Volver arriba

 

Una difícil decisión

 

Los verdes pastizales se alternan con los frondosos bosques a medida que avanzamos surcando las, por ahora, suaves montañas que separan Tineo de Pola de Allande. Un recorrido que desoyendo los mandatos de Alfonso IX y buscando la protección de los pueblos del valle nos pondrá ante los dilemas de hacer caso al rey visitando Obona y tomar la siempre dura Ruta de los Monasterios poniéndonos en la piel de los antiguos peregrinos que por aquí pasaban. Una etapa esta del Camino Primitivo que nos mantendrá en un continuo sube y baja remontando las lomas y cerros que se interponen en nuestro camino para precipitarnos después a los marcados valles que las separan.

Etapa 04 Tineo-Pola de Allande Camino Primitivo

 

La etapa 04 Tineo-Pola de Allande con 27 Km nos hará dejar atrás Tineo 0 Km con sus palacios para emprender un largo ascenso cortando la ladera de la montaña. La altura costosamente ganada nos brindará la oportunidad de contemplar bellos paisajes en los diferentes claros que la frondosidad del bosque nos ofrece. El alto de Piedratecha es el primer escollo a salvar durante esta etapa, a cambio nos permite entretenernos contemplando el extenso mar de montañas que se extiende ante nosotros, con calma podremos vislumbrar las cimas por la que caminaremos no tardando mucho. Los robles y castaños amenizan el descenso que nos acercará hasta el desvío hacia el Monasterio de Santa María la Real de Obona, antaño refugio de no pocos peregrinos. El río Deina nos recuerda con su rumor que debemos proseguir recorriendo este frondoso bosque para llegar hasta Villaluz 9,8 Km y su pequeña capilla del Cristo, desde donde afrontaremos un largo tramo de carretera, menos exigente en cuanto al desnivel pero más monótono que el anterior de no ser por las pequeñas aldeas que iremos visitando, aunque solo sea de pasada. Aldeas como Vega de Rey, no muy alejada del Camino, o Campiello 12,7 Km un verdadero oasis para el peregrino en medio del asfalto.

Pasarela

La carretera nos conduce a través de los verdes prados regalándonos pequeños rincones como el de la capilla de la Magdalena, cercana a El Fresno, o tentándonos con cercanos pueblos como El Espín. Pero el, en ocasiones impertérrito Camino, solo nos permite abandonar el asfalto para conducirnos hasta Borres 15,8 Km, improvisado campo base elegido por no pocos peregrinos que tienen en mente afrontar la conocida Ruta de los Hospitales. La iglesia de Santa María casi nos sirve de referencia para marcar el comienzo de la incómoda parte final de la etapa, un sinuoso trazado de exigente perfil que nos acompañará hasta el final de la jornada. Poco después de salir de la localidad nos encontraremos con el inicio del montañoso trazado que antaño seguían los peregrinos, para dejarlo atrás poniendo rumbo al cercano Samblismo 17,4 Km el cual atravesamos casi pasando desapercibidos para recorrer a media ladera la distancia que nos separa de La Mortera 18,7 Km. La localidad se extiende a nuestra derecha siguiendo el trazado de la cercana carretera, la cual reclamará su parte de protagonismo no en pocas ocasiones a lo largo de los kilómetros restantes. Por delante un ondulante trazado en el que el Camino busca librarnos todo lo que puede del peligroso tráfico que circula por la cercana carretera y ahorrarnos algún kilómetro a cambio de empinadas rampas que descienden hacia el cauce de pequeños arroyos para luego remontar con fuerza la altura perdida.

Iglesia de San Roque

Colinas de Arriba 20,5 Km se sitúa en uno de estos cortos atajos devolviéndonos nuevamente a la carretera para emprender un nuevo atajo que nos hará descender hasta el río Villaverde para acto seguido remontar una vez más a la carretera y juntos llegar hasta Porciles 22,4 Km no sin antes pasar junto a la iglesia de San Roque que precede a la localidad. Nuevamente abandonamos la compañía de la carreteara para tras descender hasta el río Porciles afrontar el tramo final del ascenso hasta el Alto de Lavadoira 23,6 Km precedido de la pequeña aldea que le da nombre y que el Camino nos obliga a dejar a un lado. Desde esta simbólica cota comienza el vertiginoso descenso que nos lleva a través de tupidos bosque y verdes prados al fondo del valle. Un empedrado descenso que nos acerca a Ferroy 25,7 Km claro indicativo de la cercanía del final de la etapa, aunque para ello aun tendremos que afrontar algún que otro cruce y su pertinente desvío antes de llegar hasta Pola de Allande 27 Km, como no, siguiendo el curso de la carretera donde nos espera su Palacio de Cienfuegos de Peñalba del siglo XIV o el santuario de Nuestra Señora del Avellano del siglo XIII,  antes de adentrarnos en ella dando por concluida esta etapa.

 

 

Truco

 

En el tramo final de la etapa si ha llovido nos podemos encontrar el recorrido que sigue el Camino muy embarrado y los arroyos con más caudal del habitual dificultándonos e incluso desaconsejando el paso, en cuyo caso podemos decantarnos por seguir en todo momento la carretera, a sabiendas de que tendremos que asumir una mayor distancia junto al riesgo que supone el transitar por ella.

 

Mira la fotografía de 360º

 

Haz doble clic en la imagen para verla a pantalla completa

 

Zona mascotas, el Camino de Santiago con mi perro

Sendimascota

 

Complicada etapa en la que nuestro amigo tendrá no solo que afrontar los kilómetros que tiene sino también su exigente trazado que junto a los tramos de carretera no harán de éste un día sencillo para él. Es aconsejable procurar no darle demasiado margen y evitar que recorra más distancia de la necesaria yendo y viniendo, además los tramos de carretera junto a los cruces nos obligan a extremar las precauciones.

El agua inicialmente no debiera ser un problema, aunque no puede faltarnos su correspondiente ración, a buen seguro podrá beber y refrescarse en alguno de los arroyos o puntos de agua que pasaremos. Su comida tampoco puede faltarnos ya que su hidratación y la nutrición durante el recorrido tienen que ser adecuadas para ayudarle en el esfuerzo.

