Volver arriba

 

¿Sabías que… el Monasterio de Santa María la Real de Obona

 

Se encuentra en la aldea de Obona, perteneciente a la parroquia del mismo nombre, en el concejo de Tineo, construido a la vera del arroyo de Ardeña, en un valle fluvial y rodeado de sierras y bosque. El origen del Monasterio de Santa María la Real de Obona es confuso y ya marcado por la leyenda y el misterio con el que se ha envuelto este lugar desde sus comienzos, que parece ser fueron en el año 781 y se le atribuyen a Adelgaster, hijo del rey Silo. Las primeras referencias escritas son del siglo XI, cuando se dice que pasa a depender del monasterio de Corias, El Escorial asturiano. En el siglo XII, el monasterio de Obona era un importante centro benedictino que contaba además de con el templo, con el propio convento y sus estancias, claustro para el esparcimiento monacal y hospedería. En el siglo XIII, Alfonso IX de León después de visitar el monasterio, ordenó que todos los peregrinos en su paso hacia Santiago por este Primitivo Camino, lo hicieran obligatoriamente por el cenobio, lo que le hizo ganar poder y control económico y cultural sobre la zona.

Monasterio de Santa María la Real de Obona

En esta época de esplendor los monjes innovaron técnicas agrícolas y ganaderas y dentro de los muros monacales impartían clases de filosofía, latín y teología. Las luchas que en la baja Edad Media azotaron todo el reino también hicieron mella en el monasterio y con intención de protegerlo se creó la figura del abad comendatario, que era un noble laico al que nombraban abad y que tenía por encomienda la defensa, incluso con soldados, del monasterio. El cenobio a lo largo de su historia ha sufrido reformas y ampliaciones pero la más importante fue la del siglo XVII, en ella lo único que se mantuvo fue la iglesia, las demás construcciones las demolieron para construir un monasterio nuevo que nunca se terminó en su totalidad. Durante la Guerra de la Independencia el monasterio fue un improvisado hospital y años más tarde los monjes lo abandonaron cuando la desamortización de Mendizábal. El edificio funcionó hasta el año 1.970 como escuelas nacionales.

 

 

Para descubrir ¿Qué ver en el Monasterio de Santa María la Real de Obona?

 

De este enigmático monasterio, su conservada primitiva iglesia románica, posiblemente de finales del siglo XII comienzos del XIII, ha pasado a ser la iglesia parroquial dedicada a San Antolín, y en su interior guarda la imagen de un Cristo crucificado, una preciosa talla románica quizá del siglo XII que pende sobre el Altar Mayor, el Santo Cristo de Obona, como se le conoce.

Claustro inacabado del Monasterio de Santa María la Real de Obona

Al lado de la capilla mayor hay un sepulcro con una inscripción que dice: Aquí están los huesos del príncipe Adelgaster, hijo del rey Silo de León y de doña Brunilda su mujer, los cuales fundaron esta casa en el año 781. La iglesia conserva dos portadas, la principal se ubica frente por frente a la cabecera del templo que en un principio tuvo tres ábsides aunque uno de ellos lo tiraron cuando la remodelación del XVII, la otra es mucho más sencilla y da directamente al inacabado claustro barroco. La fachada de la casa abacial, colindante a la iglesia, luce un bello escudo coronado por la imagen de San Benito y debajo se puede leer una inscripción que hace referencia a la fecha de fundación del monasterio y al príncipe Adelgaster. Hay que recorrer las salas, estancias y pasillos, viejas piedras cubiertas de musgo e hiedra, salir al claustro e imaginar como pudiera haber sido de terminarlo, sus jardines y fuente que nunca fueron, pero eso sí, con todos los sentidos alerta en este recorrido, pues sus muros guardan la esencia y la energía del misterio y lo esotérico y a lo mejor descubres una sombra, u oyes alguna voz o tal vez de la niebla surja la figura de una gran lechuza blanca que habitó en el claustro durante tiempo y que se la relacionó con la Guaxa, una temida bruja vampiro que adoptaba la forma del ave. Lo más probable es que nada de esto suceda pero lo que si te vas a llevar de esta visita es una buenísima sensación y un grato recuerdo de uno de los cenobios más importantes y antiguos de la historia asturiana. 

Escudo en el Monasterio de Santa María la Real de Obona

Tradiciones

 

Cuenta la tradición que los monjes ejercían el derecho de pernada sobre las recién casadas. Éstas, nada más acabar la ceremonia de su boda tenían que ir al monasterio y permanecer en él ocho días durante los cuales los monjes, uno a uno, disfrutaban de ellas, además si en ese tiempo se quedaban embarazadas al niño, si era varón, se le consideraba hijo del monasterio con la consiguiente entrega al mismo. Dentro de las ruinas, en una habitación hay señales de que hubiera tumbas de niños, pero puede ser debido a que antaño se enterraba a los vecinos en el suelo del templo, que era de tierra y estaba cubierto por unas maderas; cada uno tenía asignado cuál era su lugar de enterramiento y cuando acudían a los oficios religiosos ocupaban, encima de la madera, dicho lugar. Tal vez los niños eran enterrados aparte.

 

Curiosidades

 

En un principio este monasterio albergaba a frailes y monjas con su abad y abadesa pero en el siglo XI pasó a ser un cenobio exclusivamente masculino y adscrito a las reglas benedictinas. Las monjas se fueron a las abadías de Babia y Avilés.

