Volver arriba

 

La montaña rusa del Camino Primitivo

 

La profunda brecha del valle del río Navia corta, como si de mantequilla se tratase, las montañas por las que discurre esta etapa que une La Mesa con Grandas de Salime. Un agreste desfiladero hoy anegado por las aguas del embalse que sin duda es uno de los protagonistas de la jornada. Un recorrido que nos llevará, siguiendo el trazado del Camino de Santiago, desde las montañas, a más de 1.100 m de altitud, a precipitarnos en un loco y enrevesado descenso que nos conducirá hasta lo más profundo del valle que se sitúa a escasos 200 m sobre el nivel del mar. Los espectaculares paisajes dejaran paso a frondosos bosques donde los castaños, las hayas y un gran número de especies autóctonas nos amenizaran un trayecto más exigente de lo esperado.

Etapa 06 La Mesa-Grandas de Salime Camino Primitivo

La etapa 06 La Mesa-Grandas de Salime del Camino Primitivo con 15,8 Km parte desde la pequeña aldea de La Mesa 0 Km donde nos despediremos de su agradable ubicación para enfrentarnos, sin tiempo para prepararnos, a un duro ascenso que nos hará encaramarnos a la peña de los Coriscos o Buspol recorriendo su ladera, evitándonos así coronar su cumbre poblada de molinos eólicos. Ya más desahogados nos espera la pequeña Capilla de Santa Marian de Buspol 2,3 Km desde donde emprendemos el vertiginosos descenso hacia la cuenca del río Navia. Un recorrido que nos permitirá disfrutar de las magníficas vistas que ofrece, donde podremos escudriñar el trazado de posteriores etapas a la par que nos imaginamos ya en Grandas de Salime, más lejano todavía de lo que nos quiere hacer creer. Un descenso, que a la par de hacernos perder altura nos va introduciendo en el interior de un espeso bosque donde dispondremos de los primeros momentos de sombra en el que poder refrescarnos los calurosos días de verano.

Peregrina descendiendo hacia el embalse

El embalse hacia el que nos dirigimos engulló bajo sus aguas un buen número de aldeas entre las que se encontraba Salime hacia donde desciende uno de los caminos que dejamos atrás y donde en contadas ocasiones podíamos encontrar una barca que nos cruzaba al otro lado del embalse. El engañoso trazado, como si de una verdadera montaña rusa se tratase, nos obliga a remontar por un ínstate la montaña para rápidamente tirarnos ladera abajo a través de una serpenteante senda que nos conduce directos al encuentro con la carretera. Una carretera que será la encargada de guiarnos casi en su totalidad y no sin esfuerzo hasta Grandas de Salime. La imponente presa que llego a ser la segunda en capacidad de toda Europa nos espera más adelante, pero antes de cruzarla no podemos resistirnos a adentrarnos en el mirador que su propio arquitecto diseño para el deleite de propios y extraños. Dejamos atrás la destacable obra de ingeniería para emprender el largo ascenso que nos separa del final de la etapa. Vistalegre 10,4 Km, o mejor dicho los edificios que la componían nos hablan de los operarios que aquí vivieron mientras se llevaron a cabo las faraónicas obras.

Presa del embalse de Salime

Por delante el largo tramo de carretera continua obligándonos a esforzarnos para avanzar mientras vamos dejando con cada paso cada vez más abajo el embalse que se extiende hasta donde abarca nuestra mirada. A sabiendas de que la carretera, de seguirla nos llevaría hasta el mismísimo Grandas de Salime, nos entran las dudas de hacerlo y seguir su arriesgado curso o tomar el empinado sendero por donde continua el recorrido despidiéndonos por el momento del asfalto. Este sendero se resiste a dejar de seguir poniéndonos unas duras rampas al inicio, por suerte pronto cede a nuestro empeño y nos regala como recompensa al esfuerzo realizado un bonito recorrido hasta las mismas puertas de la localidad donde finaliza nuestra etapa. Cruzamos el arroyo de Grandas y nos adentramos en Grandas de Salime 15,8 Km donde nos espera su importante museo etnográfico o la iglesia del Salvador cuyos orígenes se remontan al siglo XII, donde damos por concluida esta trabajada etapa.

