Volver arriba
Estás en: INICIO · RIGLOS (HUESCA) · VUELTA A LOS MALLOS DE RIGLOS

Vuelta a los Mallos de Riglos, el Camino del Cielo

 

El histórico y legendario Reino de los Mallos ha formado y forma parte de la historia y la leyenda de Aragón. Los mallos, palabra con la que se define por estas tierras de la comarca de la Hoya de Huesca a las enormes formaciones de conglomerado rocoso que se alzan, cientos de metros hacia el cielo en muchos casos, en vertical, tiene su referente en Riglos. La Vuelta a los Mallos de Riglos o el Camino del Cielo como también se la conoce es una ruta circular que nos lleva, sin necesidad de ser aguerridos escaladores, a conquistar estas bellas montañas bañadas por el río Gállego, con el permiso de buitres y quebrantahuesos.

Vuelta a los Mallos de Riglos, el Camino del Cielo

Publicidad

 

La ruta por los Mallos de Riglos con sus 5,2 Km parte del corazón de la pequeña localidad de Riglos 0 Km, a los pies del Mallo Pisón, cuya inconfundible silueta se yergue ante nuestra mirada. Desde aquí partimos a recorrer esta entretenida ruta de senderismo que en un principio nos obliga a decidir el sentido en el que la queremos realizar. Las verticales paredes nos observan impasibles mientras las escudriñamos en busca de los esforzados escaladores que intentan conquistar alguna de las míticas vías de escalada de las muchas que surcan estas paredes. El Mallo Pisón, el Puro, el Firé son algunos de los que recorreremos en primera instancia si nos decidiéramos a realizar la ruta como el antiguo Camino del Cielo nos sugiere. La panorámica de esta vertiente compensa con creces el mayor esfuerzo que supone aventurarse por ella, aprovechando para disfrutarlas las múltiples paradas que realizaremos con la excusa de recuperar el aliento perdido por en el ascenso. El collado de Firé nos da la opción de desviarnos por un instante para divisar el lado menos conocido de estas montañas.

Río Gállego

De regreso enseguida nos topamos con otro punto ineludible del recorrido el Mirador de los Mallos 1,6 Km, impagable balcón abierto al río Gállego, antes de adentrarnos en las entrañas de los mallos. El duro ascenso llega a su final en el mismo momento en el que alcanzamos el Mirador de Espinable 2,3 Km, punto más alto de toda la ruta y vertiginosa terraza de impresionantes vistas. El descenso o ascenso por esta otra vertiente de los Mallos de Riglos nos lleva a dejarnos observar por la Peña Colorada mientras pasamos junto a ella. Peña que rivaliza por nuestra atención con la peña Magdalena, el imponente Paredón de los Buitres o la silueta del Cubillo de Os Fils en cuya cima se intuye el Mirador de los Buitres. Tras descender de los reinos de las aves, dejamos atrás, sin que apenas se deje, ver la ermita de Santa Cruz para encaminarnos nuevamente a Riglos 5,2 Km, donde nos recibe su iglesia de Nuestra Señora del Mallo, cuyas calles nos guían hasta el punto donde se cierra el círculo que forma esta Vuelta a los Mallos de Riglos.

Vuelta a los Mallos de Riglos, el Camino del Cielo

Publicidad

Ir a Guías de montaña RuTyTreK

 

Leyenda

 

Cuenta la leyenda que, hace ya muchos años, en una pequeña aldea vivía una singular joven. Singular por su descomunal altura que la hacía ser el blanco de las burlas y cuchicheos de todos sus vecinos. Un buen día, cansada de sus burlas y enfurecida por sus acusaciones de brujería, la joven comenzó a apilar enormes piedras haciendo una especie de barrera entre su casa y las del resto del pueblo. Tal fue el laborioso y ordenado trabajo de la joven que pronto formó una enrome pared de varios cientos de metros de alto. Una tras otra fue formado enormes moles hasta que finalmente la muchacha y su casa desaparecieron para siempre tras las montañas que había creado. Aun hoy se cuenta que en días señalados la joven sale de entre los Mallos cuando cree que nadie la ve y pasea por los alrededores de Riglos contemplado el bello paraje que ha creado con sus propias manos.

 

 

Cómo llegar

 

 

 

​Hasta Riglos llegamos a través de la carretera A-132 que une Huesca con Puente la Reina de Jaca, más concretamente es en el tramo entre Ayerbe y Murillo de Gállego donde encontraremos el desvío que nos llevará hasta Riglos. Una vez allí, a nuestra llegada, iremos encontrando diferentes zonas de aparcamiento hasta llegar a las mismas puertas de la localidad donde se sitúa el último de ellos ya que el tráfico por el interior de Riglos está restringido a sus habitantes, siendo en este aparcamiento donde se ubican algunos de los carteles informativos de las diferentes rutas de senderismo de la comarca de la Hoya de Huesca que surcan la zona y desde donde parte la nuestra.

