Volver arriba

Ya tengo mi GPS ¿Y ahora qué…?

 

Manejo del GPSHoy en día la tecnología ha entrado a formar parte de nuestras actividades de montaña y senderismo sirviéndonos, por ejemplo, para conocer y compartir de una manera rápida, sencilla y exacta nuestra ubicación, aportándonos una mayor seguridad en los recorridos y facilitándonos datos e información sin apenas necesitar conocimientos técnicos. Aparatos de GPS y aplicaciones que convierten nuestro móvil o tablet en un avanzado sistema de navegación. Es importante conocer su manejo y funcionamiento para, en caso de ser necesarios, disponer de unos datos correctos que nos ayuden a solventar la situación en la que nos encontremos.

 

 

Pero antes de comenzar con el Manejo del GPS veamos los conocimientos básicos que tenemos que poseer para el correcto uso de estos aparatos, no está demás repasar una serie de consejos y recomendaciones que nos ayudarán a evitar errores y aclarar confusiones:

 

  • Siempre debemos llevar en actividades de montaña y senderismo un mapa de la zona y una brújula, no debemos hacer caer el 100% de la orientación del recorrido en el GPS o en el móvil, ya que estos pueden tener limitaciones que les impidan funcionar correctamente.
  • Ni que decir tiene que al inicio del recorrido las baterías o pilas deben estar al máximo de su capacidad, además debemos llevar pilas o batería de repuesto.
  • Preparar la ruta con antelación nos evitará llevarnos sorpresas desagradables. Busca un track correcto del recorrido, revísalo e instálalo en tu GPS, tampoco es mala idea grabar unos WPTs con los lugares importantes de paso.
  • No esperes precisión al milímetro, por suerte la tecnología avanza con rapidez y cada día mejora la precisión de los aparatos civiles que usamos, sin embargo una precisión que oscile entre los 2 y los 14 m puede considerarse como normal. Son muchos los factores que pueden llegar a influir en la imprecisión de nuestro aparato.
Aparatos de GPS
  • Familiarízate con el manejo del dispositivo en un entorno conocido y sin la presión de una situación no controlada durante un recorrido, esto nos permitirá realizar todas las pruebas necesarias para ampliar nuestros conocimientos.
  • Empieza de cero cada ruta, aunque la capacidad de memoria y procesamiento de los aparatos que podemos encontrar en el mercado es cada día mayor, sigue siendo aconsejable no cargarlo con datos innecesarios de otros recorridos que no están ni por la zona por la que vamos.
  • Antes de iniciar una ruta pon a 0% el track log para evitar, entre otras cosas, que se complete en mitad de un recorrido, también es aconsejable reiniciar los contadores de navegación, distancia recorrida, velocidad, etc…
  • Que no te suene raro, coordenadas UTM, Datum, etc… son términos que forman parte de la navegación con GPS, además la mayoría de mapas topográficos utilizados en el senderismo y la montaña se dibujan teniendo como referencia estos valores.
Concepto relacionados con el GPS

 

 

Cómo funciona el sistema GPS

 

Red de Satélites

El Global Position System permite a un senderista o montañero conocer en todo momento y con gran exactitud su posición, dirigirse hacia cualquier punto del que conozca sus coordenadas o seguir una ruta determinada mediante su dispositivo GPS. Este sistema desarrollado a principios de los 70 con fines bélicos se ha convertido en un sistema público usado por millones de personas en todo el mundo, y conocer su funcionamiento básico y sus limitaciones nos será de gran ayuda en nuestras rutas.

El GPS obtiene nuestra posición mediante la recepción de una serie de señales de radio emitidas por una red de satélites que orbitan la tierra a una distancia determinada, existen varios sistemas de satélites diferentes como por ejemplo el NAVSTAR o el GLONASS.

Para calcular nuestra posición y altura al menos es necesario contar con la señal de 4 satélites que sirvan para conocer la distancia que nos separa de ellos y que así el GPS pueda triangular nuestra ubicación.

Existen una serie de factores que afectan a la precisión en la ubicación que nos muestra el dispositivo:

  • El número y la calidad de señales recibidas.
  • La velocidad de la señal, a mayor carga eléctrica de la atmosfera o mayor inclinación del satélite en comparación con muestra vertical, peor será la precisión.
  • Obstáculos donde la señal pudiera rebotar, edificios, paredes de montañas…
  • Desajustes o modificaciones orbitales de los satélites.
  • Bosques espesos y con humedad en las hojas de los árboles.
Errores de posicionamiento

En la actualidad contamos con diferentes sistemas de satélites en órbita fija, como el sistema WAAS y el EGNOS, que mejoran y aumentan la precisión de la posición que obtenemos.

 

Sistema de coordenadas y cartografía

 

Coordenadas UTM

Los datos de nuestra posición son coordenadas de georreferencia que el GPS muestra, por lo que debemos dominar unos conceptos básicos de cartografía y orientación.
Nuestro GPS puede mostrarnos los datos de posición en diferentes formatos (DDºMM'MMM'’, MGRS, UTM, etc…) el modelo de proyección de la cartografía empleado en España y más recomendable para el outdoor es el UTM (Universal Transversal Mercator).

