Volver arriba

 

Eucaliptos, pulpo, antiguas aldeas… Galicia

 

El río Ruxían, en Palas de Rei, es el primero de los muchos que conoceremos en un recorrido que nos llevará en un continuo sube y baja de una cuenca a otra salvando las lomas y cerros que las albergan. Un paisaje que entremezcla las arraigadas aldeas y localidades gallegas con los prados de verdes intensos y los oscuros bosques en los que, aduras penas aguantan las especies autóctonas que antaño los poblaban. Un recorrido que nos transporta entre tradiciones e historia jacobea sumergiéndonos en la cultura y la gastronomía de una tierra rica en ambas.

Etapa 27 Palas de Rei-Arzúa del Camino de Santiago

 

La etapa 27 Palas de Rei-Arzúa del Camino Francés con 28,6 Km parte de Palas de Rei 0 Km cuya comarca alberga innumerables muestras de su amplísima historia, como el Castillo de Pambre del siglo XIV. Carballal 1,5 Km es la siguiente población que conoceremos, el Camino de Santiago nos conduce por cuidadas aldeas como la de San Xiao do Camiño 3,4 Km que junto a su crucero y su iglesia románica del siglo XII son la antesala de nuestro paso por el río Pambre, que de seguir su curso nos llevaría hasta el histórico castillo que toma su nombre. Ponte Campaña 4,5 Km y Casanova 5,7 Km son las últimas poblaciones del Camino Francés a su paso por la provincia de Lugo y preceden al río Do Vilar. El recorrido al paso por este río atraviesa el lugar conocido por Porto de Bois donde se mantuvo una dura batalla entre Enrique de Trastámara y el conde de Lemos, Fernán Ruiz de Castro, que se inclinó a favor del primero. O Coto 8,5 Km es la primera población por la que pasaremos en la provincia de A Coruña, que rápidamente cede el testigo a Leboreiro 9,2 Km el cual nos muestra su iglesia de Santa María del siglo XII.

Verdes prados

El río Seco es todo lo que nos separa de la pequeña aldea de Desecabo 9,6 Km, desde donde nos espera un monótono recorrido por el páramo que nos llevará hasta el siguiente valle al que tenemos que descender. El río que ahora cruzamos da nombre a la localidad que baña, Furelos 13,1 Km cuyo puente medieval nos permite adentrarnos en ella y nos permite contemplar su iglesia de San Xoán del siglo XIX. Tras esta coqueta localidad nos aguarda la gran Melide 14,4 Km que alberga, según se dice, el crucero más antiguo de Galicia junto a la pequeña capilla de San Roque. La localidad esconde un buen número de lugares para descubrir, como el museo da Terra de Melide, la iglesia de San Pedro en la plaza del Convento o el Centro de Interpretación del Camino entre otros atractivos culturales a los que sin duda tendremos que sumar los gastronómicos, además de ser el punto de encuentro entre el Camino Francés y el Camino Primitivo. Tras subir al cerro donde se ubicaba el antiguo castro que dominaba la villa nos dirigimos en un rápido descenso hasta Santa María de Melide 15,5 Km donde nos espera su cuidada iglesia románica.

Puente sobre el río Furelos

El río Catasol y el Valverde amenizan, junto a los bosques y los campos que atravesamos, nuestro avance hasta A Peroxa 20 Km desde la que llegaremos rápidamente a Boente 20,4 Km y su fuente Saleta. La iglesia de la localidad nos despide de ella encaminándonos hacia el río del que Boente toma su nombre para desde allí, en un incansable sube y baja, pasar junto a la aldea de A Fraga Alta 22,5 Km y disfrutar de las muchas aldeas que nos rodean como Pedrido, O Río y tantas otras que forman Castañeda. Sin darnos cuenta y tras dejar atrás algún riachuelo más, nos encontramos a las puertas del puente medieval que nos servirá para cruzar el río Iso y entrar en Ribadiso de Baixo 25,7 Km donde se encontraba el antiguo Hospital de San Antón. Desde aquí nos queda un incómodo ascenso que nos llevará hasta Arzúa 28,6 Km famosa en parte por el queso de Arzúa, que se elabora artesanalmente con leche entera de vaca y se produce en toda la comarca además de en varias poblaciones de Lugo. Esta localidad es el punto final de etapa elegido por muchos peregrinos, no solo del Camino Francés sino también del Camino del Norte que confluyen en ella.

 

 

Truco

 

Todas las localidades del Camino merecen un pequeño alto para conocer su historia, sus gentes y sus rincones y Melide es una de las que muchos peregrinos tienen señalada en su hoja de ruta, tanto por su importante valor cultural como por el gastronómico, es famosa en el Camino por la calidad de su Pulpo a Feira. La relativa proximidad entre las diferentes localidades que restan hasta Santiago y la gran cantidad de servicios orientados al peregrino que encontraremos en los kilómetros restantes nos permiten organizarnos el resto de etapas a nuestro acomodo, como por otra parte tiene que ser lo normal desde el inicio. Si queremos hacer noche en Melide podemos cambiar las dos etapas siguientes o ampliar a una más para así parar también en Arzúa.

 

Mira la fotografía de 360º

 

Haz doble clic en la imagen para verla a pantalla completa

 

Zona mascotas, el Camino de Santiago con mi perro

Sendimascota

 

Etapa bastante exigente tanto en el kilometraje como en el desnivel total que tiene que salvar, por suerte la alternancia en los diferentes tipos de firmes y las abundantes zonas de sombra nos facilitan el poder regular mejor el esfuerzo al que exigimos a nuestro compañero. Especial atención como ya viene siendo habitual, debemos prestar al cruce con las carreteras y a nuestro paso por las localidades de mayor tamaño por las que transitaremos en esta etapa. Por supuesto, tanto antes como después de la etapa, es aconsejable prestarle los cuidados oportunos a sus patas, la hidratación y comprobar que no tenga heridas es fundamental para que disfrute del recorrido.

El agua no tendría que ser un problema ya que a las fuentes que encontraremos en las poblaciones que pasaremos tenemos que sumar algún que otro arroyo y río donde nuestro amigo se podrá refrescar, al contar estos con accesos relativamente sencillos y caudales sosegados. Además son varias las áreas de descanso donde podremos darle un respiro y permitirle recuperar fuerzas.

El ganado es uno más del Camino y no será raro encontrarnos a los lugareños acompañando a las vacas de un prado al otro, también nos cruzaremos con unos cuantos perros que viven en los diferentes lugares por los que pasaremos, aunque como norma habitual suelen estar en recintos cerrados no será raro que alguno salga a saludarnos.