 

 

Leyenda

 

Cuenta la leyenda que hace ya muchos años, cuando el río Navia recorría impetuoso el escarpado desfiladero que había formado entre las montañas que lo encerraban y las gentes hablaban de lo agrestes y bellos que eran estos paisajes, el mismísimo diablo no pudo por más que acercarse a visitarlos. Sorprendidos por su belleza no dudó en menospreciar este singular paraje, no ocurriéndose mejor idea que saltar de risco en risco por encima del río burlándose de cuantos allí se encontraban, con tan mala suerte que resbaló al pisar una roca mojada y se precipitó al río donde se lo llevó la fuerza de la corriente. A duras penas el diablo logró aferrarse a unos arbustos y trepar hasta la orilla donde los que allí se encontraban cuentan que apenas se le alcanzaba a oír balbucear insistente la frase... ¡Eh logrado salime! ¡Eh logrado salime! ¡Eh logrado salime! y de ahí que a esta comarca se la conoce con el nombre de Salime.

 

Mira la fotografía de 360º

 

Haz doble clic en la imagen para verla a pantalla completa

 

SendimascotaZona mascotas

 

Complicado recorrido que puede causar a nuestro compañero más problemas de los esperados, a modo de lesiones generadas por el cumulo de kilómetros soportados hasta la fecha sumados al largo y exigente descenso que tiene que afrontar. Además no podremos evitar los largos tramos de carretera ni los empedrados senderos que esta etapa nos obliga a recorrer. Por lo demás, si nos ceñimos a la distancia a salvar, estamos ante una etapa relativamente cómoda donde tan solo su perfil debiera poner en apuros a nuestro amigo.

Sin puntos de agua o lugares donde poder reponer provisiones estamos frente a una etapa que nos obliga si o si a llevarle agua y comida suficientes para afrontar con solvencia el recorrido incluso aunque las temperaturas no sean tan altas como en verano.

Salvo en la primera parte del recorrido donde coincidiremos con el ganado y los perros que viven en las localidades de la etapa no nos debiéramos cruzar con más animales. Ojo no tenemos que olvidar que estamos en plena naturaleza y que esta zona es famosa por la fauna que en ella habita, aunque lo normal es que se guarden mucho de dejarse ver.

 

Ico_etapas

Ico_etapa_anteriorIco_etapa_siguiente

 


Esta etapa ha sido realizada sobre el terreno por SENDITUR el 17-09-2.016. La etapa puede variar mucho en función de la época del año, de las condiciones meteorológicas y del terreno, así como por las acciones de terceros y de la evolución sufrida por el medio natural donde se ubica. SENDITUR no se responsabiliza de cualquier mal uso o uso inadecuado de las guías comprensivas de sus rutas y/o publicaciones, ni de las variaciones por los motivos antes referidos que pudiera haber de sus descripciones y recomienda que cada uno sea responsable y prudente en la realización de la actividad. Igualmente, te invitamos a documentarte con libros y guías especializadas para complementar la información descrita. Todos los tiempos son aproximados y toman un carácter orientativo, no se han tenido en cuenta las paradas por pequeñas que sean. Para cualquier sugerencia, SENDITUR te invita a enviar un correo a

 

La etapa

 

De La Mesa a Grandas de Salime

 

La misma carretera por donde llegamos ayer, junto a la iglesia de La Mesa (0h 00min) dan el pistoletazo de salida a esta etapa 06 La Mesa-Grandas de Salime.

Comenzamos la Etapa 06 La Mesa-Grandas de Salime

Como ya nos había quedado claro el día anterior nos enfrentamos nada más empezar a una importante subida que mejor será tomársela con calma. Las marcas del GR unidas a las del camino nos  sirven de referencia para saber cuál de las carreteras debemos tomar.

Nos enfrentamos a un duro ascenso

El duro ascenso, bastante exigente y largo, sigue en todo momento la línea que marca la carretera haciéndonos ganar altura con cada paso a la par que nos acerca a los enormes molinos que anteriormente veíamos tan lejanos. Ascendemos cortando la ladera de la montaña buscando la manera de salvarla sin tener que coronar su cima.

El ascenso se hace algo duro

El duro ascenso llega a su final dejándonos en una amplia planicie en la que podemos contemplar lo que nos rodea con toda claridad, montañas y prados verdes solo alterados por los molinos y las enormes torres eléctricas.

La carretera sigue marcándonos el camino a seguir

El recorrido nos permite ahora recuperar el aliento con toda tranquilidad, mientras que seguimos avanzando sobre el abrasivo asfalto ya sin ningún tipo de desnivel e incluso comenzando a perder algo de altura aunque por ahora muy suavemente.