Este sistema divide el plano de la tierra en cuadriculas mediante bandas transversales y longitudinales, lo que nos da un total de 60 husos y 20 bandas transversales identificadas de la C a la X.
La península Ibérica se encuentra posicionada entre los husos 29,30 y 31, y las bandas S y T.

Como norma general todo mapa topográfico que incluya la cuadrícula kilométrica UTM nos aportará también el huso, por lo que solo tendremos que obtener las coordenadas X e Y correspondientes al ecuador y al meridiano respectivamente pero de la cuadricula en la que nos encontramos. De ahí el formato de estas coordenadas 30T (huso y banda) 512733 (X distancia del ecuador) 4649628 (Y distancia del meridiano).

Es importante saber que las coordenadas siempre están sometidas a un DATUM, que tiene en cuenta en cada región las irregularidades de la superficie terrestre.

Hasta hace relativamente poco tiempo el DATUM de referencia era el EUR 50 pero éste se ha visto sustituido por el ETRS 89 que engloba toda la Unión Europea. Ocurre que en muchos modelos de GPS este DATUM no aparece, no tenemos que preocuparnos ya que el WGS84 es igual que el ETRS 89, con mínimas diferencias que en la utilización normal que vamos a realizar no apreciaremos.

Es tremendamente importante configurar bien este apartado de nuestro GPS y posicionarlo en el DATUM del mapa que tengamos cargado en él, ya que de no hacerlo podemos encontrar diferencias de entorno a los 200 m con la verdadera ubicación en la que estamos.

Huso de España

Manejo básico del GPS

 

Una vez tengamos claros estos conceptos básicos nos tocará configurar nuestro GPS para evitar mediciones erróneas por ajustes incorrectos.

Hacernos con el manejo del dispositivo, saber crear un punto de interés, resetear los datos de navegación o guardar el track log de nuestro recorrido entre otras funciones es algo que no podemos dejar para cuando estemos en medio de una ventisca o empapados por la tormenta.

A grandes rasgos nuestro GPS además de darnos la posición en la que nos encontramos nos permite realizar distintas técnicas de navegación:

 

  • Navegación por rumbo fijo, en la que nosotros seleccionamos un punto de interés o un lugar en el mapa hacia el que nos queremos dirigir y el GPS nos trazará en todo momento una línea recta desde nuestra ubicación hasta la del lugar seleccionado o nos fija el rumbo en la brújula del GPS indicándonos la orientación del destino con respecto a nosotros. Este sistema requiere de mayores conocimientos en orientación ya que entre nosotros y el lugar al que deseamos ir puede haber un obstáculo (un barranco, un farallón de una montaña…) que se interponga en nuestro camino haciendo imposible llegar por donde el GPS nos marca la línea recta, obligándonos a interpretar el mapa para elegir el mejor itinerario.
  • Navegación por ruta o track, en este caso debemos de contar con un track o recorrido ya introducido en la memoria de nuestro dispositivo para ordenarle que nos conduzca siguiendo este trazado preestablecido hacia el punto que nosotros elijamos de él. Este sistema, conocido como Track Back es muy parecido a los GPS de los coches que nos indican cuando debemos desviarnos y que ruta debamos seguir.
Track y Navegación

 

El track de un recorrido son como las miguitas de pan unidas entre sí que marcan la ruta a seguir. Podemos encontrar track de las rutas en internet que nos servirán para preparar la actividad, verificar su validez y orientarnos en caso de necesidad una vez instalados en nuestro GPS. Pero es muy importante que sigamos siempre una serie de pautas para aumentar la seguridad:

 

Mapa
  • Verifica bien en casa el track que te descargues, no todos son fiables ni tienen que estar actualizados.
  • Antes de iniciar la ruta crea un waypoint de inicio al que poder volver en caso de problemas. Suelen crearse independientemente de los tracks y si estos por un casual se borran siempre sabremos hacia donde tenemos que dirigirnos.
  • Asegúrate de tener activado tu Track Log para que tu GPS vaya dejando sus propias miguitas de pan, es decir creando su propia ruta. Por muy bueno que sea el track que lleves desde casa puedes confundirte y recorrer mucha distancia hasta darte cuenta del error, así siempre te aseguras que tienes marcado el recorrido que seguiste y podrás regresar hasta el punto donde te desviaste sin mayores complicaciones.
  • No está demás que crees puntos de interés que señalen cruces o lugares que puedan ser importantes en la ruta. Un refugio al que no damos importancia y por el que pasamos con buen tiempo puede ser un lugar muy agradable si nos sorprende una tormenta.

 

Conceptos muy básicos que nos servirán para entender mejor el manual de instrucciones de nuestro GPS y que podemos ampliar en alguno de los muchos manuales o cursos que con prácticas y mayor contenido, nos servirán para dominar con mayor fluidez una herramienta tremendamente útil cuando se la necesita y que a buen seguro nos animará para aprender más de orientación y uso del mapa y la brújula, a los cuales no tenemos que dejar a un lado.