 

Mira la fotografía de 360º

 

Haz doble clic en la imagen para verla a pantalla completa

 

Zona mascotas, senderismo con mi perro

Sendimascota

 

Desnivel importante al que se tiene que enfrentar nuestro amigo, ideal para los que quieran ir preparándolo para retos de mayor calado. Cuidado en las zonas empedradas y abruptas del sendero, es fácil que pueda dañarse alguna pata.

Sin puntos de agua salvo en Riglos, no puede faltarnos sus pertinentes víveres incluido algo de comida para que recupere las energías perdidas en el ascenso.

Más allá de los buitres y demás aves que sobrevuelan la zona, no debiéramos encontrarnos con más animales que los perros que habitan en Riglos o los que puedan estar acompañando a sus dueños en la ruta.

 

 

 

Publicidad

 


Esta ruta ha sido realizada sobre el terreno por SENDITUR el 08-08-2.016. La ruta puede variar mucho en función de la época del año, de las condiciones meteorológicas y del terreno, así como por las acciones de terceros y de la evolución sufrida por el medio natural donde se ubica. SENDITUR no se responsabiliza de cualquier mal uso o uso inadecuado de las guías comprensivas de sus rutas y/o publicaciones, ni de las variaciones por los motivos antes referidos que pudiera haber de sus descripciones y recomienda que cada uno sea responsable y prudente en la realización de la actividad. Igualmente, te invitamos a documentarte con libros y guías especializadas para complementar la información descrita. Todos los tiempos son aproximados y toman un carácter orientativo, no se han tenido en cuenta las paradas por pequeñas que sean. Para cualquier sugerencia, SENDITUR te invita a enviar un correo a

Descripción de la Vuelta a los Mallos de Riglos, el Camino del Cielo

 

De Riglos al Mirador de Espinable 2,3 Km

 

El recorrido se indica en el aparcamiento más cercano a Riglos (0h 00min), donde además encontraremos varios carteles informativos de las diferentes rutas que surcan la zona.

Comenzamos la Vuelta a los Mallos de Riglos o el Camino del Cielo

Seguimos por unos metros ascendiendo por la carretera que nos trajo hasta la localidad, llegando a su punto final donde tendremos que decidir el rumbo a seguir. En este cruce de calles se cierra el círculo que describe la ruta y tendremos la oportunidad de elegir como recorrerla.

Bifurcación de la ruta

Si nos decidimos por una subida larga y zigzagueante aunque más suave en su desnivel debemos hacer caso a las marcas de la ruta y seguir la calle de nuestra derecha en fuerte ascenso. Si por el contrario nos decantamos por hacer caso a las recomendaciones del antiguo cartel explicativo de la ruta Camino del Cielo, nos enfrentaremos a un ascenso algo más exigente y corto evitándonos así el tener que descender este empedrado y descarnado tramo.

Recorremos Riglos

Como se suele decir para gustos están los colores y nos decantamos por aprovechar la agradable sombra que el Mallo Pisón brinda por las mañanas a gran parte de la ruta que discurre entre él y el Mallo Firé. Nos adentramos en Riglos siguiendo sin más desvíos el trazado que nos marca la calle.

Buscamos las afueras de Riglos

Comenzamos un suave ascenso que poco a poco nos irá sacando de la localidad. Pronto nos veremos dejando atrás las últimas casas de Riglos quedándonos ya asolas con los colosales Mallos.

Seguimos ascendiendo con suavidad por el camino

Seguimos ganado altura sin demasiado esfuerzo mientras recorremos la base del Pisón. La pista de tierra por la que caminamos nos va acercando a la ladera por la que hemos de remontar las montañas.

Llegamos al inicio del verdadero ascenso

Pronto nos vemos a los mismos pies de las verticales paredes cuya cima aún se esconde a nuestra mirada.

Comienzan las primeras vueltas

Comenzamos entonces el verdadero ascenso que nos llevará en primera instancia al collado del Firé.

El desnivel es exigente

La empedrada senda describe largas curvas mientras va dejando atrás un buen número de trochas y sendas que buscan el inicio de las diferentes vías de escalada.

Nos toparemos con bastantes senderos

El ascenso al amparo de los Mallos se hace exigente, como si quisiera animarnos a parar más de lo habitual para contemplar el paisaje mientras recobramos el aliento.

