Volver arriba

 

CONSEJOS BÁSICOS PARA DISFRUTAR DE TU EXCURSIÓN

SENDITUR tiene el firme compromiso con la seguridad y con la conservación y respeto al medio ambiente en la práctica de cualquier actividad desarrollada en el medio natural. Si visitas la naturaleza a pie, en bicicleta, etc…, descubriendo sus secretos, disfrutando de entornos privilegiados, hazlo de una forma responsable, segura y con bajo impacto ambiental, respetando en todo momento el entorno Natural, Cultural y Social de allí por donde pases.

 

PLANIFICA la actividad:

Escoge la actividad adecuada tanto a tu experiencia y condición física como a la del grupo que pudiera acompañarte.

Calcula el horario previsto, distancias y desniveles que debes superar.

Consulta la previsión meteorológica.

Prepara un plan alternativo por si tienes que acortar la actividad.

Avisa adónde vas y el horario en el que tienes previsto regresar.

 

EQUIPA tu mochila:

  • Calzado apropiado.
  • Ropa de abrigo.
  • Chubasquero.
  • Gorra y protección solar.
  • Mapa, brújula y GPS.
  • Teléfono móvil con la batería cargada.
  • Botiquín.
  • Linterna o frontal.
  • Silbato.
  • ...

 

ACTÚA con prudencia:

Inicia la actividad a una hora prudente.

Valora de forma constante que tanto tú como el resto del grupo está disfrutando de la actividad.

No te separes de tus compañeros, ni dejes a nadie solo.

Si es necesario, ten en cuenta las alternativas más cortas o darte la vuelta y volver otro día.

Bebe y come adecuadamente, protégete del sol.

Utiliza los mapas para guiarte y tu previsión de horario para asegurarte de que vas sobre lo previsto.

Comprueba que la meteorología no supone un riesgo.

 

Y ADEMÁS RECUERDA…

Siempre que salgas deja dicho dónde vas. Si es posible, nunca vayas solo.

El material y equipo que necesites deberá estar siempre en perfectas condiciones de uso.

Guarda fuerzas para el regreso. Nunca tengas prisa en la montaña. Si es preciso, hay que saber renunciar.

Utiliza los mapas, libros y guías para informarte y planificar la actividad con antelación. Si careces de experiencia acude a los guías de montaña.

Realiza cursos de primeros auxilios y socorro en montaña. Te enseñarán a prevenir y a actuar en caso de accidente.

Inicia las excursiones consultando las previsiones meteorológicas y si es necesario el riesgo de aludes. Atención a las tormentas en los barrancos.

Durante la semana cuida tu preparación física. El montañismo y el senderismo exigen estar en buena forma.

Acude a los cursos de formación y reciclaje de los clubes y federaciones de montaña.

Diviértete, pero sé siempre prudente. Vela por tu seguridad y la de tus compañeros. Sé solidario.

 

OTROS CONSEJOS…

Cuida la naturaleza, no dejes huella de tu presencia.

Si el itinerario pasa por un espacio protegido, no olvides informarte sobre la legislación vigente.

En caso de accidente, no pierdas la calma y actúa con tranquilidad, asegura al accidentado y el lugar del accidente. Evita ponerte tú mismo en peligro.

Si habitualmente practicas excursionismo, valora la posibilidad de formar parte de un Club de Montaña y de federarte.

 

Consejos básicos para realizar actividades invernales de montaña con seguridad

No sobrevalores tu experiencia y condición física. La montaña en invierno requiere de una muy buena forma física: tenlo en cuenta durante la semana y prepárate.

Planifica previamente el itinerario a realizar. Consulta mapas, guías y libros, contacta en los foros adecuados con otros montañeros que te informen de cómo está la nieve o el hielo en un recorrido concreto. Si crees que la excursión excede a tus capacidades, valora la posibilidad de contratar un servicio de guías. No olvides consultar la previsión meteorológica y el riesgo de aludes de la zona por donde vayas a realizar la excursión.

Inicia la actividad a una hora prudente. Cualquier eventualidad, si se hace de noche, es mucho más complicada de solucionar. Haz una valoración de cuantas horas de luz dispones y ten en cuenta que en invierno el tiempo suele ser más frío y hostil, y que las características de la nieve cambian a lo largo del día. Infórmate sobre la existencia de refugios guardados o no: pueden ser un apoyo importante para tu actividad.

Prepara y revisa el equipo que vayas a utilizar. De este modo evitarás olvidos o sorpresas desagradables si éste no está en buenas condiciones. Te proponemos una lista del material básico, según la actividad, que deberías llevar contigo. También puede ser interesante llevar un kit de reparaciones para solucionar pequeños contratiempos. Lleva siempre comida y bebida de reserva así como ropa de abrigo, gafas de sol, guantes y crema solar de repuesto. Un termo con líquido caliente puede ser de gran ayuda.

No dudes en darte la vuelta. Si tu progresión es más lenta de lo previsto el tiempo cambia o la nieve está peligrosa. El teléfono móvil o una radio serán imprescindibles si debes pedir ayuda en caso de accidente: recuerda que el 112 es el número de las emergencias.

Cuida la montaña. No dejes huella de tu presencia.

En caso de accidente. No pierdas la calma y actúa con tranquilidad, pon especial atención en asegurar al accidentado y el lugar del accidente. Evita ponerte tú mismo en peligro.

Si habitualmente practicas actividades invernales. Valora la posibilidad de formar parte de un Club de Montaña y de federarte. Para más información sobre qué es federarse y cómo hacerlo  www.fedme.es

 

Primeros Auxilios

Nunca se decide cuando nos vamos a encontrar con un accidente, ya sea en tu grupo o en otro, pero siempre será interesante que estés preparado para poder actuar de la forma más rápida y eficiente posible.

Para ello todo montañero o senderista habitual debería formarse haciendo cursos de primeros auxilios en montaña, donde se enseña a prevenir y actuar en caso de accidente. Después, hay que procurar no olvidar los conocimientos que se han adquirido, revisándolos periódicamente.

En caso de accidente recuerda que el número de teléfono de emergencias es el 112

 

En el caso de que debas actuar, ten en cuenta estas normas básicas:

Mantén la serenidad y la calma. Piensa que el tiempo de reacción es muy importante y sin duda harás mejor las cosas si las piensas con serenidad.

Asegura el lugar del accidente, al herido y al resto del grupo, incluyéndote a ti. No vas a ser muy útil si los grupos de rescate tienen que venir a por ti también.

Piensa en el aviso más rápido: teléfono móvil, refugio, radiosocorro… y planifica de qué manera vas a pedir esa ayuda.

Practica los primeros auxilios, siempre y cuando tengas idea de qué hacer. Intenta siempre no mover al herido a no ser que sea estrictamente necesario.
No dejes solo al herido. Si no hay otra opción: abrígalo muy bien y deja comida y líquido.

Por último, señala el lugar para localizarlo y después informa a los Grupos de Rescate sobre:

Descripción del accidente, número de heridos, lesiones y gravedad.

Cuándo y dónde ha ocurrido.

Coordenadas del GPS o referencia lo más precisa posible del lugar.

Condiciones meteorológicas en la zona.

Lugar desde donde se da el aviso.

Nombre de los accidentados o desaparecidos, itinerario previsto, experiencia en montaña, material y vestuario que llevan, etc...

 

POR UNA

Campaña Montaña Segura

Más información en montañasegura.com