Como viene siendo habitual estamos en tierra ganadera por lo tanto nos hemos de encontrar con el ganado, normalmente en los prados o estabulado. Mucha atención al pasar junto a los pabellones agrícolas, sus perros no suelen ser demasiado simpáticos y en algunos casos andan a sus anchas por los alrededores. Especial cuidado debemos tener en época de caza, ya que pasamos algunas zonas donde suele haber batidas y aunque la reglamentación teóricamente obliga a cierta distancia no deja de ser un factor añadido a la etapa.

 

PUEBLOS Y CIUDADES DEL CAMINO PRIMITIVO

Ico_HotelIco_AlbergueIco_HostalIco_RestauranteIcoCafeteriaIco_SupermercadoIco_FarmaciaIco_CajeroautomaticoIco_VeterinarioIco_Taller_de_BTT
TineoIco_Mas_InfoIco_OkIco_OkIco_OkIco_OkIco_OkIco_OkIco_OkIco_OkIco_Ok 
VillaluzIco_Mas_Info          
CampielloIco_Mas_Info Ico_OkIco_OkIco_OkIco_Ok     
BorresIco_Mas_Info Ico_Ok  Ico_Ok     
SamblismoIco_Mas_Info          
La MorteraIco_Mas_Info         
Colinas de ArribaIco_Mas_Info        
PorcilesIco_Mas_Info    Ico_Ok     
FerroyIco_Mas_Info          
Pola de AllendeIco_Mas_InfoIco_OkIco_OkIco_OkIco_OkIco_OkIco_OkIco_OkIco_OkIco_Ok 

 

Ico_etapas

Ico_etapa_anteriorIco_etapa_siguiente

 

 


Esta etapa ha sido realizada sobre el terreno por SENDITUR el 14-11-2.018. La etapa puede variar mucho en función de la época del año, de las condiciones meteorológicas y del terreno, así como por las acciones de terceros y de la evolución sufrida por el medio natural donde se ubica. SENDITUR no se responsabiliza de cualquier mal uso o uso inadecuado de las guías comprensivas de sus rutas y/o publicaciones, ni de las variaciones por los motivos antes referidos que pudiera haber de sus descripciones y recomienda que cada uno sea responsable y prudente en la realización de la actividad. Igualmente, te invitamos a documentarte con libros y guías especializadas para complementar la información descrita. Todos los tiempos son aproximados y toman un carácter orientativo, no se han tenido en cuenta las paradas por pequeñas que sean. Para cualquier sugerencia, SENDITUR te invita a enviar un correo a

 

 

Descripción de la etapa 4 del Camino Primitivo

 

De Tineo a Campiello 12,7 Km

 

La iglesia de Tineo 0 Km en la empinada calle Mayor nos indica el lugar de inicio de esta etapa 04 Tineo-Pola de Allande.

Comenzamos la etapa 04 Tineo-Pola de Allande

Dejando la iglesia a nuestra espalda avanzamos por la estrecha travesía de la Fuente llegando rápidamente al siguiente cruce. Aquí seguiremos por la derecha dirigiéndonos ya en busca de las afueras de la localidad.

La otra alternativa al inicio de la etapa

Los que por el motivo que fuera hubiesen descendido la calle Mayor hasta la plaza del ayuntamiento no necesitan volver a subir por ella, ya que si continúan unos cuantos metros el curso de la carretera que atraviesa la localidad, es decir la avenida González Mayo, sentido Pola de Allande en poco tiempo se encontraran con el desvío que siguiendo una calle en fuerte ascenso les llevará a unirse nuevamente con el Camino.

Ya juntos salimos de Tineo

Ya casi a las afueras de Tineo los dos Caminos se unifican para juntos despedirse del municipio. Por delante nos espera un duro ascenso que poco a poco comenzamos a realizar siguiendo la pista asfaltada por la que salimos de Tineo. Este recorrido nos permite echar la vista atrás para contemplar la bonita panorámica de la localidad que acabamos de abandonar.

El ascenso no da tregua

Al poco rato nos encontraremos con un cruce donde el itinerario nos obliga a seguir ascendiendo, dejando a un lado la pista que desciende hacia la carretera.

Seguimos por el camino de la izquierda

Casi sin tiempo para disfrutar del paisaje llegamos a una nueva bifurcación donde el desnivel nos dará un pequeño respiro al seguir nuestro camino la pista que parece cortar la ladera de la montaña.

Todavía nos queda un buen desnivel que salvar

La amplitud y relativa comodidad de la pista por la que íbamos ha dejado paso a un camino más estrecho que nos lleva bordeando la montaña haciéndonos afrontar alguna que otra rampa mientras seguimos ganando altura.

El camino a seguir está bien marcado

No son muchos los cruces con los que nos encontramos a nuestro paso y en los pocos con los que topamos el itinerario a seguir no deja lugar a dudas. Seguimos avanzando mientras el caprichoso camino cambia de firme y de anchura a su antojo, al mismo tiempo que nos sigue regalando alguna que otra dura rampa.

La espesura del bosque nos acompaña durante el ascenso

La vegetación que nos protege del sol, al igual que los subes y bajas, se alterna con algún que otro claro que nos permite disfrutar del magnífico paisaje que nos rodea.

Seguimos ascendiendo

El recorrido nos obliga a ir ganando altura con cada paso, haciéndonos dejar de lado las otras pistas que parecen precipitarse hacia el valle y que a buen seguro en la mayoría de los casos nos devolverían a la carretera que corre a nuestra izquierda.

Dejamos la pista

La pista que está guiándonos en el recorrido serpentea ladera arriba buscando la cima de la montaña, por suerte en la primera gran curva que describe la tendremos que abandonar para proseguir con nuestro rumbo algo más benévolo.