Comenzamos a descender

Seguimos por el momento la carretera sin desviarnos en los caminos que nos encontramos.

Dejamos la carretera

Tras comenzar ya un descenso más evidente, en plena curva, nos encontramos ante nosotros con el camino que debemos seguir dejando ya la carretera.

Seguimos rodeados de vegetación

La vegetación envuelve la entrada del camino convirtiéndolo rápidamente en una estrecha senda. El sendero recorre el cercado de la granja que junto a la capilla de Santa Marina forman Buspol (0h 50min).

Pasamos por Buspol

Desde aquí ya poco nos queda para meternos de lleno en lo que será el intenso descenso que nos llevará hasta el embalse de Salime.

Dejamos atrás la pequeña capilla

Avanzamos por una maltrecha senda encajada entre un muro de pizarra que a cambio nos ofrece unas magníficas vistas del entorno que nos rodea.

Bordeamos el cercado

El sendero se encuentra con una portilla la cual tenemos que cruzar, para nada más cruzarla seguir por la izquierda prácticamente bordando el cercado que jalonaba nuestro camino hasta aquí.

Comenzamos a descender con fuerza

A los pocos metros nos encontraremos con una amplia senda que sale por nuestra izquierda. El Camino emprende entonces el descenso por ella y continúa haciéndonos bordear el murete que nos acompaña desde Buspol.

Ya vemos el embalse al que tenemos que bajar

Desde aquí ya podemos observar la población de Grandas de Salime hacia la que nos dirigimos y parte del trazado que recorreremos junto al pantano.

El camino comienza a serpentear por la ladera

El descenso, notablemente más acentuado, obliga a nuestra senda a serpentear por la ladera de la montaña buscando suavizarnos el desnivel que estamos afrontando.

El descenso con calma no tiene complicación

El cercado que andábamos bordeando queda ya a nuestra espalda mientras proseguimos perdiendo altura siguiendo la empinada senda compuesta de piedra suelta, firme que nos hace bajar con la prudencia necesaria para evitar resbalones y caídas.

Seguimos con el descenso

El sendero zigzaguea por la ladera de la montaña acercándonos y alejándonos del embalse, en contadas ocasiones nos encontramos con algún que otro camino, pero como viene siendo habitual la vegetación se encarga de mostrarnos claramente cuál es el recorrido a seguir.

Llegamos a un camino

Nuestra senda llega a su fin al toparse de repente con un amplio y algo maltrecho camino por el que debemos seguir descendiendo.

El camino comienza a ser engullido por la vegetación

Este camino, que bien parece un cortafuegos, sigue haciéndonos perder altura con cada paso, no sin precaución sobre todo si el terreno esta mojado.

Seguimos con las interminables eses del camino

A la par que perdemos altura la arbolada va ganando protagonismo ofreciéndonos la apreciada sombra que en los días de verano a buen seguro estamos echando de menos.

El desnivel sigue siendo evidente

El generoso descenso mantiene su incesante curso llevándonos de lado a lado de la ladera sin que todavía nos ofrezca un instante de reposo.

Finaliza la primera parte del descenso

Tras un vertiginoso descenso llegamos al cruce donde antiguamente se nos ofrecía la opción de bajar directamente hasta la orilla del embalse para cruzarlo en barca, librándonos de parte del recorrido a cambio de un importante esfuerzo para descender y posteriormente recuperar la altura perdida.

Continuamos siguiendo la pista

La nada segura presencia de la barca y el abrupto perfil a salvar han dejado en desuso este atajo, desde el que nos sorprenderá un cambio de tendencia de nuestro camino.

Este tramo nos rompe un poco el ritmo

Y es que por suerte o por desgracia nos toca una pequeña subida que precede a un ondulante tramo que nos lleva cortando la pared de la montaña.

Llega a parecernos que nos estamos alejando mucho del embalse

Esta parte del recorrido nos llega a hacer dudar de lo correcto de nuestra marcha ya que parece empeñarse en alejarnos del pantano a la par que nos hace recuperar algo de altura.

Ojo no te saltes este desvío

Pero nada más lejos de la realidad ya que tras un buen rato cortando la pared de la montaña llegamos al momento de abandonar nuestro camino y girar radicalmente para seguir una estrecha senda que se precipita a través del frondoso bosque.

La senda vuelve a perder altura con rapidez

El estrecho sendero vuelve a plantearnos un fuerte y serpenteante descenso por el interior del bosque.