 

PUEBLOS Y CIUDADES DEL CAMINO DE SANTIAGO

Ico_HotelIco_AlbergueIco_HostalIco_RestauranteIcoCafeteriaIco_SupermercadoIco_FarmaciaIco_CajeroautomaticoIco_VeterinarioIco_Taller_de_BTT
Palas de ReiIco_Mas_Info​​ Ico_OkIco_OkIco_OkIco_OkIco_OkIco_OkIco_Ok 
CarballalIco_Mas_Info         
San Xiao do CamiñoIco_Mas_Info Ico_Ok       
Ponte CampañaIco_Mas_Info Ico_Ok        
CasanovaIco_Mas_Info Ico_Ok        
O CotoIco_Mas_Info  Ico_Ok Ico_Ok     
LeboreiroIco_Mas_Info          
DesecaboIco_Mas_Info          
FurelosIco_Mas_Info   Ico_OkIco_Ok     
MelideIco_Mas_InfoIco_OkIco_OkIco_OkIco_OkIco_OkIco_OkIco_OkIco_OkIco_OkIco_Ok
Santa María de MelideIco_Mas_Info    Ico_Ok     
A PeroxaIco_Mas_Info    Ico_Ok     
BoenteIco_Mas_Info Ico_Ok        
A Fraga AltaIco_Mas_Info​​ Ico_Ok  Ico_Ok     
Ribadiso de BaixoIco_Mas_Info​​ Ico_OkIco_OkIco_OkIco_Ok     
ArzúaIco_Mas_Info​​ Ico_OkIco_OkIco_OkIco_OkIco_OkIco_OkIco_OkIco_OkIco_Ok

 

Ico_etapas

Ico_etapa_anteriorIco_etapa_siguiente

 

 


Esta etapa ha sido realizada sobre el terreno por SENDITUR el 11-10-2.015. La etapa puede variar mucho en función de la época del año, de las condiciones meteorológicas y del terreno, así como por las acciones de terceros y de la evolución sufrida por el medio natural donde se ubica. SENDITUR no se responsabiliza de cualquier mal uso o uso inadecuado de las guías comprensivas de sus rutas y/o publicaciones, ni de las variaciones por los motivos antes referidos que pudiera haber de sus descripciones y recomienda que cada uno sea responsable y prudente en la realización de la actividad. Igualmente, te invitamos a documentarte con libros y guías especializadas para complementar la información descrita. Todos los tiempos son aproximados y toman un carácter orientativo, no se han tenido en cuenta las paradas por pequeñas que sean. Para cualquier sugerencia, SENDITUR te invita a enviar un correo a

 

Descripción de la etapa 27 del Camino Francés

 

De Palas de Rei a San Xiao do Camiño

 

El edificio del ayuntamiento de Palas de Rei (0h 00min) nos da la señal de salida en esta jornada.

Descendemos la travesía del Peregrino

Como no podía ser de otra forma el recorrido comienza descendiendo por la travesía Peregrino, en busca de la carretera que dejamos a nuestra espalda y con la que nos volveremos a encontrar al final de esta calle.

Cruzamos la calle

Nada más llegar a su altura debemos desviarnos unos metros hacia la derecha, ya que el Camino atraviesa la carretera para salir de la ciudad entre dos casas que hay al otro lado de la calle.

Salimos de Palas de Rei

Nos despedimos de Palas de Rei siguiendo un empedrado andadero que nos lleva entre huertas y prados. Este enlosado camino nos marca el rumbo a seguir al encontrarnos con una pista que llega desde la cercana nacional hacia donde nos encamina nuestro itinerario.

Cruzamos la carretera

Al llegar a su encuentro debemos cruzarla, ya que el recorrido prosigue al otro lado. Rápidamente la pista empedrada que nos trajo hasta aquí se encuentra con una nueva carretera donde, ahora sí, acaba su compañía.

La pista asfaltada nos evita seguir la nacional

Es bastante probable que en el cruce anterior, con la nacional, nos hayamos encontrado con alguna señal o con algún peregrino que continua el rumbo que sigue ésta, ya que ambas opciones se vuelven a unir un poco más adelante.

Seguimos sin desviarnos

Este pequeño rodeo que da el Camino nos lleva por una zona urbanizada, siguiendo la carretera que la recorre que nos lleva en paralelo a la cercana nacional. Como ya sabíamos, al cabo de poco rato nos volvemos a reencontrar con la inseparable carretera por la que debemos continuar.

Nos toca seguir la nacional sin desviarnos en ningún cruce

Este tramo, todavía con su correspondiente acera, nos lleva sin más desvíos hasta alcanzar el punto final de la seguridad que nos aporta la acera.

Llegamos al final de la acera

Aquí nuevamente el recorrido abandona por unos metros la nacional para describir un semicírculo siguiendo parte de su antiguo trazado y evitándonos así continuar por el casi inexistente arcén de la nacional.

Un corto tramo por la senda junto a la nacional

Al reencontrarnos con la carretera dispondremos de una estrecha senda que nos servirá para recorrer la escasa distancia que nos separa del comienzo de la pista por la que debemos proseguir.

Nos despedimos por ahora de la nacional

No debemos caer en la tentación de continuar por la nacional aun a sabiendas de que volveremos a unirnos a ella algo más adelante, el intenso tráfico que soporta y su escaso espacio en los laterales lo hace muy desaconsejable. La pista en bastante buen estado, pero por lo normal algo embarrada en alguno de sus tramos, nos hará ir ganando altura rápidamente dejando a nuestra espalda la bulliciosa nacional.

La pista está en bastante buen estado

Carballal (0h 20min) surge entre la vegetación sin que nos demos cuenta haciéndonos más agradable el avance por este frondoso tramo. Seguimos dejando atrás los edificios que forman esta localidad junto a los diferentes caminos con los que nos vamos encontrando.

Atención, no saltarse el desvío

El recorrido nos lleva desde Carballal de Arriba hasta Carballal de Baixo no sin antes obligarnos a estar atentos ya que el recorrido gira bruscamente a la izquierda al llegar a un cruce poco después de pasar unas solitarias casas.

 Este tramo está algo peor

Desde aquí nos dirigimos ya claramente hacia la nacional de la que nos habíamos estado separando hasta este momento. 

A volver a cruzar la nacional

Nada más llegar a su altura tenemos que, una vez más, cruzar al otro lado para seguir el andadero que se inicia en este lugar y que nos evita seguir el peligroso asfalto.

El andadero nos separa de la nacional

Este andadero nos lleva directamente hasta una pequeña área de descanso que usa una antigua curva de la nacional.

Nos volvemos a meter en el bosque

Al llegar a ella el recorrido se introduce en el espeso bosque siguiendo una escondida pista que encontramos a nuestra izquierda en la zona de descanso. 