El camino correcto no deja lugar a dudas

El camino a seguir, notablemente más marcado o pisado, deja bien a las claras el curso correcto en los diferentes cruces que nos encontramos en este tramo. La arboleda que nos envuelve, a la par de protegernos del sol nos aporta su frescura haciéndonos más confortable el ascenso que estamos afrontando.

Continuamos ganado altura

Sin casi un instante de tregua que nos permita recuperar el aliento, continuamos avanzando en busca del final de la ascensión mientras nos seguimos cruzando con algún que otro camino. Rodeados de vegetación y casi encajados entre el muro de piedras que delimita los pastos y el talud que nos separa del bosque proseguimos con el largo ascenso.

El terreno tiene algunas zonas algo empedradas

El camino, por llamarlo de alguna manera, gana y pierde anchura casi al mismo tiempo que nos obsequia con empedrados tramos mientras vamos dejando atrás no pocos cruces. La vegetación casi llega a apoderarse por completo de nuestro camino que a duras penas resiste con el paso de los peregrinos.

Llegamos al tramo de carretera

Por fin tanto el desnivel como el angosto terreno parecen finalizar, al mismo tiempo que nos encontramos con una pista de tierra. Avanzando unos pocos metros por ella saldremos a la carretera por la que debemos seguir, aunque sea por poco tiempo.

Dejamos la carretera

Rápidamente nos sale al paso un nuevo camino que a nuestra derecha nos arranca de la compañía del asfalto haciéndonos dar un pequeño rodeo que nos evitará seguir por esta estrecha carretera a la que regresaremos algo más adelante. Seguimos con el ascenso ya algo más suave y sin la exuberante vegetación que nos ocultaba el paisaje, lo cual nos permite contemplar casi totalmente el entorno que nos rodea.

Nos desviamos por la izquierda

Un nuevo cruce sale a nuestro paso, momento de seguir por la izquierda para retomar el rumbo perdido cuando dejamos la carretera. El esfuerzo realizado en esta etapa para llegar hasta aquí se ve recompensado con unas magníficas vistas.

Ponemos rumbo hacia la carretera

Al rato nuestro camino finaliza en una pista de cemento por la que debemos continuar y que nos devolverá hasta la carretera que antes habíamos dejado. Esta encementada pista nos lleva sin más desvíos dejando atrás los pocos caminos con los que nos vamos encontrando.

Seguimos descendiendo por la carretera

Al llegar a la carretera el itinerario prosigue por ella el descenso que ya antes habíamos iniciado y que nos llevará hasta un cercano nuevo cruce.

La senda comienza al otro lado

La carretera que une Tineo y Obona nos corta el paso obligándonos a cruzarla para, dejando de lado el acceso al cercano Piedratecha, seguir la senda que discurre junto a ella por su lado izquierdo.

El sendero nos libra de tener que seguir por la carretera

Una vez al otro lado, por delante tenemos un relativo corto tramo de senda no tan separado de la carretera como sería de agradecer, aunque en ocasiones estemos protegidos de ella por el típico quitamiedos o guardarrail.

Dejamos la compañía de la carretera

Al rato nuestra senda comienza un descenso más acusado abandonando la compañía de la carretera e introduciéndonos en un espeso bosque. Descendemos por el interior del bosque que vuelve a ocultarnos el amplio paisaje que nos rodea, mientras dejamos atrás los caminos que salen a nuestro encuentro.

Por ahora vamos siempre en descenso

No son pocos los cruces con los que nos vamos encontrando en el descenso, siendo el mejor estado de nuestro camino y el sentido común que nos aconseja seguir descendiendo, los mejores aliados en caso de duda.

Llegamos al desvío hacia Obona

Casi sin darnos cuenta hemos llegado al desvío que nos da la opción de acercarnos al Monasterio de Obona del que apenas nos separan 500 m, de ser esta nuestra opción tendremos que seguir recto para tras visitarlo, regresar de nuevo hasta aquí o embarcarnos siguiendo una pista que se une con el Camino más adelante. Si desistimos en el intento, entonces tan solo tendremos que seguir el camino que a nuestra izquierda nos hace dejar atrás esta opción.

Avanzamos ahora por una pista con menos desnivel

El itinerario, ya sin tanto desnivel, nos hace avanzar dejando a ambos lados los pocos caminos que nos encontramos. Para aquellos que no hubieran tomado el desvío para conocer el monasterio, tienen la oportunidad en este tramo de contemplarlo en un pequeño claro que nos brindan los árboles que nos rodean.

Seguimos sin más desvíos por el momento

Es en uno de los cruces con los que nos topamos donde se nos unirán aquellos peregrinos que se aventurasen a seguir desde el mismo monasterio el camino que, bordeando el bosque y los prados, se une con nosotros sin necesidad de regresar al primer desvío. Finalmente ya todos juntos comenzamos a ganar altura con cada paso, sin dejar ya la pista principal que estamos llevando.

Recuperamos parte de la altura perdida

La espesura del bosque cede poco a poco terreno dejándonos intuir las primeras edificaciones de la localidad a la que estamos a punto de llegar.

Nos acercamos a Villaluz

Salimos definitivamente del bosque para meternos de lleno en los verdes prados que nos acompañaran en esta parte de la etapa.

Entramos en la aldea

La pequeña localidad de Villaluz 9,8 Km nos da la bienvenida, aunque nuestro recorrido tan solo nos deje pasar de soslayo por ella.

Un buen rincón donde tomarse un respiro

Un corto sendero que atraviesa una zona arbolada nos sirve de improvisado atajo conduciéndonos al momento a la carretera por la que saldremos de la localidad.

Nos despedimos de Villaluz

A nuestra espalda queda ya el lavadero y la pequeña capilla de Villaluz mientras ponemos rumbo hacia la cercana carretera.

Llegamos al tramo de carretera

Sin tiempo para acostumbrarnos al asfalto llegamos al encuentro de la carretera, la cual será nuestra inseparable compañera por un tiempo.

Toca un largo tramo siguiendo el asfalto

Emprendemos en suave descenso un largo tramo de carretera sin arcén que será la encargada de guiarnos en lo sucesivo, al menos por el momento.