Llegamos a la carretera

Giros y más giros que nos conducen irremediablemente al encuentro con la carretera tras salvar el talud que la bordea, donde se nos unirán los ciclistas que en Berducedo siguieron su curso.

Nos esperan unos cuantos kilómetros de carretera

Por delante nos espera un largo y peligroso tramo de carretera que en primera instancia nos acerca hasta la presa del embalse.

Cruzamos la imponente presa

El Camino atraviesa la presa del embalse de Salime para emprender el ascenso hacia la localidad que le da nombre. Seguimos en todo momento el curso de la carretera que deja atrás la presa y comienza a ganar altura dejando nuevamente el embalse a nuestros pies.

Comienza un tedioso ascenso

La carretera nos lleva a cruzar lo que queda de la localidad de Vistalegre (3h 00min) mientras prosigue con su enrevesado trazado ganando metros a la ladera de la montaña.

Las sendas nos harán saltar el quitamiedos

En ocasiones un estrecho sendero  nos permite poner entre el tráfico y nosotros el quitamiedos, pero en la mayoría de las ocasiones termina obligándonos a saltarlo al encontrarnos de golpe con el final del sendero.

El embalse cada vez queda más abajo

El largo itinerario por carretera apenas nos da un pequeño respiro mientras nos hace ir dejando cada vez más abajo el embalse.

Seguimos en todo momento la carretera

Los escasos senderos o caminos con los que nos encontramos no suponen duda alguna ya que la carretera será nuestra compañera casi hasta el final de la etapa.

La fotografía está tomada desde el cruce, no dejamos la carretera de Grandas en ningún momento

Dejamos atrás un cruce con otra carretera para proseguir con el ascenso encajado entre paredes de piedra que aún nos dan menos margen de maniobra con los vehículos que por aquí pasan.

O por la peligrosa carretera o por la empinada rampa

Por suerte nos encontramos con el desvío que nos arrancará del asfalto evitándonos el trozo de carretera que nos separa de Grandas de Salime y que los ciclistas deben de seguir. Una vez tomado el desvío comenzamos un corto pero muy empinado ascenso, motivo por el cual muchos peregrinos prefieren jugarse el tipo y seguir por la carretera.

 La rampa es corta pero intensa

Si bien es cierto que la rampa se las trae y que de estar con barro es aún más exigente, con la suficiente paciencia salvaremos el corto tramo con mayor desnivel y nos evitaremos la peligrosa carretera. La senda sube muy rápidamente, volviendo a serpentear y metiéndonos directamente en el bosque.

La senda va perdiendo su fuerte pendiente

Por suerte al cabo de poco tiempo la senda pierde su gran intensidad y nos permite subir algo más cómodos.

El recorrido es mucho más agradable que por la carretera

La senda discurre a media ladera y con un firme no en muy buen estado, sobre todo si ha llovido, por lo que tendremos que andar con cuidado para evitar tropezarnos con las raíces que pueblan el camino o patinarnos con las lascas que sobresalen del suelo.

Ya estamos próximos al final de esta etapa del Camino Primitivo

La senda nos lleva a través de un espeso bosque acercándonos hacia la localidad donde finaliza la etapa cuyas primeras edificaciones ya se pueden observar entre los árboles. Comenzamos el pequeño descenso que nos llevará al encuentro de la carretera que antes habíamos dejado.

Bajamos hacia la carretera

El sendero, convertido ya en un cuidado paseo, nos lleva directos a la carretera en las mismas puertas de la localidad.

Dejamos la carretera

Unos metros más adelante tenemos la calle que cruzando el río nos introduce en la localidad.

Nos adentramos en la localidad

Cruzamos el río para proseguir el recorrido que nos adentra en la población y que nos hace pasar junto al museo etnográfico.

Llegamos a Grandas de Salime

La calle por la que entramos nos conduce directamente al ayuntamiento de Grandas de Salime (4h 40min) y unos metros más adelante la iglesia de San Salvador de Grandas donde finaliza esta etapa.

