas ocultaba todo lo necesario para el espectáculo. A ambos lados de dos largas galerías, que daban acceso a las gradas y a la entrada de los gladiadores a la arena, hay unas estancias que podrían haber sido usadas por los gladiadores para sus preparativos e incluso alguna pudo estar dedicada a la diosa Némesis que era a la que se encomendaban éstos antes de los juegos. "A Némesis, para que salga con los mismos pies con los que he entrado". Según con lo que lucharan los gladiadores se clasificaban en diferentes especialidades, se les daba nombres distintos, Hoplomachus, el que lucha con armas, lanza, espada corta, casco, espinilleras y escudo circular; Myrmillo reconocible por la cresta de su casco se protegía por un gran escudo rectangular y nunca luchaban entre ellos; los Traex, con armamento y escudo ligero sus combates contra los myrmillones eran muy populares; los Dimachaerus, el que lucha con dos cuchillos; el Venator se enfrentaba a las fieras; el Retiarius, el Secutor... Sentarse en el graderío e intentar visualizar el ambiente, oír el clamor popular "lugula! verbera! missus!" es muy fácil en este entorno.

Gradas y Foso en el Anfiteatro romano de Mérida

Tradiciones

 

Hay una frase de Ovidio que dice  "Al teatro se va a ver y a ser visto poco importa los versos que se están representando". Pocos romanos entendían la lengua griega en la que se representaba la obra teatral y a la mayoría de ellos les gustaba más el mimo y la pantomima donde se mezclaban los gestos, música y danza. Las obras se representaban durante el día y eran pagadas por los ediles, gratuitas por tanto para cualquiera que quisiera acudir. En el anfiteatro el espectáculo también era gratuito y se realizaba por la tarde, la música marcaba el desarrollo de los combates que comenzaban con un duelo entre dos jinetes a caballo para luego pasar a los combates de los gladiadores propiamente dicho y en los que era norma habitual la existencia de un árbitro que se ayudaba de una vara, si era necesario, para hacer cumplir las reglas de los juegos.

Escenario del teatro Romano de Mérida

Curiosidades

 

El Festival de Teatro Clásico de Mérida conjuga de forma magistral cultura, espectáculo y antigüedad. Su celebración se desarrolla a lo largo de todo el verano, desde principios de julio hasta finales de agosto se suceden un sinfín de eventos culturales referentes al festival y al marco en el que se desarrolla. Su origen se debe a cuando Margarita Xirgu interpretaba a Medea en la versión de la obra de Eurípides en el año 1.933, hoy en día el grandioso escenario del Teatro Romano acoge, además de obras teatrales de los clásicos, ópera, ballet, o música clásica, siempre basándose en el mundo grecolatino, base del festival.

Una de las entradas al Teatro romano de Mérida

Información de utilidad para visitar el Teatro y el Anfiteatro romano de Mérida

 

  • El Teatro y el Anfiteatro se visitan a la par y con la misma entrada.
  • La visita es diaria y en horario ininterrumpido, en primavera y verano se cierra más tarde.
  • Las entradas pueden adquirirse en cualquier taquilla del Conjunto Monumental de Mérida, que engloba varios monumentos, individualmente para cada uno de ellos o bien una entrada única para todo el conjunto que permite el acceso a cada recinto y que no tiene caducidad. 
  • La venta de entradas terminará 15 minutos antes del cierre del monumento.
  • Hay visitas guiadas diurnas y nocturnas al Teatro y Anfiteatro romanos.
  • El Conjunto Monumental cierra el 24, 25 y 31 de diciembre y el 1 de enero.

 

 

Mira la fotografía de 360º

 

Haz doble clic en la imagen para verla a pantalla completa

 

Leyenda

 

Durante siglos y antes de las excavaciones de 1.910 lo único visible del Teatro era la parte superior del graderío la llamada "Summa Cavea" en donde destacaban siete grandes bloques de piedra que popularmente eran conocidos como las Siete Sillas y que tenían su propia leyenda que cuenta que en estos siete tronos se sentaban sendos príncipes árabes para decidir el porvenir y destino de Augusta Emerita.