Algunas casas nos amenizan el recorrido

La carretera nos lleva a través de verdes prados y las solariegas casas que los salpican hasta el cruce con el acceso a Vega de Rey, el cual dejamos atrás para seguir el rumbo que nos marca nuestra carretera.

Dejamos a un lado los accesos a diferentes aldeas

Igualmente el recorrido nos lleva a pasar junto a explotaciones ganaderas que se sitúan, en el entorno a esta localidad, cercanas a la carretera por la que vamos.

No dejamos la carretera en ningún momento

Continuamos por la carretera haciendo caso omiso a los diferentes caminos que a ambos lados nos hemos de ir encontrando, mientras que seguimos atravesando pequeños núcleos urbanos formados por apenas un par de casas.

Ojo sigue siendo por la carretera

En plena curva dejamos a la derecha un camino en cuyo inicio se sitúa un hito del Camino que puede llegar a confundirnos haciéndonos creer que debemos seguir por él cuando en realidad no tenemos que dejar la carretera por ahora.

Nos vamos acercando a Campiello

Nuestra carretera, tras dejar atrás un nuevo cruce, nos conduce sin mayores complicaciones directamente hasta la siguiente localidad de la etapa a la que llegamos poco después.

Atravesamos Campiello

La pequeña localidad de Campiello 12,7 Km ve como nuestra carretera la atraviesa sin contemplaciones haciéndonos cruzarla de lado a lado.

 

De Campiello a Borres 3,1 Km

 

Casi sin darnos cuenta nos volvemos a ver en la relativa soledad del asfalto, rodeados de los verdes prados que se extiende entorno a nosotros.

Pasamos junto a otro agradable rincón

La carretera nos conduce hasta una agradable área de descanso y a su lado la pequeña capilla de la Magdalena de El Fresno.

Seguimos el rumbo de la carretera

Dejamos atrás el acceso a El Fresno y su capilla para rápidamente toparnos con el camino que lleva hacia El Espín, otra de las pequeñas aldeas que la carretera casi hace pasar desapercibidas a los ojos del peregrino.

Dejamos El Espín a nuestra izquierda

Seguimos el impasible rumbo que nos marca la carretera dejando de lado los diferentes accesos al El Espín que nos hemos de encontrar.

Nos despedimos de la que ha sido nuestra compañera

Justo al llegar a la señal que nos indica el final de El Espín, nuestro recorrido deja por la que íbamos hasta el momento para seguir hacia Pereda, Orrea y Sangoñedo.

El recorrido sigue esta nueva carretera

Este nuevo tramo de carretera sigue encontrándose con diversos caminos, los cuales vamos dejando atrás siguiendo el curso de la carretera, al menos por el momento.

Por fin dejamos la carretera

Llegamos al cruce donde ahora sí dejaremos el asfalto para seguir por una pista de tierra que encontramos en plena curva.

Seguimos recto

Este maltrecho camino rodeado de vegetación será el encargado de llevarnos hasta la siguiente localidad de la etapa. El barro en caso de lluvia y la vegetación vuelven a ser protagonistas en esta zona devolviéndonos a los caminos carreteros entre prados.

Estamos atravesando una zona agrícola

Pronto nos veremos pasando junto antiguas granjas y cruzándonos con los caminos que a ellas conducían.

Borres queda cada vez más cerca

El itinerario nos acerca con relativa rapidez hacia Borres, el cual ya podemos intuir entre la vegetación, al mismo tiempo que dejamos atrás caminos parcelarios.

Nos adentramos en Borres

El camino sin más dilación y tras pasar junto a una solitaria fuente, nos conduce hasta las mismas puertas de la localidad. Entramos en Borres 15,8 Km dejando a ambos lados las calles que nos salen al paso al mismo tiempo que ascendemos entre sus casas.

Seguimos ascendiendo por Borres

La calle que nos recibió a nuestra llegada a la localidad nos lleva en ascenso hasta las mismas traseras de la iglesia.

 

De Borres a Porciles 6,6 Km

 

Al llegar junto a la iglesia, el Camino gira bruscamente para seguir ascendiendo poniendo rumbo al encuentro con la carretera.

Seguimos ascendiendo al otro lado de la carretera

Al llegar a su altura aprovecharemos el paso de peatones para cruzarla y seguir ascendiendo entre las casas de Borres.

Salimos finalmente de Borres

Rápidamente llegamos a los límites de la localidad donde seguiremos ascendiendo por un camino de tierra dejando Borres tras nosotros.

Finaliza el intenso repecho

El empedrado camino nos va haciendo ganar altura hasta encontrarse con otro camino que se une a nosotros, suavizando a su vez el desnivel que estamos remontando.

El camino transita a media ladera

El camino continua ahora a media ladera siguiendo en un principio los límites de una zona boscosa para al poco rato introducirnos en ella definitivamente. Las grandes montañas hacia las que nos dirigimos cada vez están más cercanas, muestra de ello es el siguiente cruce donde tendremos la opción de tomar la llamada Ruta de los Hospitales.

Cruce con la Ruta de los Hospitales

Esta ruta, aconsejable solo para peregrinos bien preparados físicamente y acostumbrados a terrenos de montaña, nos transporta de montaña en montaña durante bastantes kilómetros a más de 1.000 m de altitud. El recorrido nos deja a merced de los elementos, siendo las pequeñas aldeas de Montefurado y Lago a 16 y 20 Km de distancia respectivamente de este punto los primeros lugares donde con suerte nos encontremos con algún lugareño, si es que no tenemos que llegar hasta Berducedo a 23 Km de aquí para ello.

Continuamos hacia Samblismo

Nosotros seguimos recto dejando a nuestra espalda esta variante y un camino que a la izquierda desciende hacia la cercana carretera. La carretera parece irse acercando poco a poco hacia nosotros cuando nos sorprende el final de los árboles que cubrían el camino y nos vemos adentrándonos en la siguiente localidad de la etapa.

Llegamos a Samblismo

Samblismo 17,4 Km se ve cortado en dos por la inseparable carretera que nos sigue desde hace ya algún tiempo y que nos obliga a cruzarla.