Seguimos por corredoiras en el bosque

La pista, en claro descenso y rodeados de los típicos eucaliptos de Galicia además de otras especies de árboles, nos lleva sin más desvíos recorriendo el espeso bosque del que saldremos en contadas ocasiones. 

Ojo con el barro

Esta parte del recorrido tiene la complicación añadida de la cantidad de ramas y hojas secas que llegan a cubrir la pista por donde caminamos a lo que se le suma la embalsabilidad de parte del recorrido que contribuye a encontrarnos con zonas tremendamente embarradas. Por lo demás no encontraremos mayores complicaciones.

Cruzamos el arroyo

Muestra de la gran cantidad de agua que fluye por la zona es la improvisada pasarela hecha con grandes piedras que nos ayuda a cruzar la zona más anegada de agua.

Salimos al asfalto

Poco después de pasar esta zona la pista, ya sin la protección del bosque, se sale a una estrecha carretera por la que seguiremos unos metros hasta el próximo desvío.

Volvemos al camino de tierra

Rápidamente llegamos al momento de abandonar el asfalto para seguir por el camino que nos llevará hacia la siguiente localidad.

Un pequeño desvío obligatorio

Esta pista a visto alterado su recto discurrir por las obras de la inconclusa autovía que aún hoy sigue cortando el paso, obligándonos a tomar un pequeño desvío para no pasar bajo ella, al no estar acabado el túnel que la cruza.

Vamos en busca del trazado original

El desvío nos lleva entre las obras, pasando junto al puente que salva el originario trazado del Camino, para devolvernos a él una vez atravesemos la zona en obras. Nuevamente en el trazado original irán saliendo a nuestro paso las primeras edificaciones de la cercana población que nos espera.

Llegamos a San Xiao do Camiño

La pista por la que vamos finaliza al encontrarse con la estrecha carretera que nos servirá para adentrarnos en San Xiao do Camiño (0h 50min).

 

De San Xiao do Camiño a Leboreiro

 

El itinerario continúa con el progresivo descenso que tiempo atrás habíamos iniciado, haciéndonos recorrer la localidad, dejando a ambos lados las calles y caminos que nos vamos encontrando.

Seguimos con el recorrido por la localidad

Un solitario crucero marca el centro de la plaza de San Xiao do Camiño, sirviéndonos de referencia para seguir con el descenso que nos lleva a pasar junto a la iglesia de la población.

La carretera es ahora nuestra compañera

El recorrido nos saca de la localidad siguiendo el curso de la carretera que nos acompañará por ahora en nuestro progreso.

Dejamos A Graña a nuestra izquierda

Al rato nos encontramos en un nuevo cruce donde el recorrido prosigue recto siguiendo la pista de tierra que tenemos frente a nosotros.

Seguimos entre las corredoiras

Las corredoiras siguen dándonos su apreciada protección que se agradece sobre todo los días de calor, además de permitirnos avanzar sin demasiadas complicaciones para saber cuál es el camino a seguir.

Continuamos por la carretera

La sombra del bosque finaliza al llegar junto a una casa, preludio de la carretera por la que debemos continuar hacia la próxima localidad del día, la cual ya podemos observar frente a nosotros.

Entramos a Ponte Campaña

Ponte Campaña (1h 05min) nos espera tras cruzar el río Pambre y abandonar nuevamente el asfalto poco después para comenzar el ascenso por la pista que nos lleva hasta el interior de la pequeña aldea.

Seguimos el camino principal

Tras dejar a nuestra derecha un camino, pasamos junto a las casas que forman esta localidad para comenzar a emprender, ahora sí, el largo y tendido ascenso que tenemos por delante.

El camino tiene varias sendas que intentan evitarnos el barro y el agua

Esta parte del recorrido, en no muy buen estado, nos obliga a un esfuerzo extra para ir ganando altura con cada paso, por suerte en gran medida estaremos al amparo de la sombra que nos ofrecen los árboles que nos envuelven.

Ahora toca seguir la carretera

El camino, que suele ser muy habitual encontrárselo bastante embarrado en algunas zonas, finaliza otra vez más al encontrarse con otra carretera local.

Atravesamos Casanova

Siguiendo por esta carretera pronto nos encontramos con la aldea de Casanova (1h 30min), aun en plena subida.

Seguimos con el ascenso

Tras atravesar esta localidad siguiendo siempre la carretera por la que llegamos, nos encontramos con un nuevo cruce en el que, prosiguiendo con el ascenso, seguimos la opción de la derecha de las dos que nos ofrece.

Dejamos la carretera

Casi al mismo tiempo que finaliza el ascenso lo hace nuestra andadura sobre el asfalto al encontrarnos con la pista por la que debemos continuar cuando el desnivel casi ha desaparecido.

El recorrido se hace bastante agradable

Los toboganes, auténticos rompe piernas, son la tónica habitual de las etapas gallegas y esta no podía ser una excepción, haciéndonos emprender un nuevo descenso encajados entre los campos y los árboles que los franquean.

Seguimos recto

El itinerario nos conduce hasta un claro en la espesura del bosque donde después de dejar a nuestra derecha e izquierda sendos caminos, comenzaremos con otra subida que poco a poco nos hará ir recuperando parte de la altura perdida.

Cruzamos otro río

El trayecto cruza un pequeño río y nos transporta entre verdes prados que, como es habitual, se andan alternando en el dominio del paisaje.

Seguimos progresando sin más desvíos

La pista se une con otra para juntas seguir haciéndonos avanzar restando los kilómetros que nos separan del cada día más cercano Santiago.

Seguimos sin desviarnos

Rápidamente nos volvemos a unir con otra pista que llega desde la no tan lejana carretera a la que irremediablemente saldremos algo más adelante. Como ya sospechábamos la pista nos lleva hasta la carretera que será nuestra nueva compañera de viaje.

Salimos a la carretera

Vamos progresando por lo que parece una zona residencial sin darnos cuenta de que estamos recorriendo los últimos metros del Camino por tierras de Lugo. La entrada en la provincia de A Coruña nos espera nada más dejar a nuestra izquierda la primera carretera con la que nos cruzamos.

Continuamos por la izquierda

Casi al momento de nuestra entrada en la última provincia por la que pasa el Camino Francés nos encontramos, en pleno cruce con la carretera que le da acceso desde la nacional, con la aldea de O Coto (2h 10min).

Dejamos atrás O Coto

Siguiendo por nuestra izquierda cruzamos velozmente la pequeña aldea para, antes de salir a la nacional, volver a girar a la izquierda y continuar por el escondido camino que nos llevará directamente hasta la siguiente localidad por la que pasaremos.