 

 

 

Llegar hasta Mérida 

 

Hasta Mérida llegan la A-66 o autovía de La Plata que la comunica por el sur con Sevilla y por el norte con Cáceres. También atraviesa de este a oeste Mérida la A-5 que desde Madrid llega a la ciudad y continúa comunicándola a su vez con Badajoz y Portugal. Por supuesto son varias las carreteras locales y regionales que la unen con las diferentes localidades de su entorno. Mérida cuenta con Estación de Autobuses situada en Av. Libertad, 45 a la que llegan líneas de servicios interurbanos con trayectos regionales, nacionales e internacionales. El teléfono para ampliar información es el 924 371 404. Además el servicio ferroviario la comunica con Madrid, Lisboa, Sevilla, Badajoz, Cáceres o Ciudad Real, Plasencia, Talavera de la Reina, Don Benito, Villanueva de la Serena,...La Estación de Mérida está situada en el límite del centro histórico, en la calle Cardero, s/n. También se puede llegar en avión, el aeropuerto más cercano a Mérida es el de Badajoz.

 

Una vez allí

 

Tan solo deberemos seguir los indicadores que encontraremos a lo largo de la ciudad, aunque es mejor que estacionemos nuestro vehículo en alguno de los aparcamientos de la zona y nos dirijamos a pie hasta el recinto que alberga el teatro y el anfiteatro, ya que además de encontrarnos con calles peatonales en el resto no es lo habitual encontrar aparcamiento con facilidad, sobre todo los días de mayor afluencia de visitantes.

 

 

 

 


SENDITUR no se responsabiliza de cualquier variación en la información descrita, así como del mal uso de sus guías y recomienda que cada uno sea responsable y prudente en la realización de la actividad. Igualmente, te invitamos a documentarte con libros y guías especializadas para complementar la información descrita. Desde el compromiso de SENDITUR con la  Naturaleza y el respeto al equilibrio del medioambiente, SENDITUR te insta a viajar de una forma responsable, con bajo impacto ambiental y respetando en todo momento el entorno Natural, Cultural y Social de allí por donde pases. Para cualquier sugerencia, SENDITUR te invita a enviar un correo a .

Comparte tu experiencia
Valoración
Añadir multimediaTamaño máximo 2MB*.gpx, *.kmz, *.kml, *.plt
0 experiencias
Multimedia
 

Listado de Rutas

Ordenar por...
  • Cercanía
  • Nombre
  • Dificultad
  • Distancia
  • Duración
  • Valoración
Dificultad-Baja

Dificultad-BajaCategoría de dificultad verde, nivel 2. Recorridos con poco desnivel y sin dificultades.

Paseo por la Mérida Romana

Mérida, Badajoz

  • TURISMO
  • 1

5:00 h.4,8 km.

Paseo por la Mérida Romana
Dificultad-Adaptada

Dificultad-AdaptadaCategoría de dificultad verde, nivel 1. Itinerarios acondicionados y preparados para el uso y disfrute de personas con movilidad reducida.

La Ruta de los Sentidos

Malpartida de Cáceres, Cáceres

  • FLORA Y FAUNA
  • EN FAMILIA
  • PATRIMONIO NATURAL
  • 1

0:35 h.1,8 km.

La Ruta de los Sentidos
Dificultad-Baja

Dificultad-BajaCategoría de dificultad verde, nivel 2. Paseos cortos, con poco desnivel y sin dificultades.

Ruta del Patrimonio Geológico y Arqueológico

Malpartida de Cáceres, Cáceres

  • EN FAMILIA
  • PATRIMONIO CULTURAL
  • PATRIMONIO NATURAL
  • 0

1:20 h.3,6 km.

Ruta del Patrimonio Geológico y Arqueológico
Dificultad-Baja

Dificultad-BajaCategoría de dificultad verde, nivel 2. Recorridos con poco desnivel y sin dificultades.

Paseo por el Cáceres Medieval

Cáceres, Cáceres

  • TURISMO
  • 1

2:00 h.1,2 km.

Paseo por el Cáceres Medieval

Mérida, Badajoz

Ver restaurantes en Mérida

Mérida, Badajoz

Ver restaurantes en Mérida

Mérida, Badajoz

Ver Alojamientos en Mérida

Mérida, Badajoz

Ver Alojamientos en Mérida

Mérida, Badajoz

Ver cosas que hacer en Mérida

Mérida, Badajoz

Ver cosas que hacer en Mérida