Cruzamos la carretera

Cruzamos la carretera con la debida precaución usando para ello el paso de peatones que aquí se encuentra y continuamos el descenso por el encementado camino del otro lado.

Seguimos el camino de cemento de la derecha

Rápidamente nos veremos en un nuevo cruce de caminos donde retomaremos el rumbo que la cercana carretera nos marcará en adelante.

Salimos de Samblismo

A las afueras ya de Samblismo dejaremos una pista que nos saca hacia la carretera para seguir paralelos a ella pero a cierta distancia. El cómodo camino de cemento llega a su fin dando paso a una amplia pista que será la encargada de llevarnos hasta la próxima aldea de la etapa.

Podremos disfrutar de unos bonitos paisajes en este tramo

Este agradable tramo nos lleva sin complicaciones a través de los verdes campos de pastos que nos rodean. La pista nos conduce hasta la carretera por la que entraremos en la localidad.

Entramos en La Mortera

Como no podía ser de otra forma La Mortera 18,7 Km ve como es cortada en dos por la carretera, pero en esta ocasión nosotros no tendremos que cruzarla ya que el itinerario pasa casi bordeando los límites de la aldea, dejando como hasta ahora la carretera siempre a nuestra derecha.

Atravesamos la localidad

Recorremos la localidad dejando a izquierda y derecha las calles o caminos que salen a nuestro encuentro hasta llegar a las afueras de La Mortera.

Seguimos por la izquierda

Es en este lugar donde seguiremos por el camino de la izquierda dejando él de la derecha que insiste en llevarnos hacia la carretera.

La pista nos conduce sin mayor complicación

La pista se extiende ante nosotros cortando los prados que tenemos por delante mientras seguimos el curso que ella nos marca, dejando con cada paso atrás la aldea que acabamos de cruzar.

Comenzamos a ganar altura más notablemente

La pista nos lleva hasta un primer cruce que dejamos atrás para al momento encontrarnos con otro donde seguiremos por la derecha empezando a ganar altura más notablemente.

Dejamos la pista

Rápidamente nuestra pista gira bruscamente, es en esta curva donde frente a nosotros se inicia un verdoso y amplio sendero que corta en dos los verdes prados que nos envuelven y por donde debemos seguir.

Nos dirigimos hacia la carretera

Este sendero nos hace ganar altura con cierta rapidez encaminándonos irremediablemente hacia la carretera que hasta el momento habíamos conseguido evitar.

Salimos a la carretera y casi al momento la dejamos. Los ciclistas todo este tramo mejor por carrertera

Por suerte no tendremos la compañía del asfalto por mucho rato, al menos por el momento, pero sí que estamos ante una zona algo enrevesada. A los pocos metros de avanzar junto a la carretera nos alejaremos de ella siguiendo una estrecha senda que surge a la izquierda

Restos del antiguo sendero, el nuevo trazado de la carretera modificó parte de su recorrido

Esta senda nos hace recorrer unos 50 m algo más alejados de la carretera para devolvernos a ella rápidamente.

La senda sigue al otro lado.

Al reencontrarnos con el asfalto nos puede confundir el estrecho sendero que sigue por nuestra mano y que no debemos tomar ya que el Camino cruza al otro lado y continua por el empedrado sendero de esa mano de la carretera.

Buscamos el inicio de la senda

En plena curva una pista asfaltada nos corta el paso, tendremos que atravesarla y seguir la escondida senda que se precipita hacia el fondo de la barranquera que estamos atravesando.

Pasamos bajo la carretera

Esta zona bastante enmarañada por la vegetación nos puede hacer dudar, pero la senda, tras atravesar el arroyo que corre valle abajo, nos lleva nuevamente a cruzar la carretera, esta vez por un túnel que nos aleja del peligroso tráfico.

Toca recuperar la altura perdida

Nada más pasar el túnel el itinerario se vuelva a ceñir al dibujo que marca la carretera que ahora transita sobre nuestras cabezas para comenzar a remontar la altura perdida. Seguimos ascendiendo para reencontrarnos con nuestra incomoda compañera que nos espera algo más arriba.

Volvemos junto a la carretera

Ni que decir tiene que no son pocos los peregrinos que aquí, bien por error o bien por creer ahorrarse unas decenas de metros, siguen en todo momento el rumbo de la carretera ahorrándose cruces y dudas a cambio de un corto pero peligroso tramo por esta carretera sin arcén.

Cruzamos para entrar en Colinas de Arriba

Al poco rato y en pleno cruce la carretera vuelve a interponerse en nuestro camino, obligándonos a cruzarla para adentrarnos en la próxima localidad de la etapa que tenemos que atravesar.

Atravesamos Colinas de Arriba

Colinas de Arriba 20,5 Km queda a nuestra derecha mientras la dejamos rápidamente a nuestra espalda.

Seguimos hasta el paso de peatones

La carretera vuelve a salirnos al paso haciéndonos avanzar unos pocos metros por su lateral hasta llegar a un paso de peatones donde podremos cruzarla una vez más.

Dejamos una vez más la carretera

Aquí no debe confundirnos una especie de encementado andadero que corre junto a ella, ya que el Camino sigue una senda que desciende hacia el río Villaverde.

Descendemos hasta el río

Este nuevo tramo en fuerte descenso con mal firme nos lleva a evitar la larga curva que dibuja la carretera, haciéndonos descender hasta el pequeño riachuelo que tendremos que cruzar para comenzar el esforzado ascenso en busca de nuevo del asfalto.

Remontamos en busca de la carretera

Dejamos atrás un par de caminos para continuar con el incasable ascenso rodeados de la espesa vegetación que todo lo cubre.

Seguimos ascendiendo

Nuestro camino sale a una pista asfaltada por la que proseguimos con el ascenso que por ahora no da tregua.

De nuevo junto a la carretera

Esta pista asfaltada nos lleva sin demora una vez más a unirnos con la inseparable carretera por la que debemos seguir subiendo, siguiendo la estrecha senda que la bordea.