Una autopista de camino

Esta pista en perfecto estado nos lleva sin más desvío hasta el interior de Leboreiro (2h 25min), donde nos espera otro característico crucero del Camino.

 

De Leboreiro a Furelos

 

El Camino atraviesa linealmente la localidad dejando a ambos lados los desvíos que vamos encontrando.

Recorremos Leboreiro

Esta larga y empedrada calle nos saca hasta las afueras de Leboreiro llevándonos a cruzar el río Seco.

Otro río a cruzar

Nada más cruzarlo y sin casi darnos cuenta pasamos por la aldea de Desecabo (2h 30min), donde nos desviamos hacia nuestra derecha para seguir por una pista de tierra que nos saca rápidamente de la aldea.

Atravesamos Desecabo

Nos espera un tramo con bastantes cruces de caminos en los que por lo general la opción a seguir está indicada con un tapete de adoquines que nos señalan el rumbo a seguir.

El empedrado nos marca el camino a seguir

En los pocos casos, que no es así, el mejor estado de la pista por la que debemos continuar es lo que nos dará la pauta para decidir en caso de duda.

El camino a seguir suele estar bien definido

En cualquier caso la cercana nacional es quien nos indica la orientación adecuada, ya que el recorrido avanza paralelo a ella.

Seguimos recto alejándonos por ahora de la nacional

Son unos pabellones y una casa los que obligan a nuestra pista a desviarse, alejándose de la compañía de la nacional para buscar el lugar por donde salvar este escollo que se ha interpuesto a nuestro paso.

El recorrido discurre entre el polígono y la nacional

Pronto volvemos a recuperar el rumbo perdido dirigiéndonos a pasar entre la nacional y el polígono que forma el parque empresarial de la Madalena. El Camino atraviesa esta zona industrial recorriendo el páramo en el que se sitúa la gran zona de descanso que se creó aquí.

Bordeamos los pabellones

La nacional vira a la derecha, momento en el que nuestro itinerario se separa de ella para seguir bordeando unos pabellones que se interponen entre ambos. Este camino nos hace dejar atrás estos pabellones, para sacarnos a una amplia pista por donde tenemos que seguir.

Nos dirigimos hacia el bosque

Como antes, en caso de duda, es el andadero de adoquines el que puede sacarnos del apuro haciéndonos ver que debemos seguir recto sin casi desviarnos.

Comenzamos un nuevo descenso

La pista nos introduce en el bosque donde nos encontraremos con un nuevo desvío en el que esta vez deberemos seguir por la derecha comenzando un nuevo descenso que nos llevará hasta el siguiente objetivo.

Nos encaminamos hacia el puente

El descenso finaliza al encontrarse con el río y el camino por el que seguiremos en busca del puente que nos permitirá cruzarlo.

Cruzamos el río

El Camino cruza el río para adentrase en la localidad a la que da nombre, Furelos (3h 20min).

 

De Furelos a Melide 

 

Nada más cruzar el puente nuestro recorrido gira hacia la izquierda haciéndonos pasar junto a la iglesia de la localidad.

Entramos en Furelos

La calle totalmente empedrada nos sirve de referencia en la mayoría de los cruces indicándonos la dirección a seguir.

Ojo no salir a la carretera seguir por la izquierda

Seguimos recorriendo Furelos dejando atrás los diferentes accesos con los que vamos encontrándonos.

Salimos de Furelos

Sin habernos desviado, el trazado adoquinado nos lleva hasta las afueras de la localidad desde donde ya podemos observar la relativa cercanía de Melide.

Seguimos hacia Melide

A nuestra salida de Furelos y tras dejar a la izquierda una pista, comenzamos el tendido ascenso que nos conducirá sin lugar a perdida hacia la urbe que nos espera.

Seguimos recto

El recorrido, que sigue recto en todo momento, nos va introduciendo paulatinamente entre los edificios que van sustituyendo a los campos que nos rodeaban.

Seguimos en todo momento el trazado que nos marca el empedrado

Nuevamente es una calle empedrada la que nos conduce por el momento en nuestros primeros pasos por la localidad. Siguiéndola iremos avanzando sin hacer caso a los diferentes cruces con los que nos vamos encontrando.

Al final de la calle empedrada tenemos que seguir por la izquierda

Al poco tiempo el empedrado nos desvía encaminándonos hacia la nacional, que atraviesa la población convertida en una de sus calles principales. Al llegar a su encuentro seguiremos por la izquierda adentrándonos definitivamente en Melide (3h 45min), al seguir el recto trazado que nos marca esta amplia calle.

 

De Melide a Boente

 

Esta larga calle nos lleva hasta el parque de San Roque donde tras pasar junto a él llegaremos al cruce donde tenemos que girar a la derecha para buscar la continuación del Camino.

Después del parque el recorrido sigue por la derecha

Nada más comenzar la calle de la derecha vemos frente a nosotros una zona ajardinada a la que nos deberemos dirigir cruzando la calle.

Volvemos a cruzar para buscar la calle que nos sacará de Melide

Al otro lado son varias las calles que surgen entre los edificios que la delimitan, siendo la segunda de las que se inicia en este lugar la que debemos seguir, recuperando la línea que hasta hace poco nos había hecho seguir la nacional a su paso por Melide. En este lugar el Camino vuelve a darnos la opción de desviarnos y seguir las marcas que nos envían hacia la derecha haciéndonos dar un rodeo para visitar el casco histórico de Melide.

Comenzamos el recorrido por la calle que nos saca de Melide

El recorrido nos conduce sin más desvíos haciéndonos comenzar un nuevo ascenso que nos lleva hacia el antiguo castro desde donde se domina todo Melide.

Seguimos ya sin desvíos

No son pocas las calles que vamos dejando atrás antes de llegar a la parte más alta de este cerro donde nos despediremos de la localidad.

Salimos de Melide

Siguiendo recto nada más pasar junto a la tapia del cementerio emprendemos un rápido descenso que nos lleva hasta el lugar donde nos volveremos a encontrar con la inseparable nacional.

Cruzamos la nacional

El Camino la cruza para seguir recto por la carretera que tenemos frente a nosotros. Después de un relativo corto tramo siguiendo esta carretera, entre huertas y casas llegamos a unos pasos de peatones que nos señalan el momento de cruzar al otro lado para introducirnos en Santa María de Melide (4h 00min).

Cruzamos de nuevo ya que el Camino sigue por la derecha

El itinerario nos lleva a pasar junto a la iglesia dejándola a nuestra derecha para continuar sin mayores problemas por una pista de tierra en bastante buen estado.