 

Ico_etapas

Ico_etapa_anteriorIco_etapa_siguiente

 


Toda la información relacionada con la etapa, textos, imágenes, vídeos, mapas, esquemas, tracks, poblaciones, y lugares de interés turístico están publicadas a título orientativo, pudiendo no coincidir con el estado actual de cada lugar. Antes de realizar cualquier actividad, valora tus conocimientos técnicos, tú forma física, infórmate sobre la meteorología y las variaciones que hubiera podido sufrir la ruta, equípate correctamente, sé prudente y responsable en todo momento, no sobrepasando tus capacidades. Desde el compromiso de SENDITUR con la  Naturaleza y el respeto al equilibrio del medioambiente, SENDITUR te insta a viajar de una forma responsable, con bajo impacto ambiental y respetando en todo momento el entorno Natural, Cultural y Social de allí por donde pases. Para cualquier sugerencia, SENDITUR te invita a enviar un correo a

 

SendigrinoFicha técnica

 

Distancia total. 15,8 Km

 

Tiempo total. 4h 40min

Aunque pudiera parecer que al ser gran parte de la etapa en descenso debiera de llevarnos mucho menos tiempo, al menos como norma general estamos frente a un recorrido incomodo que no nos dejara avanzar con rapidez dado su desnivel y que además nos brindara duras rampas que ralentizarán nuestro avance.

 

Época del año. Para disfrutar del paisaje en los días despejados

Esta etapa combina pastizales de altura desde los que podremos deleitarnos con las magníficas panorámicas que ofrecen, con frondosos bosques que nos envolverán con sus árboles y arbustos. Sin duda uno de los atractivos de la etapa es el embalse de Salime, su estado puede ofrecernos espectaculares estampas como la que se da al desaguar los sobrantes de agua embalsada en él. El invierno también puede ofrecernos unas bellas panorámicas, pero su dureza por estas tierras casi hacen de sus postales unas exclusivas imágenes reservadas para los habitantes de esta zona.

 

Material necesario. Lleva a mano un calzado cómodo

Si bien en el descenso, empedrado y resbaladizo, se agradecen unas buenas botas que nos ofrezcan agarre y estabilidad, en los largos tramos por carretera nos serán más confortables unas zapatillas que nos descarguen el pie y nos ayuden a conservar la bota para terrenos más propicios. Los bastones sin lugar a dudas serán unos buenos aliados tanto en los descensos como en las duras rampas que afrontaremos, tampoco es mala idea equiparnos, para los trayectos por el asfalto, de prendas u objetos reflectantes que nos ayuden a ser vistos. Las diferencias térmicas en esta etapa son todavía más patentes si cabe pudiéndonos encontrar unos cuantos grados de variación entre el valle y la montaña, ojo incluso al revés de lo esperado. Por todo ello debemos ser previsores y conocer las previsiones del tiempo para adecuar nuestra ropa y equipamiento no solo a las condiciones climatológicas de cada época del año sino también a las especiales circunstancias que aquí nos podemos encontrar.

 

Desnivel acumulado. 1.815 m   Desnivel positivo. 753 m   Desnivel negativo. 1.062 m

 

Altitud máxima. 1.040 m   Altitud mínima. 240 m

 

Dificultad. Moderada

 

Física

Viniendo de las etapas que venimos ésta nos podría parecer poca cosa dado su kilometraje, pero nada más lejos de la realidad, estamos frente una etapa exigente ya no solo en los físico sino también muscularmente, en la que es relativamente fácil lesionarnos debido a la carga de kilómetros y esfuerzos que llevamos. Nos esperan fuertes desniveles, tanto negativos como positivos, que no nos darán un momento de respiro. Bien es cierto que la relativa corta distancia contribuye a poder tomarnos esta etapa con cierta calma, si así lo necesitamos, rebajando el nivel que de lo contrario tendría.

 

Precaución

Las empedradas y resbaladizas rampas junto a los trayectos por carretera son los mayores peligros que nos vamos a encontrar, siempre, eso sí, que no nos salgamos del trazado marcado y las condiciones del terreno y la meteorología sean las adecuadas. La nieve y sobre todo el barro y el hielo, que sin lugar a dudas nos podemos llegar a encontrar en determinadas épocas del año, amplían considerablemente la dificultad del trazado obligándonos a equiparnos con el material apropiado que nos ayude a progresar con seguridad en estas circunstancias. Ojo con la hojarasca seca, las raíces de los árboles húmedas y la gravilla de ciertas zonas, es mejor emplear unos minutos más que lamentar caídas o resbalones. Por supuesto ni que decir tiene que a nuestro paso por la presa debemos respetar las indicaciones de seguridad y el sentido común. No te fíes de la aparente calma en la carretera, las constantes curvas no permiten mucha visibilidad a conductores y peregrinos, llegándonos a encontrar de repente sin habernos percatado de su llegada.