La senda prosigue al otro lado de la carretera

Al poco rato un solitario paso de peatones nos señala el lugar en el que tendremos que cruzar la carretera ya que el estrecho sendero prosigue ahora en el otro lado.

De nuevo a cruzar, la senda sigue en el otro lado de la carretera

Este tramo de senda nos vuelve a llevar, tras coronar el alto de Porciles, hasta otro paso de peatones donde como no podía ser de otra forma volveremos a cruzar la carretera. Al otro lado nos espera un cómodo camino que sigue junto al asfalto, ya sin tanto desnivel.

Avanzamos hacia Porciles

Dejamos a nuestra espalda el cruce con la carretera que conduce a Sobrado y Gera para continuar con la vista puesta en la siguiente población de la etapa, la cual ya podemos ver frente a nosotros.

Llegamos a Porciles

Como ya viene siendo habitual el Camino apenas nos deja disfrutar de Porciles 22,4 Km que ve como pasamos junto a él sin apenas hacerle caso.

 

De Porciles a Pola de Allande 4,6 Km

 

Cuando parece que nos despedimos de Porciles el recorrido sigue un asfaltado camino que surge a nuestra izquierda.

Los ciclistas mejor por la carretera

Los ciclistas en este tramo es aconsejable que sigan por la carretera, si no quieren echar pie a tierra. Emprendemos un notable descenso encajados entre los muros que delimitan los campos que nos rodean.

Descendemos nuevamente hasta encontrarnos con el río

No son pocos los caminos de acceso a los prados con los que nos cruzamos a medida que nos acercamos al río Porciles.

El puentecillo nos permite cruzar sin mayores problemas

Como ya hemos ido comprobando a lo largo de este exigente y ondulante tramo de la etapa, afrontamos continuos descensos con sus posteriores ascensos a cual más empinado, siendo a raíz de cruzar el río cuando emprendemos el comienzo de la subida al alto de Lavadoira.

Ahora toca subir

Nada más cruzar el río ascendemos por el camino de nuestra izquierda por ahora algo menos exigente que el que dejamos atrás. Envueltos por la vegetación llegamos a otro cruce donde ahora seguimos por la derecha subiendo lo que quieren parecer unas escaleras que nos ayudan a salvar el desnivel.

Este tramo del Camino Primitivo está bastante enmarañado

El camino continua haciéndonos ganar altura mientras salvamos los obstáculos que nos dificultan el avance, ramas caídas, barro, piedras...

Salimos a un camino en mejores condiciones

Nuestra trocha montañera sale a un camino algo más amplio que con mejor firme no ceja en hacernos ganar altura, sin darnos un segundo de respiro. Encajados por los taludes de tierra que nos rodean avanzamos irremediablemente al reencuentro con la carretera.

Otra vez junto a la carretera

Al llegar a su altura el itinerario vuelve a tomarla como referencia y prosigue el ascenso por ella o mejor dicho junto a ella. La carretera en esta ocasión nos hace pasar aún más de refilón por la aldea de Lavadoira mientras nos encamina al cercano final del esforzado ascenso.

Seguimos en todo momento junto a la carretera

El Alto de Lavadoira 23,6 Km marca el punto final de los grandes tramos de ascenso de esta etapa, dando lugar al inevitable descenso.

Comenzamos el descenso

Poco después de pasar el cartel del alto, en pleno cruce, comienza el camino por donde descenderemos. Comenzamos entonces un rápido y agradable descenso que nos llevará hasta el tan ansiado ya final de etapa.

El descenso es acusado

El frondoso bosque y los verdes prados se alternan amenizándonos así el descenso que estamos realizando. El camino nos conduce sin demasiados problemas dejando atrás no muchos cruces que puedan hacernos dudar del correcto rumbo que llevamos.

Atención si está mojado

El terreno en condiciones normales no debiera de dificultarnos en demasía el descenso aunque nos topemos con algunas zonas de lascas de piedra, resbaladizas si están húmedas. Con cada paso vamos descendiendo hacia el valle y las primeras casas de la siguiente localidad a conocer, ya se dejan ver valle abajo.

Nos vamos acercando a Ferroy

Siempre en pronunciado descenso nos acercamos poniendo rumbo hacia lo que parece una explotación agrícola. Pero justo antes de llegar a ella el Camino se desvía alejándonos de su compañía e introduciéndonos entre las primeras casa de Ferroy 25,7 Km.

Seguimos descendiendo

Atravesamos la localidad siguiendo siempre un rumbo descendente hasta llegar a la altura de la carretera de acceso a Ferroy.

Ahora por la carretera

Una vez en ella proseguimos con el descenso hacia el valle con la vista puesta ya en nuestro destino.

Salimos a la carretera de Pola de Alllande

A su vez otra carretera nos corta el paso haciéndonos continuar unos metros por ella en busca de un nuevo desvío.

Dejamos por el momento la carretera

Al momento y en plena curva encontramos el camino por donde seguimos descendiendo dejando por el momento la carretera.

Esta zona suele estar bastante resbaladiza

Este sendero desciende evitándonos la gran curva que dibuja la carretera, obligándonos a cruzar un pequeño arroyo para posteriormente devolvernos a la carretera.

De regreso a la carretera

Ésta es la encargada de conducirnos hasta las mismas puertas de la última localidad de la etapa.

El Camino Primitivo sigue por la izquierda, aunque ambas opciones se vuelven a unir más adelante

Al poco de entrar a nuestra izquierda comienza la calle Alcalde Ramos por la que tenemos que seguir, dejando la carretera convertida ya en calle a la que volveremos tras adentrarnos en el municipio.

Llegamos a Pola de Allande

Esta larga calle nos lleva sin más desvíos a pasar junto a la iglesia de Pola de Allande 27 Km y llegar hasta la plaza Hermanos Cadierno donde finaliza esta etapa.