Atentos a las marcas azules y del PR

Son muchas las trochas o torrenteras que nos vamos encontrando y que nos obligan a estar atentos a las marcas azules de la ruta para evitar meternos en tramos más descarnados.

El terreno está bastante descompuesto

En algunos casos estas trochas vuelven a unirse con la senda original, acortando algo de distancia a cambio, eso sí, de un esfuerzo mayor y no solo por su mayor desnivel.

Mejor por la izqiuerda

La senda alterna tramos con bastante piedra suelta con otros algo más abruptos que junto al desnivel nos hacen avanzar con lentitud.

Seguimos ascendiendo

Casi sin darnos cuenta ante nosotros surge el collado del Firé, momento en el que nos despediremos del PR-HU 98 que prosigue su curso mientras nosotros continuamos con nuestro ascenso.

El desnivel no da tregua

El desnivel continúa siendo exigente pero se ve compensado con las vistas que ya comenzamos a tener gracias a la altura que estamos ganando.

A la derecha está el Mirador de los Mallos

Al poco rato y sin que la senda hubiese mejorado aparentemente su cambiante firme, llegamos al Mirador de los Mallos (0h 55min), no sin desviarnos unos pocos metros para poder asomarnos a este magnífico balcón.

Retomamos la ruta

Una vez disfrutado del espectáculo deberemos retomar el ascenso que aún nos resta para llegar al siguiente objetivo.

Seguimos ganado altura

Rápidamente nos encontramos en un cruce de sendas donde una solitaria marca en una piedra nos marca el rumbo a seguir, fácil saltárselo si estamos haciendo la ruta en sentido contrario.

Un tramo algo más tranquilo

El desnivel nos da un pequeño respiro justo antes de tener que enfrentarnos al abrupto tramo final del ascenso.

Estamos en la zona más abrupta de la senda

Por delante nos aguarda un enrocado tramo que más bien parece una torrentera seca de agua.

El desnivel vuelve a ser intenso

Esta zona, más sencilla de lo que pudiera parecer, si nos obliga a buscar el mejor trazado para salvar los escollos que pone en nuestro camino.

Ya queda poco para el final de la ascensión

El desnivel que salvamos en esta parte de la ruta es importante, avisándonos del próximo final del ascenso.

El terreno sigue teniendo zonas algo descarnadas

Seguimos como hasta ahora alternando tramos de sendero con otros en los que las rocas son las protagonistas.

Llegan las últimas rampas

Pronto llegaremos a la rampa final de la ascensión que nos aupará a la parte de mayor altitud de toda la ruta.

Seguimos hacia el poste

Un solitario poste marca la senda que debemos seguir poco antes de llegar al mirador.

Subimos al Mirador de Espinable

Desde el poste ya podemos contemplar la corta distancia que nos separa de él. El Mirador de Espinable (1h 30min) compensa con creces el esfuerzo requerido para llegar hasta él.

 

Del Mirador de Espinable a Riglos 1,9 Km

Comenzamos el descenso

Comenzamos el descenso dejando a nuestra izquierda el pequeño refugio de Roseta, poniendo rumbo hacia el Mallo Colorado.

Descendemos por la otra vertiente de Los Mallos

Frente a nosotros, mientras iniciamos el largo descenso, podemos contemplar a lo lejos el Mirador de los Buitres.

Ojo con los cruces de senderos

De nuevo deberemos estar atentos ya que nos hemos de encontrar con alguna que otra senda que puede llegar a confundirnos, pero nada en comparación con las que nos encontraríamos de bajar por donde nosotros subimos.

Peña Colorada nos vigila en el descenso

El descenso prosigue su curso empezando a dibujar alguna que otra típica zeta de las sendas de montaña.

Recorremos algún tramo donde el desnivel es casi nulo

El firme de nuestra senda no está tan descarnado ni empedrado como en el ascenso, incluso nos encontramos con tramos donde el desnivel no es tan evidente. La ruta nos obliga a bordear Peña Colorada mientras nos deja avanzar con cierta rapidez.

Seguimos con el descenso

De nuevo dejamos a un lado una de las muchas rutas que recorren estas montañas para seguir descendiendo hacia Riglos.

El desnivel vuelve a ser más evidente

Una vez más regresa el serpenteante trazado de la senda el cual no finalizará ya hasta no llegar al camino que conduce a Riglos.

Dejamos a nuestra espalda Peña Colorada

En una de estas curvas, junto a la enorme pared de la Peña Colorada, podremos desviarnos unos pocos metros y asomarnos en busca del Puro que se esconde entre las verticales paredes.