 

Orientación

Seguimos coincidiendo con la señalización del GR que complementa a la del Camino, aun así al inicio del descenso si nos topamos con la niebla podemos llegar a tener problemas para seguir el curso del itinerario. Los caminos que recorremos, bien marcados en comparación con los que salen a su paso, y la carretera, hacen que seguir el Camino Primitivo en esta zona sea por lo general más sencillo. La entrada a Grandas de Salime es la que más problemas nos puede dar ya que las marcas no son tan fáciles de ver o incluso llegan a desaparecer debiendo seguir en todo caso el sentido común que nos lleva hacia el centro de la población.

 

Lugares importantes de paso

 

NOMBRE LUGAR DE PASOTIEMPO HASTA ÉLALTITUDDISTANCIACOORDENADAS UTM
 01-La Mesa0h 00min869 m0 Km29T 678392 4787387
 02-Buspol0h 50min980 m2,3 Km29T 676899 4788086
 03-Vistalegre3h 00min260 m10,4 Km29T 674402 4789087
 04-Grandas de Salime4h 40min560 m15,8 Km29T 672505 4787177

Coordenadas UTM Datum WGS84

 

Perfil de la etapa

Perfil de la etapa

Cartografía

Mapa topográfico con el recorrido

IGN

 

Este esquema con el trayecto es aproximado y ha sido creado a partir de la base cartográfica derivada © Instituto Geográfico Nacional  "Cuadrante 050, 049, 1:50.000"

 

Tracks y mapas

Senditur ha manipulado los tracks para corregir los puntos aberrantes que pudieran existir, ocasionados por problemas con la recepción de la señal GPS. En cualquier caso son siempre aproximados.

 

Sigue al peregrino virtual

 

 

Información y señalización virtual de la etapa disponible para:

 

Ico_Android     Ico_iOS

 

SENDITUR te anima al uso de las nuevas tecnologías a tu alcance, utilizándolas a modo de apoyo y consulta en tu actividad, no basando la realización y la orientación de la misma única y exclusivamente en ellas, ya que éstas pueden ver alterado su funcionamiento por muy diversas causas, no funcionando correctamente y llegando a no ser precisas sus indicaciones. SENDITUR no se responsabiliza de cualquier mal uso y/o funcionamiento de sus guías electrónicas y recomienda que cada uno sea responsable y prudente en la realización de la actividad. Todas las opiniones, consejos y/o valoraciones realizadas por SENDITUR en sus descripciones están sujetas y/o se refieren a las condiciones específicas que SENDITUR se encontró el día concreto de la realización del recorrido, refiriéndose a ese día en concreto y siempre tomando como referencia a personas entrenadas y con la debida experiencia, con un nivel alto de preparación tanto física como técnica, además de correctamente equipadas, por lo tanto todas las opiniones, valoraciones y/o consejos son a título orientativo.

 

Ico_etapas

Ico_etapa_anteriorIco_etapa_siguiente

FICHA Y TRACKS

 

Equípate para la etapa

 

Elegir correctamente el material que debemos emplear en una etapa puede marcar la diferencia entre pasar un día agradable o no guardar un buen recuerdo del recorrido realizado. Adaptar nuestro equipo a las condiciones meteorológicas, las características de la etapa y las nuestras propias, es decir, equiparnos correctamente no solo nos ayudará en la etapa, también nos aportará una mayor seguridad. A continuación os proponemos algunos ejemplos que esperamos os sean de utilidad.

 

Ropa

 

El medio natural en el que nos movemos es cambiante, por ello la ropa que elijamos debe cumplir una serie de particularidades. Confort, transpirabilidad, resistencia, ligereza, o impermeabilidad varían en función de cada prenda y del uso al que la vayamos a destinar. Utilizar diferentes capas ampliará nuestras opciones permitiéndonos protegernos mejor del frío, el viento o la lluvia.

 

Primera capa

Camiseta

 

Al estar en contacto directo con la piel la característica principal que debe tener es una gran capacidad de evacuación del sudor, a la que hay que sumar un rápido secado. Otra de las funciones más desconocidas de esta capa es protegernos de los rayos del sol en verano. Camiseta técnica de alta transpirabilidad, manga larga, cuello alto y cremallera.

 

Segunda capa

Polar

 

La función principal de las prendas intermedias es retener el calor corporal, evacuar el sudor e incluso algunas prendas actuar de cortavientos protegiéndonos del frío. Habitualmente compuestas de fibras, deben ser de secado rápido, con resistencia a la abrasión y de poco peso, además de cómodas. Chaqueta de fibra con capucha, resistente al viento y con acabado repelente al agua.