 

Ico_etapas

Ico_etapa_anteriorIco_etapa_siguiente

 


Toda la información relacionada con la etapa, textos, imágenes, vídeos, mapas, esquemas, tracks, poblaciones, y lugares de interés turístico están publicadas a título orientativo, pudiendo no coincidir con el estado actual de cada lugar. Antes de realizar cualquier actividad, valora tus conocimientos técnicos, tú forma física, infórmate sobre la meteorología y las variaciones que hubiera podido sufrir la ruta, equípate correctamente, sé prudente y responsable en todo momento, no sobrepasando tus capacidades. Desde el compromiso de SENDITUR con la  Naturaleza y el respeto al equilibrio del medioambiente, SENDITUR te insta a viajar de una forma responsable, con bajo impacto ambiental y respetando en todo momento el entorno Natural, Cultural y Social de allí por donde pases. Para cualquier sugerencia, SENDITUR te invita a enviar un correo a

 

SendigrinoFicha técnica de la etapa

 

Distancia total. 27 Km

 

Tiempo total. 7h 10min

Es importante dosificar bien las energías ya que de lo contrario la parte final de la etapa puede sumarnos más minutos de lo esperado. El desvío al Monasterio de Obona nos puede sumar unos 30min al tiempo total, sin contar el que le dediquemos a él.

 

Época del año. Paisajes verdes todo el año

Los periodos lluviosos o el invierno puede complicarnos algo más de lo esperado el recorrido, en parte por el barro y las zonas encharcadas que nos hemos de encontrar, por otro lado y salvo contadas excepciones es una etapa asumible y que nos brinda bellas estampas durante todo el año. Comenzamos a coronar pequeñas lomas que los días despejados nos permitirán disfrutar de amplias panorámicas ocultas en días anteriores.

 

Material necesario. Aconsejable bota

El barro que con toda probabilidad encontraremos, el estado de algunos tramos algo empedrados y la vegetación que en ciertos momentos casi cubre el recorrido inclinan la balanza hacia un calzado alto que nos proteja el pie. Por lo demás los bastones en estas etapas del Camino con perfiles tan marcados suelen ser de gran ayuda, tampoco puede faltarnos el agua y la comida ya que no encontraremos demasiadas opciones donde parar. También es interesante no olvidarnos de llevar algún objeto o ropa reflectante que nos ayude a ser vistos en los cruces y tramos de carretera. Otro factor que en determinadas épocas del año suele acompañar al peregrino es la niebla, en cuyo caso el frontal, aun siendo de día, nos puede servir para advertir de nuestra presencia a los conductores. En cuanto a la ropa estamos ganando altura y las diferencias o contrastes térmicos son más fuertes que en etapas anteriores lo que sin duda debemos tener en cuenta a la hora de equiparnos. Consulta nuestra lista de material y equipamiento para hacer el Camino. Leer más

 

Desnivel acumulado. 1.738 m   Desnivel positivo. 809 m   Desnivel negativo. 929 m

 

Dificultad. Notable

 

Física

Etapa de las denominadas rompe piernas, con continuados sube y bajas que incluyen alguna que otra dura rampa, a lo que tenemos que sumar el kilometraje ya considerable que tenemos por delante. Aun así y contando con la debida forma física mínima que el peregrino que se sumerja en el Camino Primitivo tienen que tener, si nos tomamos con calma los ascensos y dosificamos bien nuestras energías no tendríamos que tener mayores complicaciones. Los tramos más exigentes normalmente suelen contar con la protección que brinda la espesa arbolada que los rodea, que sin duda se agradece los días de verano, pero cuidado con la humedad ambiental, puede jugarnos una mala pasada sin darnos cuenta ya que no haciendo calor nos hará sudar más de lo esperado deshidratándonos con rapidez.

 

Precaución

El terreno, salvo pequeños tramos casi al final, algo empedrados, en los que el cansancio y su estado pueden jugar en nuestra contra, no presenta demasiadas complicaciones, siempre y cuando las condiciones sean propicias, ya que el barro o el hielo en invierno nos harán aumentar las precauciones. Las veces que tendremos que cruzar la carretera, más de las deseadas, junto al largo recorrido que afrontaremos por ella, una carretera sin arcén y con más tráfico del esperado, nos obligan a no bajar la guardia confundidos por el bucólico paisaje rural que nos rodea. No son pocos los peregrinos que se olvidan que caminan por una carretera y despreocupados avanzan por media mitad sin contar con el tráfico que circula por ellas.

 

Orientación

La parte final de esta etapa del Camino Primitivo es donde mayores complicaciones podemos encontrar, ya no por su señalización en algunos casos algo pobre, sino por los continuos encuentros y desencuentros con la carretera, cruzándola de un lado a otro siguiendo los senderos que corren junto a ella o tomando los senderos que acortan las curvas que ésta describe. Un batiburrillo que sin duda sumado al cansancio puede hacer y hacen confundirse a más de un peregrino que termina recorriendo más kilómetros de carretera y etapa de los necesarios. La entrada a Pola de Allande también es otro de los momentos en los que como en casi todas las grandes localidades del Camino podemos tener dudas entre el Camino y las marcas que nos llevan a los albergues, todo depende de cual sea nuestro destino final.

 

Lugares importantes de paso

 

NOMBRE LUGAR DE PASOTIEMPO HASTA ÉLALTITUDDISTANCIACOORDENADAS UTM
 01-Tineo0h 00min673 m0 Km29T 709537 4801294
 02-Villaluz2h 50min631 m9,8 Km29T 702835 4801781
 03-Campiello3h 25min606 m12,7 Km29T 700613 4801150
 04-Borres4h 05min640 m15,8 Km29T 697904 4800930
 05-Samblismo4h 35min701 m17,4 Km29T 697072 4799907
 06-La Mortera4h 50min680 m18,7 Km29T 696077 4799484
 07-Colinas de Arriba5h 30min760 m20,5 Km29T 695293 4798444
 08-Porciles6h 05min750 m22,4 Km29T 694797 4797126
 09-Alto de Lavadoira6h 30min800 m23,6 Km29T 694504 4796141
 10-Ferroy6h 55min640 m25,7 Km29T 694504 4794631
 11-Pola de Allande7h 10min525 m27 Km29T 693988 4793792

Coordenadas UTM Datum WGS84

 

Perfil de la etapa

Perfil de la Etapa 04 Tineo-Pola de Allande del Camino Primitivo

 

Cartografía, mapas y tracks

Mapa de la Etapa 04 Tineo-Pola de Allande del Camino Primitivo

Este esquema de la ruta no está hecho a escala ni contiene toda la información relativa a la zona, es meramente orientativo.

