Volver arriba

 

Bastones de Senderismo, Trekking o Montaña

 

Lejos quedan ya aquellos tiempos en que una de las cosas primeras que hacíamos cuando iniciábamos nuestras caminatas era buscar una rama tirada en el suelo, si podía ser, fina, resistente y lo más recta posible, que partíamos a nuestra medida para que nos sirviera de apoyo durante nuestra marcha.
Ahora es difícil ver a cualquier practicante de deportes de montaña, ya sea alpinista, senderista o simplemente excursionista, que no lleve sus bastones de montaña.

Pero… ¿Es recomendable su uso? ¿Qué sabemos de ellos? ¿Cómo se utilizan? ¿Son todos iguales?

Bastones de Senderismo, Trekking o MontañaLa primera pregunta es fundamental y por eso debemos analizarla aplicando el sentido común. Veamos sus pros y contras. 

Siendo los bastones una herramienta, debemos emplearla cuando sea necesario y no hacer un uso abusivo si no confluyen circunstancias que hagan recomendable su utilización. Es importante que nuestro sentido del equilibrio se desarrolle correctamente, al igual que la elasticidad de nuestra musculatura, también deberemos adoptar una buena técnica de caminata que fortalezca y alivie nuestras articulaciones sin tener que recurrir constantemente al uso de los bastones. Estos serían sus contras.

Analicemos sus pros: reducen la posibilidad de lesionarnos, sobre todo en los descensos, y nos ayudan a hacer los ascensos más llevaderos. Distribuyen mejor tanto nuestro peso como el del equipo que transportamos. Nos ayudan a mantener el equilibrio en situaciones comprometidas, ya que pasamos de tener dos puntos de apoyo a cuatro. Los podemos utilizar para sondear el terreno por donde debemos pisar y también nos sirven para ahuyentar animales que encontramos en nuestro camino… ¿alguien da más por menos?  

 

Veamos como son

 

Tipos de bastonesEl tubo: El material empleado para su construcción es generalmente el aluminio, aunque también los hay de carbono y de titanio. Los hay fijos de una sección, como los de ski, telescópicos de dos o tres secciones, o plegables de longitud fija, estos últimos, y solo para que os hagáis una idea, son “parecidos” a los que llevaría una persona invidente.

En este artículo me voy a centrar en los telescópicos de tres secciones ya que son los más populares y  para mi humilde opinión también los más equilibrados para el uso que les vamos a dar.
En este tipo de bastones existen dos sistemas para ajustar su longitud y ejecutar su plegado, interno o externo. El primer sistema, también llamado de rosca, consiste en un taco que se expande al girar una de las secciones hasta que atasca el tubo y así lo deja fijado. El sistema externo o de mordaza consiste en una palanca que al ser cerrada ofrece una enorme presión en el tubo inferior dejándolo así fijo. 

Ahora observaremos que algunos de ellos portan la característica de ser antichoque, cuando esto es así nos están indicado que esos bastones llevan un sistema de amortiguación de vibraciones y absorción de los impactos que se producen al golpear la punta contra el suelo. Son un poco más pesados y caros, pero recomendables para personas que sean especialmente sensibles en sus brazos a este tipo de golpeteo continuo.

Empuñaduras y dragoneras

 

La empuñadura: Es la parte por la cual sujetamos el bastón. El material para su fabricación tiene que ser de calidad ya que es la zona que está en contacto con nuestra piel. Huye del plástico duro, es desagradable al tacto y hace sudar las manos. Los materiales recomendables son el  caucho, el corcho, el foam (espuma viscoelástica que se adapta muy bien a la forma del cuerpo disipando la presión ejercida) o la piel. Veremos también en ocasiones que debajo de la empuñadura el tubo está forrado de foam, esto facilita el posicionamiento de la mano en circunstancias puntuales, evitando tener que modificar la longitud del bastón. La empuñadura inclinada ligeramente hacia delante es otra característica que puede evitar dolores en las muñecas.

 

La dragonera: es una cinta que sale de la empuñadura, debe de ser ancha y suave ya que a veces nos tendremos que apoyar en ella para conseguir una tracción extra y evitar que los dedos de las manos se duerman. También se deben de poder graduar. 