Dejamos tras nosotros Santa María de Melide

Esta parte del recorrido nos lleva alternando los campos de pastos y las granjas  con las zonas sombrías que ofrecen los árboles que jalonan el camino.

Nos dirigimos hacia el bosque

Avanzamos dejando tras nosotros todos los cruces con los que nos encontramos dirigiéndonos hacia el siguiente tobogán de la etapa que por suerte nos introducirá en un bonito bosque.

Seguimos por la izquierda

Debemos estar atentos ya que nada más entrar en el bosque la pista por la que vamos se bifurca haciéndonos elegir la opción de la izquierda de las dos que tenemos.

Otro río más a cruzar

El río Catasol corta nuestra pista haciéndonos hacer equilibrios para atravesarlo por las grandes piedras que forman el improvisado puente por el que pasaremos.

El bosque nos acompaña un buen trecho

El camino a seguir, aunque bien definido, suele estar cubierto por las hojas secas de los árboles que nos rodean, pero nada en comparación con el estado de los otros caminos con los que nos iremos encontrando.

Llegamos al final del bosque

Pronto llegamos a los límites del bosque saliendo de él por nuestra derecha para afrontar un nuevo tramo de verdes prados.

Nos vamos en busca de la nacional

Al poco rato la pista nos vuelve a hacer girar a la derecha encaminándonos hacia un nuevo encuentro con el asfalto.

Seguimos unos metros junto a la nacional

Al llegar a la altura de la nacional tenemos que seguir la senda que en su lateral nos evita caminar por su arcén.

Salimos de la senda

Esta senda finaliza rápidamente al encontrarse con la pista por la que tenemos que continuar.

Seguimos sin desvíos

Una vez más nos vemos recorriendo una amplia pista en muy buen estado que nos hace seguir recto en otro cruce, conduciéndonos, ahora sobre lo que parece asfalto, hacia otro espeso bosque.

Seguimos por la derecha

Al poco de entrar en la protección del bosque el asfalto gira hacia la izquierda en el mismo lugar donde comienza otra pista de tierra que será nuestra nueva compañera y que nos hace seguir sin apenas desviarnos del rumbo que llevamos.

Atención en los pocos cruces por los que pasamos en el bosque

El camino recorre el interior del bosque, sin dejarnos desviarnos, en busca del mejor lugar para sacarnos de él. Ahora nos toca otra parte entre campos de cultivo que nos acercará hasta la siguiente población de la que ya poca distancia nos separa.

El asfalto nos hace de guía

El asfalto ha vuelto a reclamar su protagonismo sirviéndonos de referencia que nos señala el camino correcto a seguir. A nosotros se nos une la carretera que llega desde la nacional para juntos dirigirnos hasta A Peroxa (5h 10min).

Llegamos hasta A Peroxa

El recorrido nos transporta por la localidad siguiendo el curso descendente que irremediablemente nos encara hacia el cercano Boente.

Nos volvemos a encontrar con la nacional

El Camino vuelve a toparse con la nacional que le obliga a seguirla llevándonos hasta el centro de Boente (5h 15min).

 

De Boente a Ribadiso da Baixo

Cruzamos la nacional

Nada más pasar junto a la iglesia nos encontramos con el paso de peatones que nos ayudará a cruzar la transitada nacional para seguir por la calle que nos sacará de la localidad.

Buscamos las afueras de Boente

Esta empedrada calle se retuerce para hacernos recuperar la orientación perdida al cruzar, llevándonos a las afueras de Boente. Una vez más nos vemos descendiendo por una pista bien definida que nos lleva hasta otro nuevo cruce.

Cruzamos la carretera para seguir con el descenso

La pista se ve cortada por otra carretera local que debemos cruzar para seguir con nuestro descenso. El río Boente nos espera tras atravesar el túnel que esta vez nos evita tener que cruzar la pesada nacional.

Un buen lugar para recuperar fuerzas

Tras cruzar el río nos aguarda un nuevo tramo de subida que serpentea obligado en parte por los campos que recorre.

Seguimos con el ascenso

La subida bastante tendida nos vuelve a acercar hacia la nacional, aunque esta vez sin hacernos seguir por ella.

Seguimos hasta el final de la pista de tierra

La pista finaliza al encontrarse con la carretera que nos guiará hacia la siguiente población que tenemos que conocer, por suerte este tramo de carretera cuenta con un pequeño andadero que nos dará algo más de espacio.

Comienza el andadero que nos lleva hasta el siguiente cruce

Sin dejar la línea que nos marca este andadero seguimos el ascenso que nos llevará hasta A Fraga Alta (5h 55min), donde comienza la carretera por la que tenemos que continuar.

El recorrido sigue por la izquierda

Esta parte de la etapa nos permite contemplar mientras que avanzamos las aldeas que parecen asomarse al Camino ofreciéndonos la posibilidad de visitarlas de seguir las carreteras que vamos dejando atrás.

El Camino continúa por la izquierda

El área de descanso de Río Castañeda marca un cambio de rumbo que nos evita dirigirnos nuevamente hacia la nacional y que nos encara hacia otro tobogán más.

Continuamos recto

Dejamos tras nosotros la carretera que lleva a Doroña para seguir recto hacia otra zona sombría que nos espera más adelante.

Comienza la subida

Nos espera una fuerte subida que nos intentará evitar algún que otro camino que sale a nuestro paso. El recorrido se retuerce como si quisiera evitar que caigamos en la tentación de tomar estos desvíos.

Termina el fuerte ascenso

Pero es el final del exigente desnivel el que nos termina de convencer para no dejar el camino correcto que nos devuelve a campo abierto. Ya sin tanta exigencia continuamos alternando zonas sombrías con otras totalmente despejadas hasta un nuevo encuentro con la nacional.

Salvamos una vez más la carretera

Pero esta vez es un puente el que nos permite pasar sin jugarnos el tipo con el tráfico que discurre por ella.

El empedrado nos marca el rumbo correcto

Poco después de este puente llegamos a otro cruce en el que esta vez es el andadero de adoquines el mejor aliado para seguir el rumbo correcto.

Avanzamos sin salirnos del camino principal

Nos espera un rápido descenso en el que sin abandonar la pista asfaltada por la que vamos llegaremos a las puertas del siguiente objetivo del día.

Atravesamos Ribadiso

Ribadiso da Baixo (6h 50min) nos espera tras cruzar el mítico puente sobre el río Iso que nos permite acceder al interior de esta bonita localidad. 

 

Desde Ribadiso da Baixo hasta Arzúa

 

La última parte de la etapa nos vuelve a pedir un sobre esfuerzo para recuperar parte de la altura perdida desde el mismo momento en el que pasamos por Ribadiso.