 

Tercera capa

Impermeable

 

Prenda pensada para aislarnos en lo posible de las inclemencias del tiempo, lluvia, nieve, viento. Tiene que tener una buena relación entre impermeabilidad y transpirabilidad, además de ser ligera y resistente. Nos permite combinarla con las capas anteriores en función de las condiciones meteorológicas. Chaqueta impermeable-transpirable con membrana.

 

Pantalón

Pantalón

 

Pantalón de senderismo ligero y cómodo, confeccionado en tejido elástico para que se adapte mejor a nuestros movimientos, tiene que ser resistente y de secado rápido. Pantalón técnico, con refuerzos y tejido repelente al agua.

 

 


 

 

Calzado

 

El calzado es una parte fundamental de nuestro equipamiento, no tenemos que olvidar que habitualmente nos acompañará durante toda la actividad. Agarre, comodidad, transpirabilidad e impermeabilidad son algunas de las características que debemos tener en cuenta y que van de la mano junto a su rigidez y robustez, aspectos que hacen a cada calzado diferente y enfocado a un tipo u otro de uso y terreno.

 

Bota de senderismo

Bota de senderismo

 

Bota cómoda, ligera y estable que acompañe los movimientos del pie, impermeable y de secado rápido, además de una buena capacidad de transpiración y de adsorción de impactos contra el suelo a la hora de andar. Bota de caña media, con membrana y fabricada en cuero.

 

 


 

 

Complementos textil

 

En ocasiones los grandes olvidados, hasta que los echamos en falta o nos damos cuenta de su importancia. Protegen del frío, del viento, del sol o de la humedad las zonas más delicadas de nuestro cuerpo, las más expuestas a las inclemencias del tiempo y las que antes notan sus efectos. 

 

Calcetines

Calcetines

 

Uno de los complementos más importantes a tener en cuenta. Tienen que mantener el pie seco y fresco, evitar rozaduras, ser confortables y resistentes, es muy importante que tengan un buen rendimiento termal, es decir, regular la temperatura del pie en función de las condiciones meteorológicas. Elaborados en lana merina, cuentan con refuerzos en puntera y talones.

 

Gorras, pañuelos y sombreros

Gorra

 

Protegernos la cabeza de los rayos del sol, del frío y del viento es imprescindible en cualquier actividad que realicemos al aire libre, sobre todo si, como es el caso, vamos a estar varias horas a merced de los elementos. Tejido ultra ligero de alta transpiración, cuenta con ajuste por velcro.

 

Guantes

Guantes

 

Junto con los pies, las manos son las primeras en sufrir los efectos del frío, por lo que mantener su temperatura es sumamente necesario. Es importante que tengan un buen equilibrio entre la calidez del guante y la maniobrabilidad que nos permite, admite la composición por capas. Corte de bajo perfil, ajustados y finos.

 

 


 

 

Equipo, tecnología y accesorios

 

Su utilidad es indiscutible tanto a la hora de preparar o planificar nuestra actividad, como a la hora de realizarla. Electrónica, transporte, seguridad… todo un mundo de accesorios en constante evolución que nos ayudan al mismo tiempo que nos exigen conocerlos y saber usarlos correctamente para sacarles el máximo partido.

 

Mochila

Mochila

 

Tamaño, estructura y sistemas de ajuste, junto con los detalles técnicos y materiales empleados, son variables que debemos observar para obtener un modelo adecuado a nuestras necesidades. Mochila para grandes travesías, múltiples bolsillos exteriores y compartimentos interiores, capacidad aproximada 45l.

 

GafasGafas

 

Elemento fundamental en nuestra actividad al aire libre para evitar lesiones oculares, al resguardar nuestros ojos no solo del sol, sino también del viento y del frío. Gafas de sol cat.3

 

Bastones

Bastones

 

Nos proporcionan estabilidad en terrenos complicados, liberan a las piernas de parte de la tensión y sobrecarga que sufren, activan la circulación del tren superior del cuerpo. Bastones telescópicos con antichoque.

 

Iluminación

Frontal

 

Madrugones para aprovechar el día, recorridos que se alargan más de lo previsto o situaciones de poca visibilidad en las que por seguridad es importante ser vistos. Buena capacidad lumínica y amplia duración de uso son puntos a valorar a la hora de elegir el frontal que llevaremos. Frontal con hasta 5 modos de iluminación, 3 de luz blanca y 2 de luz roja.