 

La roseta: superficie de plástico circular que se sitúa en la parte baja del bastón y que impide que éste se hunda cuando nos toca apoyarnos en él en superficies blandas. Pueden ser de varios tamaños, la grande para la nieve y la pequeña para barro o tierra, el modo de colocarlas puede ser a presión o a rosca, es interesante siempre llevar una de repuesto en la mochila.

 

El regatón: Es el final del bastón, se sitúa debajo de la roseta y en su zona final se sitúa una punta metálica que suele ser de widia, material muy resistente que puede tener diferentes formas. En algunos modelos se pueden sustituir. Para evitar que dicha punta se desgaste cuando andamos por terrenos muy duros existen unos accesorios de caucho o goma en los cuales se embute parte del regatón, protegiendo de este modo la punta.

 

Un bastón o dos?

Ha llegado ya el momento de utilizar nuestros bastones de senderismo, trekking o montaña y lo tenemos que hacer bien para que nos sirvan de ayuda y no de estorbo. La altura del bastón ha de ser la que nos permita formar, entre el antebrazo y el brazo, un ángulo recto una vez apoyada nuestra herramienta en el suelo. En los descensos los llevaremos un poco más largos y en los ascensos un poco más cortos. En caso de utilizar raquetas, son un complemento indispensable. También se pueden utilizar para situaciones de emergencia, preparar un pequeño cobijo, inmovilizar un miembro herido e incluso improvisar una camilla. Si caminas en grupo deberás dejar un espacio adecuado entre persona y persona para no herir al siguiente montañero. 

En cuanto a la dragonera, en terrenos con cierta dificultad, en bajadas o donde podamos caernos, conviene no utilizarla. En terrenos sencillos o en subidas podemos utilizarla apoyando nuestra muñeca en ella  y así conseguimos descargar la  tensión que se produce en el antebrazo al agarrar con fuerza y de una manera continuada la empuñadura. 

Una pregunta que suele surgir siempre es si es mejor uno o dos bastones, la decisión variará dependiendo de la duración de la ruta a realizar, la distancia, el peso que llevemos y el terreno por donde nos vayamos a mover.

 

 

En cuanto a la forma de transporte, debemos llevarlos en la mochila con las puntas apuntando hacia el suelo y si es posible protegidas, de esta manera resguardamos mejor los ajustes del bastón, evitando la mayor entrada de agua  y suciedad. Una vez utilizados es conveniente desmontar las secciones, dejarlas secar y limpiarlas para evitar la corrosión interna y así tenerlos preparados para nuestra siguiente actividad. 

Transporte en las mochilas

 

En el momento de comprarlos hay que tener en cuenta que el producto este marcado con la norma CE, ya que esto nos garantiza un nivel mínimo de calidad. También te puedes encontrar otras homologaciones (UIAA, UNE, EN o ISO)  que nos garantizan un cierto grado de calidad en su fabricación. En la etiqueta también podemos ver qué tipo de aluminio se han empleado para su fabricación, (los tipos 6061,7001 o 7075 son los más utilizados). Otro elemento que requiere nuestra atención a la hora de adquirir nuestros bastones es la empuñadura, su calidad en la mayoría de los casos es fiel reflejo de la categoría de los componentes del bastón. Deben de ser poco pesados pero resistentes, ya que a veces tendrán que aguantar gran parte de nuestro peso en ellos. Otra característica importante es que plegados se queden lo más cortos posibles para poderlos transportar cómodamente en la mochila, y si me preguntas por el sistema de ajuste, a nivel de mi experiencia personal, me gusta más él de palanca que él de rosca, tanto por funcionabilidad como por resultado, pero “para gustos colores”. 

 

 

                    

 


Estas recomendaciones se ofrecen únicamente a título informativo intentando proporcionar información útil a los usuarios, en ningún caso suponen que Senditur recomiende o desaconseje un producto o servicio en concreto, échale un vistazo a nuestras Condiciones Legales. Al adquirir cualquier producto mediante estos enlaces contribuyes al mantenimiento y mejora de esta web, en ningún caso te supondrá un sobre precio en el o los productos que compres. Muchas gracias por tu contribución.