Otra fuerte subida

El recorrido atraviesa la localidad haciéndonos dejarla atrás junto a una carretera que queda a nuestra izquierda.

Seguimos ascendiendo

El itinerario nos encamina, como no podía ser de otra forma, hacia la nacional donde parece que acaba el ascenso.

Evitamos la nacional siguiendo por nuestra izquierda

Al llegar a su altura, a nuestra izquierda, parte una pista asfaltada que nos conduce hacia el túnel que nos evitará cruzar la peligrosa nacional.

Giramos radicalmente para seguir ascendiendo

Rápidamente nos encontramos con otra carretera que sube desde la nacional hacia una zona urbanizada a la que debemos dirigirnos.

Comenzamos el último tramo hasta Arzúa

Este trayecto por lo que parece una urbanización, finaliza irremediablemente en la nacional que ya será nuestra compañera hasta el final de la etapa. Por suerte contamos con un cómodo andadero que nos separa del tráfico y nos guía en todos los cruces por los que pasamos.

Seguimos todo el rato junto a la nacional

Esta última parte, más larga de lo que nos gustaría, nos lleva sin permitirnos ningún desvío hasta las puertas de la ciudad donde finaliza esta jornada.

Seguimos recto en todos los cruces que nos encontramos

Las aceras y luego los edificios se van adueñando del paisaje llevándonos sin problemas en un rectilíneo discurrir.

Por fin llegamos a Arzúa

Avanzamos, dejando a izquierda y derecha cuantas calles salen a nuestro paso, hasta llegar a la altura de los juzgados donde frente a nosotros veremos la oficina de información al peregrino de Arzúa (7h 45min) lugar en el que finaliza esta etapa.

 

Ico_etapas

Ico_etapa_anteriorIco_etapa_siguiente

 


Toda la información relacionada con la etapa, textos, imágenes, vídeos, mapas, esquemas, tracks, poblaciones, y lugares de interés turístico están publicadas a título orientativo, pudiendo no coincidir con el estado actual de cada lugar. Antes de realizar cualquier actividad, valora tus conocimientos técnicos, tú forma física, infórmate sobre la meteorología y las variaciones que hubiera podido sufrir la ruta, equípate correctamente, sé prudente y responsable en todo momento, no sobrepasando tus capacidades. Desde el compromiso de SENDITUR con la  Naturaleza y el respeto al equilibrio del medioambiente, SENDITUR te insta a viajar de una forma responsable, con bajo impacto ambiental y respetando en todo momento el entorno Natural, Cultural y Social de allí por donde pases. Para cualquier sugerencia, SENDITUR te invita a enviar un correo a

 

Ficha técnica de la etapa

 

Sendigrino

Distancia total. 28,6 Km

 

Tiempo total. 7h 45min

Jornada larga que se hace más llevadera por la cantidad de localidades por las que pasamos y los paisajes que nos ofrecen los bosques que atravesamos. La inexcusable visita a Melide y a sus pulperías sin duda nos sumará una importante cantidad de minutos que nos obligaran a tener bien planificada la jornada que sin duda podremos amoldar a nuestra necesidad, gracias en parte a la gran cantidad de localidades que se nos ofrecen como alternativa al final de etapa.

 

Época del año. Todo el año

El verde paisaje y los frondosos bosques de eucaliptos y demás especies replantadas nos aportan todo su esplendor se podría decir que durante todo el año. La sombra de los espesos bosques nos acompaña en verano permitiéndonos avanzar con mayor comodidad, las heladas del invierno dejan un tapete blanco que se mezcla con el verde de los prados. Las nieblas, otras protagonistas que nos envuelven dejándonos intuir los desdibujados paisajes que nos rodean o aportando un manto blanquecino al valle al que nos dirigimos.

 

Material necesario. El habitual del Camino

Sin duda las botas no pueden faltarnos aunque gran parte del trayecto goce de bastante buen firme, los barrizales y zonas encharcadas que a buen seguro nos hemos de encontrar las hacen indispensables, también los constantes descensos obligan a llevar un calzado que nos aporte una mayor estabilidad que seguro nos evitará lesiones. Por descontado tanto el calzado como la ropa la debemos adecuar a las condiciones meteorológicas  muy cambiantes en función de la época del año. El chubasquero es otro compañero más que no puede faltarnos en la mochila. Comida, bebida, las gafas de sol, crema de protección solar y la gorra tampoco puede faltarnos aunque las múltiples localidades y zonas de sombra que la etapa nos ofrece nos hagan pensar lo contrario.

 

Desnivel acumulado. 1.507 m   Desnivel positivo. 671 m   Desnivel negativo. 836 m

 

Dificultad. Moderada

 

Física

Típica etapa rompe piernas con continuos toboganes y alguna que otra rampa de suficiente entidad como para tener que tomárnosla con cierta calma. A todo ello tenemos que sumar el kilometraje que roza la treintena, además aunque estemos en Galicia y se le suponga un clima más benévolo, en verano tendremos que soportar altas temperaturas que endurecen el esfuerzo requerido. Otro factor a tener en cuenta, aunque éste sea más psicológico que físico, es el paso por la ciudad de Melide y la entrada en Arzúa que se alargan más de lo inicialmente esperado haciendo mella en nuestro cansancio.

 

Precaución

Como en todas las etapas no tenemos que caer en el error de pensar que las carreteras locales y las pistas asfaltadas por las que progresamos son de uso exclusivo de los peregrinos las tristemente, más habituales de lo que parece, noticias de atropellos de peregrinos nos demuestran que no es así. El paso por toda ciudad también es algo conflictivo al rodearnos su bullicio y sus constantes cruces y no es raro ver a algún peregrino cruzarla sin saber muy bien por donde debe seguir o sin hacerlo por los lugares apropiados. Atención con los tramos embarrados, es probable, al ser habitual que estos se mantengan casi durante todo el año, que tengamos estrechos taludes que nos eviten en parte embarrarnos pero aun así estas zonas son bastante resbaladizas, también las piedras sobre las que salvamos algún que otro río, sin que sean un patín, es mejor pasarlas con cuidado asegurando la pisada para evitar sustos. Por mucho que nos tiente, la nacional no es una buena compañera de viaje incluso para los ciclistas que no lleven una bici de carretera, por más que algunos peregrinos se empeñen en seguir su sinuoso trazado en una extraña creencia de simplificar el recorrido.