 

Botiquín

Botiquín

 

Uno de los imprescindibles en nuestra mochila, te ayudará a solucionar pequeños imprevistos que pueden surgir en el medio natural y a los que estamos expuestos, picaduras, rozaduras, urticarias… Botiquín básico de primeros auxilios.

 

Mapas, Brújula y GPS

 

Mapa y brújulaMuchos de los recorridos que realizamos suelen estar perfectamente señalizados y bien definidos, aun así en nuestra mochila nunca deberían faltar los elementos necesarios que, en caso de necesidad, nos permitan orientarnos, seguir la ruta y llegar a nuestro destino. Mapa, brújula, GPS… son unos buenos compañeros de viaje que nos proporcionan seguridad y nos ayudan en el medio natural. Guía de la etapa y mapa del recorrido.

 

Hidratación y alimentación

 

Cantimplora

Durante todo el año, en nuestros recorridos, debemos hidratarnos y alimentarnos adecuadamente. Los largos recorridos, el calor o la humedad juegan en nuestra contra haciéndonos perder energías y líquidos, vitales para nuestro organismo e importantes para no pasarlo mal en el recorrido. Cantimplora de 1l

 

 


 

 

Material para mascotas

 

No podemos olvidarnos de nuestro más fiel compañero que nos acompaña allí donde vamos recorriendo las mismas rutas, aguantando la misma lluvia o pasando el mismo frío. Por suerte hoy en día disponemos de una serie de complementos que nos permitirán protegerlo y equiparlo como es debido para que podamos disfrutar juntos de la ruta elegida. 

 

Localizador luminoso

Led perro

 

Tramos por carretera, por la noche o con mala visibilidad donde por su seguridad tenemos que hacer que le vean con mayor facilidad, además de verlo nosotros también en los casos en los que le llevemos suelto. Led de alta intensidad con varios modos de parpadeo.

 

Mochilas

 

Mochila Arnés

Nuestro perro también necesita agua, comida, su botiquín específico… una serie de equipamiento que no podemos dejarnos en casa, sobre todo si vamos a realizar largos recorridos. Mochila arnés con aproximadamente 9l. de capacidad.

 

 

Ico_etapas

Ico_etapa_anteriorIco_etapa_siguiente

FICHA Y TRACKS
LOCALIDADES

EL TIEMPO

CURIOSIDADES

¿Sabías que…

 

La presa del embalse de Salime llega a alcanzar algo más de los 125 m de altitud, el embalse se concluyó allí por el año 1.954 y sus aguas anegaron un gran número de pueblos que se asentaban entorno al desfiladero por donde corría el río Navia. Las obras de la presa han dejado las huellas de los trabajos realizados en la zona, como por ejemplo los edificios que acogían a los operarios que en ella trabajaron y que formaban parte de lo que hoy se conoce como el antiguo poblado de Vistalegre.

 

No te pierdas…

 

Los miradores de la presa y del embalse de Salime que encontrarás a lo largo del recorrido por la carretera. El primero, antes de llegar a la presa, te hará adentrarte en una especie de refugio antiaéreo desde el que podrás contemplar la presa y el discurrir del río tras su paso por el embalse. El segundo más evidente, te dará una perspectiva del embalse y de las montañas que acabas de recorrer.

 

 SERVICIOS TURÍSTICOS

 

Servicios Turístico Senditur

 

 CAMINAMOS CONTIGO

Entero o por partes

 NO TENGAS DUDAS 

 

Con nuestra App dispondrás de la señalización virtual de los cruces del Camino, para que siempre sepas por dónde continúa tu recorrido.

Además podrás descubrir lo que tienes a tu alrededor, las localidades, los lugares de interés o las fuentes, las zonas de descanso y mucho más.

 

Ico_móvil

Información disponible:

Señalización virtual de la etapa

Descubre lo que te rodea

Ico-Android     Ico-iPhone

 

 COMPARTE TU EXPERIENCIA

 

Comparte tus experiencias

 

Te agradeceríamos que nos escribieras para informarnos de cualquier dato erróneo o no actualizado que hayas encontrado, o simplemente para hacernos llegar tu opinión a Muchas Gracias.

 

 COMPROMISO ECOLÓGICO

 

Respeta el Camino Mantenlo limpio

Castro de Chao Samartín

Castro de Chao Samartín

Castro, Principado de Asturias

Joya castreña, espacio sagrado