Iglesia en el Monasterio de Santa María la Real de Obona

Hay muchas historias que cuentan que el subsuelo del monasterio esta horadado por innumerables túneles, un verdadero laberinto que abarca una gran extensión de terreno, uno de los túneles dicen que llega hasta el monasterio de Bárcena, y que en este laberinto se encuentra escondido todo lo que se pueda desear, grandes tesoros de joyas y oro, gloria y poder sin fin...Es difícil dar con la entrada a él, pero a veces cuando algún aventurero, ávido de fama, se ha acercado hasta allí, unos misteriosos monjes le han indicado el acceso y entrando, nunca jamás se ha vuelto a saber de él a excepción de los lamentos que en el silencio de la noche se escuchan. También en estos túneles, cuentan, que se guardaba una fabulosa biblioteca de gran valor.

 

 

 

Llegar hasta Obona

 

A Obona se llega siguiendo la AS-350 que atraviesa la localidad. Esta carretera la podemos tomar poco después de salir de Tineo por la AS-217 dirección Pola de Allande o bien desde Bárcena del Monasterio en la AS-219 que comunica esta localidad con Pola de Allande y Luarca respectivamente. También disponemos de servicio de autobús que cubre la línea Tineo-Navelgas y que tiene parada en Obona. Para ampliar información el número de teléfono de la compañía que presta el servicio es el 985 275 749.

 

Una vez allí

 

Justo cuando llegamos hasta Obona según lo hacemos desde Bárcena del Monasterio y antes de entrar en la localidad encontraremos la estrecha pista asfaltada y bien señalizada que desciende hacia el monasterio donde podremos estacionar nuestro vehículo. Si llegamos desde Tineo tendremos que atravesar toda la localidad ya que la pista de acceso que encontraremos a nuestra llegada es un camino carretero sin asfaltar.

 

 

 

 


SENDITUR no se responsabiliza de cualquier variación en la información descrita así como del mal uso de sus guías y recomienda que cada uno sea responsable y prudente en la realización de la actividad. Igualmente, te invitamos a documentarte con libros y guías especializadas para complementar la información descrita. Desde el compromiso de SENDITUR con la  Naturaleza y el respeto al equilibrio del medioambiente, SENDITUR te insta a viajar de una forma responsable, con bajo impacto ambiental y respetando en todo momento el entorno Natural, Cultural y Social de allí por donde pases. Para cualquier sugerencia, SENDITUR te invita a enviar un correo a

Comparte tu experiencia
Valoración
Añadir multimediaTamaño máximo 2MB*.gpx, *.kmz, *.kml, *.plt
0 experiencias
Multimedia
 

Listado de Rutas

Ordenar por...
  • Cercanía
  • Nombre
  • Dificultad
  • Distancia
  • Duración
  • Valoración
Dificultad-Notable

Dificultad-NotableCategoría de dificultad roja nivel 2. Etapas con grandes desniveles o distancias importantes, que requieren de una buena preparación física.

Etapa 04 Tineo-Pola de Allande

Tineo, Principado de Asturias

  • CAMINO DE SANTIAGO
  • 1

7:10 h.27 km.

Etapa 04 Tineo-Pola de Allande
Dificultad-Notable

Dificultad-NotableCategoría de dificultad roja, nivel 2. Etapas con grandes desniveles o distancias importantes, que requieren de una buena preparación física.

Etapa 04b Ruta de los Hospitales

Borres, Principado de Asturias

  • CAMINO DE SANTIAGO
  • 1

4:05 h.13,8 km.

Etapa 04b Ruta de los Hospitales
Dificultad-Notable

Dificultad-NotableCategoría de dificultad roja, nivel 2. Etapas con grandes desniveles o distancias importantes, que requieren de una buena preparación física.

Etapa 05 Pola de Allande-La Mesa

Pola de Allande, Principado de Asturias

  • CAMINO DE SANTIAGO
  • 1

6:10 h.22 km.

Etapa 05 Pola de Allande-La Mesa
Dificultad-Moderada

Dificultad-ModeradaCategoría de dificultad roja, nivel 1. Etapas más exigentes, bien porque son más largas, con mayor desnivel o presentan alguna dificultad concreta.

Etapa 03 Salas-Tineo

Salas, Principado de Asturias

  • CAMINO DE SANTIAGO
  • 1

5:25 h.19,8 km.

Etapa 03 Salas-Tineo
Santuario de Nuestra Señora del Fresno

Santuario de Nuestra Señora del Fresno

Grado, Principado de Asturias

Otrora puesto de vigilancia de los Caballeros de Jerusalén

Castro de Chao Samartín

Castro de Chao Samartín

Castro, Principado de Asturias

Joya castreña, espacio sagrado

Iglesia de Santa María del Naranco

Iglesia de Santa María del Naranco

Oviedo, Principado de Asturias

Monumentos prerrománicos del Naranco

Tineo, Principado de Asturias

Ver restaurantes en Tineo

Tineo, Principado de Asturias

Ver restaurantes en Tineo

Tineo, Principado de Asturias

Ver Alojamientos en Tineo

Tineo, Principado de Asturias

Ver Alojamientos en Tineo

Tineo, Principado de Asturias

Ver cosas que hacer en Tineo

Tineo, Principado de Asturias

Ver cosas que hacer en Tineo