 

Orientación

No son pocos los cruces a los que nos tendremos que enfrentar que sumados al tránsito por las grandes localidades nos complican el avance, aun así a las marcas podemos sumar en algunos cruces un enlosado andadero que nos encamina hacia la continuación del recorrido. Los caminos y las pistas por las que transitaremos están bien definidos pero en algunas partes cubiertas por las ramas y hojas secas que pueden llegar a cubrir alguna señal. Los troncos de los árboles son la solución encontrada para situar las flechas, pero la industria maderera puede jugarnos una mala pasada talando el árbol con la señal pintada. Por suerte algunas zonas están siendo rehabilitadas mejorando tanto su estado como la señalización en ellas.

 

Lugares importantes de paso

 

NOMBRE LUGAR DE PASOTIEMPO HASTA ÉLALTITUDDISTANCIACOORDENADAS UTM
 01-Palas de Rei0h 00min554 m0 Km29T 592358 4747367
 02-Carballal0h 20min525 m1,5 Km29T 591079 4747128
 03-San Xiao do Camiño0h 50min469 m3,4 Km29T 589585 4747453
 04-Ponte Campaña1h 05min423 m4.5 Km29T 588640 4747921
 05-Casanova1h 30min480 m5,7 Km29T 587526 4747906
 06-O Coto2h 10min476 m8,5 Km29T 585056 4748537
 07-Leboreiro2h 25min448 m9,2 Km29T 584480 4748853
 08-Desecabo2h 30min438 m9,6 Km29T 584220 4749115
 09-Furelos3h 20min411 m13,1 Km29T 581672 4751211
 10-Melide3h 45min451 m14,4 Km29T 580529 4751693
 11-Santa María de Melide4h 00min425 m15,5 Km29T 579627 4751411
 12-A Peroxa5h 10min420 m20 Km29T 575630 4751849
 13-Boente5h 15min395 m20,4 Km29T 575259 4751903
 14-A Fraga Alta5h 55min413 m22,5 Km29T 573664 4752855
 15-Ribadiso da Baixo6h 50min304 m25,7 Km29T 570917 4753470
 16-Arzúa7h 45min386 m28,6 Km29T 568507 4753070

Coordenadas UTM Datum WGS84

 

Perfil de la etapa

Perfil de la etapa

Cartográfia

Mapa topográfico con el recorrido

IGN

 

Este esquema con el trayecto es aproximado y ha sido creado a partir de la base cartográfica derivada © Instituto Geográfico Nacional  "Cuadrante 0096 1:50.000". 

 

 

Tracks y mapas

Senditur ha manipulado los tracks para corregir los puntos aberrantes que pudieran existir, ocasionados por problemas con la recepción de la señal GPS. En cualquier caso son siempre aproximados..

 

Sigue al peregrino virtual

 

 

 

 

 LUGARES PARA VISITAR EN EL CAMINO FRANCÉS

 

 

 

Información y señalización virtual de la etapa disponible para:

 

Ico_Android     

 

SENDITUR te anima al uso de las nuevas tecnologías a tu alcance, utilizándolas a modo de apoyo y consulta en tu actividad, no basando la realización y la orientación de la misma única y exclusivamente en ellas, ya que éstas pueden ver alterado su funcionamiento por muy diversas causas, no funcionando correctamente y llegando a no ser precisas sus indicaciones. SENDITUR no se responsabiliza de cualquier mal uso y/o funcionamiento de sus guías electrónicas y recomienda que cada uno sea responsable y prudente en la realización de la actividad. Todas las opiniones, consejos y/o valoraciones realizadas por SENDITUR en sus descripciones están sujetas y/o se refieren a las condiciones específicas que SENDITUR se encontró el día concreto de la realización del recorrido, refiriéndose a ese día en concreto y siempre tomando como referencia a personas entrenadas y con la debida experiencia, con un nivel alto de preparación tanto física como técnica, además de correctamente equipadas, por lo tanto todas las opiniones, valoraciones y/o consejos son a título orientativo.

 

Ico_etapas

Ico_etapa_anteriorIco_etapa_siguiente

FICHA Y TRACKS

 

Equípate para la etapa

 

Elegir correctamente el material que debemos emplear en una etapa puede marcar la diferencia entre pasar un día agradable o no guardar un buen recuerdo del recorrido realizado. Adaptar nuestro equipo a las condiciones meteorológicas, las características de la etapa y las nuestras propias, es decir, equiparnos correctamente no solo nos ayudará en la etapa, también nos aportará una mayor seguridad. A continuación os proponemos algunos ejemplos que esperamos os sean de utilidad.

 

Ropa

 

El medio natural en el que nos movemos es cambiante, por ello la ropa que elijamos debe cumplir una serie de particularidades. Confort, transpirabilidad, resistencia, ligereza, o impermeabilidad varían en función de cada prenda y del uso al que la vayamos a destinar. Utilizar diferentes capas ampliará nuestras opciones permitiéndonos protegernos mejor del frío, el viento o la lluvia.

 

Primera capa

Camiseta

 

Al estar en contacto directo con la piel la característica principal que debe tener es una gran capacidad de evacuación del sudor, a la que hay que sumar un rápido secado. Otra de las funciones más desconocidas de esta capa es protegernos de los rayos del sol en verano. Camiseta técnica y de fibra, transpirable y con factor solar.

 

Segunda capa

Polar

 

La función principal de las prendas intermedias es retener el calor corporal, evacuar el sudor e incluso algunas prendas actuar de cortavientos protegiéndonos del frío. Habitualmente compuestas de fibras, deben ser de secado rápido, con resistencia a la abrasión y de poco peso, además de cómodas. Chaqueta polar con cortavientos y capucha.

 

Tercera capa

Impermeable

 

Prenda pensada para aislarnos en lo posible de las inclemencias del tiempo, lluvia, nieve, viento. Tiene que tener una buena relación entre impermeabilidad y transpirabilidad, además de ser ligera y resistente. Nos permite combinarla con las capas anteriores en función de las condiciones meteorológicas. Chaqueta impermeable-transpirable con membrana.

 

Pantalón

Pantalón

 

Pantalón de senderismo ligero y cómodo, confeccionado en tejido elástico para que se adapte mejor a nuestros movimientos, tiene que ser resistente y de secado rápido. Pantalón de verano, con cintura elástica y bolsillos laterales.

 

 


 

 

Calzado

 

El calzado es una parte fundamental de nuestro equipamiento, no tenemos que olvidar que habitualmente nos acompañará durante toda la actividad. Agarre, comodidad, transpirabilidad e impermeabilidad son algunas de las características que debemos tener en cuenta y que van de la mano junto a su rigidez y robustez, aspectos que hacen a cada calzado diferente y enfocado a un tipo u otro de uso y terreno.