Mapa Topografico Etapa 04 Tineo-Pola de Allande Camino Primitivo

IGN

 

Este esquema con el trayecto es aproximado y ha sido creado a partir de la base cartográfica derivada © Instituto Geográfico Nacional  "Cuadrante 027, 026, 050 y 051, 1:50.000"

 

Senditur ha manipulado los tracks para corregir los puntos aberrantes que pudieran existir, ocasionados por problemas con la recepción de la señal GPS. En cualquier caso son siempre aproximados.

 

 

 LUGARES PARA VISITAR EN EL CAMINO PRIMITIVO

 

 

 

Información y señalización virtual de la etapa disponible para:

 

Ico_Android     

 

SENDITUR te anima al uso de las nuevas tecnologías a tu alcance, utilizándolas a modo de apoyo y consulta en tu actividad, no basando la realización y la orientación de la misma única y exclusivamente en ellas, ya que éstas pueden ver alterado su funcionamiento por muy diversas causas, no funcionando correctamente y llegando a no ser precisas sus indicaciones. SENDITUR no se responsabiliza de cualquier mal uso y/o funcionamiento de sus guías electrónicas y recomienda que cada uno sea responsable y prudente en la realización de la actividad. Todas las opiniones, consejos y/o valoraciones realizadas por SENDITUR en sus descripciones están sujetas y/o se refieren a las condiciones específicas que SENDITUR se encontró el día concreto de la realización del recorrido, refiriéndose a ese día en concreto y siempre tomando como referencia a personas entrenadas y con la debida experiencia, con un nivel alto de preparación tanto física como técnica, además de correctamente equipadas, por lo tanto todas las opiniones, valoraciones y/o consejos son a título orientativo.

 

Ico_etapas

Ico_etapa_anteriorIco_etapa_siguiente

FICHA Y TRACKS
FICHA Y TRACKS
LOCALIDADES

EL TIEMPO

CURIOSIDADES

¿Sabías que…

 

Antiguamente y hasta la fundación de Pola de Allande, el Camino Primitivo seguía la imponente Ruta de los Hospitales que parte pasado Borres adentrándose en las inhóspitas cumbres de esta parte de Asturias. Un recorrido que cayó en desuso por su trazado, muy exigente y no exento de peligros, pero que hoy en día se ha recuperado ofreciendo un verdadero ambiente de montaña a los esforzados peregrinos que se aventuran a recorrerlo.

 

No te pierdas…

 

Monasterio de Santa María la Real de Obona, si dispones del tiempo suficiente y las fuerzas necesarias este relativo corto desvío te llevará hasta uno de los más emblemáticos lugares por los que pasaba el Camino Primitivo. Y es que fue tal la importancia del monasterio que hasta el mismísimo Alfonso IX amenazaba con grandes penas a todo aquel que osara desviar a los peregrinos, que marchaban hacia Santiago, de su paso por Obona.

 

 SERVICIOS TURÍSTICOS

 

Servicios Turístico Senditur

 

 CAMINAMOS CONTIGO

Organiza las etapas

 NO TENGAS DUDAS 

 

Con nuestra App dispondrás de la señalización virtual de los cruces del Camino, para que siempre sepas por dónde continúa tu recorrido.

Además podrás descubrir lo que tienes a tu alrededor, las localidades, los lugares de interés o las fuentes, las zonas de descanso y mucho más.

 

Ico_móvil

Información disponible:

Señalización virtual de la etapa

Descubre lo que te rodea

Ico-Android     

 

 COMPARTE TU EXPERIENCIA

 

Comparte tus experiencias

 

Te agradeceríamos que nos escribieras para informarnos de cualquier dato erróneo o no actualizado que hayas encontrado, o simplemente para hacernos llegar tu opinión a Muchas Gracias.

 

 COMPROMISO ECOLÓGICO

 

Respeta el Camino Mantenlo limpio

 

Monasterio de Santa María la Real de Obona

Monasterio de Santa María la Real de Obona

Obona, Principado de Asturias

Lugar mágico de leyendas y misterio

Pola de Allande, Principado de Asturias

Ver restaurantes en Pola de Allande

Pola de Allande, Principado de Asturias

Ver restaurantes en Pola de Allande

Tineo, Principado de Asturias

Ver restaurantes en Tineo

Tineo, Principado de Asturias

Ver restaurantes en Tineo

Borres, Principado de Asturias

Ver Alojamientos en Borres

Borres, Principado de Asturias

Ver Alojamientos en Borres

Campiello, Principado de Asturias

Ver Alojamientos en Campiello

Campiello, Principado de Asturias

Ver Alojamientos en Campiello

La Mortera, Principado de Asturias

Ver Alojamientos en La Mortera

La Mortera, Principado de Asturias

Ver Alojamientos en La Mortera

Pola de Allande, Principado de Asturias

Ver Alojamientos en Pola de Allande

Pola de Allande, Principado de Asturias

Ver Alojamientos en Pola de Allande

Porciles, Principado de Asturias

Ver Alojamientos en Porciles

Porciles, Principado de Asturias

Ver Alojamientos en Porciles

Tineo, Principado de Asturias

Ver Alojamientos en Tineo

Tineo, Principado de Asturias

Ver Alojamientos en Tineo

Villaluz, Principado de Asturias

Ver Alojamientos en Villaluz

Villaluz, Principado de Asturias

Ver Alojamientos en Villaluz

Tineo, Principado de Asturias

Ver cosas que hacer en Tineo

Tineo, Principado de Asturias

Ver cosas que hacer en Tineo