 

Bota de senderismo

Bota de senderismo

 

Bota cómoda, ligera y estable que acompañe los movimientos del pie, impermeable y de secado rápido, además de una buena capacidad de transpiración y de adsorción de impactos contra el suelo a la hora de andar. Bota de caña media, con membrana y fabricada en cuero.

 

 


 

 

Complementos textil

 

En ocasiones los grandes olvidados, hasta que los echamos en falta o nos damos cuenta de su importancia. Protegen del frío, del viento, del sol o de la humedad las zonas más delicadas de nuestro cuerpo, las más expuestas a las inclemencias del tiempo y las que antes notan sus efectos. 

 

Calcetines

Calcetines

 

Uno de los complementos más importantes a tener en cuenta. Tienen que mantener el pie seco y fresco, evitar rozaduras, ser confortables y resistentes, es muy importante que tengan un buen rendimiento termal, es decir, regular la temperatura del pie en función de las condiciones meteorológicas. Elaborados en lana merina, cuentan con refuerzos en puntera y talones.

 

Gorras, pañuelos y sombreros

Gorra

 

Protegernos la cabeza de los rayos del sol, del frío y del viento es imprescindible en cualquier actividad que realicemos al aire libre, sobre todo si, como es el caso, vamos a estar varias horas a merced de los elementos. Tejido ultra ligero de alta transpiración, cuenta con ajuste por velcro.

 

Guantes

Guantes

 

Junto con los pies, las manos son las primeras en sufrir los efectos del frío, por lo que mantener su temperatura es sumamente necesario. Es importante que tengan un buen equilibrio entre la calidez del guante y la maniobrabilidad que nos permite, admite la composición por capas. Corte de bajo perfil, ajustados y finos.

 

 


 

 

Equipo, tecnología y accesorios

 

Su utilidad es indiscutible tanto a la hora de preparar o planificar nuestra actividad, como a la hora de realizarla. Electrónica, transporte, seguridad… todo un mundo de accesorios en constante evolución que nos ayudan al mismo tiempo que nos exigen conocerlos y saber usarlos correctamente para sacarles el máximo partido.

 

Mochila

Mochila

 

Tamaño, estructura y sistemas de ajuste, junto con los detalles técnicos y materiales empleados, son variables que debemos observar para obtener un modelo adecuado a nuestras necesidades. Mochila para grandes travesías, múltiples bolsillos exteriores y compartimentos interiores, capacidad aproximada 45l.

 

GafasGafas

 

Elemento fundamental en nuestra actividad al aire libre para evitar lesiones oculares, al resguardar nuestros ojos no solo del sol, sino también del viento y del frío. Gafas de sol cat.3

 

Bastones

Bastones

 

Nos proporcionan estabilidad en terrenos complicados, liberan a las piernas de parte de la tensión y sobrecarga que sufren, activan la circulación del tren superior del cuerpo. Bastones telescópicos con antichoque.

 

Iluminación

Frontal

 

Madrugones para aprovechar el día, recorridos que se alargan más de lo previsto o situaciones de poca visibilidad en las que por seguridad es importante ser vistos. Buena capacidad lumínica y amplia duración de uso son puntos a valorar a la hora de elegir el frontal que llevaremos. Frontal con hasta 5 modos de iluminación, 3 de luz blanca y 2 de luz roja.

 

Botiquín

Botiquín

 

Uno de los imprescindibles en nuestra mochila, te ayudará a solucionar pequeños imprevistos que pueden surgir en el medio natural y a los que estamos expuestos, picaduras, rozaduras, urticarias… Botiquín básico de primeros auxilios.

 

Hidratación y alimentación

 

Cantimplora

Durante todo el año, en nuestros recorridos, debemos hidratarnos y alimentarnos adecuadamente. Los largos recorridos, el calor o la humedad juegan en nuestra contra haciéndonos perder energías y líquidos, vitales para nuestro organismo e importantes para no pasarlo mal en el recorrido. Cantimplora de 1l

 

 


 

 

Material para mascotas

 

No podemos olvidarnos de nuestro más fiel compañero que nos acompaña allí donde vamos recorriendo las mismas rutas, aguantando la misma lluvia o pasando el mismo frío. Por suerte hoy en día disponemos de una serie de complementos que nos permitirán protegerlo y equiparlo como es debido para que podamos disfrutar juntos de la ruta elegida. 

 

Mochilas

 

Mochila Arnés

Nuestro perro también necesita agua, comida, su botiquín específico… una serie de equipamiento que no podemos dejarnos en casa, sobre todo si vamos a realizar largos recorridos. Mochila arnés con aproximadamente 9l. de capacidad.

 

Botines

 

BotinesLos terrenos duros, rocosos o los muchos kilómetros recorridos pueden generar heridas en las almohadillas plántales de nuestro perro además de un desgaste excesivo. Botines ajustables con detalles reflectantes.

 

 

Ico_etapas

Ico_etapa_anteriorIco_etapa_siguiente

FICHA Y TRACKS
LOCALIDADES

EL TIEMPO

CURIOSIDADES

¿Sabías que…

 

En la villa de Melide el Camino Primitivo se une con el Francés y que a su vez en Arzúa es el Camino del Norte el que lo hace, para todos juntos recorrer los últimos kilómetros que los separan de Santiago de Compostela. Este hecho hace que, como por arte de magia, se multiplique el número de peregrinos con los que coincidimos en el Camino.

 

No te pierdas…

 

El queso y el pulpo que se puede degustar en esta parte del Camino y que goza de fama internacional, la comarca de Arzúa es famosa por sus quesos puros de vaca y Melide lo es por su excepcional pulpo. Estas viandas a buen seguro no pasarán desapercibidas a los ojos del peregrino ya que están presentes prácticamente en cada lugar por el que pasamos.

 

 NO TENGAS DUDAS 

 

Con nuestra App dispondrás de la señalización virtual de los cruces del Camino, para que siempre sepas por dónde continúa tu recorrido.

Además podrás descubrir lo que tienes a tu alrededor, las localidades, los lugares de interés o las fuentes, las zonas de descanso y mucho más.

 

Ico_móvil

Información disponible:

Señalización virtual de la etapa

Descubre lo que te rodea

Ico-Android     

 

 COMPARTE TU EXPERIENCIA

 

Comparte tus experiencias

 

Te agradeceríamos que nos escribieras para informarnos de cualquier dato erróneo o no actualizado que hayas encontrado, o simplemente para hacernos llegar tu opinión a Muchas Gracias.

 

 COMPROMISO ECOLÓGICO

 

Respeta el Camino Mantenlo limpio

 

Museo Fortaleza de San Paio de Narla

Museo Fortaleza de San Paio de Narla

Castronela, Lugo

Uno de los castillos más antiguos de la provincia de Lugo