La senda dibuja amplias curvas

La senda se aleja cada vez más de la Peña Colorada, hacia la que tarde o temprano deberemos regresar. Esta parte del descenso, cuyo desnivel es más evidente, se hace más larga de lo esperado.

Nos cruzamos con alguna que otra senda

Zigzagueamos por la ladera de la montaña siguiendo el rumbo que nos indica la gravosa senda, y como en el tramo de ascenso nos iremos encontrando con senderos que conducen hasta las vías de escalda del cercano Mallo.

La ruta sigue con su serpenteante curso

La senda continúa su serpenteante curso descendiendo la ladera de la montaña, haciéndonos perder altura con cada paso.

Pasamos junto a los abrevaderos

Tras un buen rato de cansino descenso nos topamos con un viejo abrevadero que nos indica la proximidad del final de la senda.

Salimos al camino

Al momento un nuevo cruce sale a nuestro paso, El GR 1 y el Camino Natural de la Hoya de Huesca nos dan la bienvenida a la parte final de la ruta.

Nos acercamos a Riglos

Un cómodo camino que nos conducirá sin mayores complicaciones hasta las puertas de Riglos.

El camino a seguir no tiene perdida

Serán varios los caminos que se nos irán uniendo en nuestro avance hacia la localidad.

Llegamos a Riglos

Casi sin darnos cuenta nos veremos adentrándonos entre las casas de Riglos.

Descendemos hacia la carretera

La ruta nos lleva a descender la empinada calle que al inicio de la ruta dejamos a un lado para realizarla en este sentido.

Llegamos al final de la ruta

Ya tan solo nos queda regresar por la carretera al cercano aparcamiento a la entrada de Riglos (2h 10min), donde iniciamos el Camino del Cielo y finalizamos la Vuelta a los Mallos de Riglos.

 


Toda la información relacionada con la ruta, textos, imágenes, vídeos, mapas, esquemas, tracks, poblaciones, y lugares de interés turístico están publicadas a título orientativo, pudiendo no coincidir con el estado actual de cada lugar. Antes de realizar cualquier actividad, valora tus conocimientos técnicos, tú forma física, infórmate sobre la meteorología y las variaciones que hubiera podido sufrir la ruta, equípate correctamente, sé prudente y responsable en todo momento, no sobrepasando tus capacidades. Desde el compromiso de SENDITUR con la  Naturaleza y el respeto al equilibrio del medioambiente, SENDITUR te insta a viajar de una forma responsable, con bajo impacto ambiental y respetando en todo momento el entorno Natural, Cultural y Social de allí por donde pases. Para cualquier sugerencia, SENDITUR te invita a enviar un correo a

Ficha técnica de la ruta

Sendisenderista

 

Distancia total. 5,2 Km

 

Tiempo total. 2h 10min

El realizar la ruta en uno u otro sentido no tendría que alterar demasiado el tiempo necesario para recorrerla, aunque si es cierto que el mejor estado de la senda que discurre por Peña Colorada permite descender con más rapidez.

 

Época del año. Mejor con buen tiempo

Las panorámicas que brinda la ruta se hacen mucho más amplias si gozamos de buena visibilidad, además ni que decir tiene que con nieve o hielo, nada poco habitual en estas tierras, el recorrido se torna mucho más complicado y exigente. Ojo los días de mucho calor o sol intenso, no tendremos muchos tramos de sombra en toda la ruta.

 

Material necesario. Importante no dejarnos el agua

Aunque a priori no sea una ruta con grandes complicaciones sí que unas botas de senderismo nos pueden dar una mayor estabilidad y protección en los empedrados tramos de senda. Sin demasiadas zonas de sombra, el agua y la protección contra el sol, gorra, gafas de sol y crema solar, se hacen imprescindibles para no llevarnos sorpresas ni malos ratos, sobre todo en verano. Los bastones tanto en el ascenso como en el descenso también pueden ser unos buenos compañeros. Además de lo habitual en la mochila tampoco nos puede faltar la cámara de fotos ni los prismáticos a los apasionados de las aves. Consulta nuestra lista de material y equipamiento para hacer senderismo. Leer más

 

Desnivel acumulado. 810 m   Desnivel positivo. 405 m   Desnivel negativo. 405 m

 

Altitud máxima. 1.038 m   Altitud mínima. 637 m

 

Dificultad. Media

 

Física

El desnivel subamos por donde subamos es exigente, por lo que es mejor tomárselo con calma sobre todo si nuestra forma física no es buena. El descenso tampoco está exento de cierta dureza bien por su duración o por su inclinación. Por suerte la distancia relativamente corta compensa y rebaja el nivel de esta ruta.

 

Severidad del medio

Sin transitar por lugares demasiado expuestos son los miradores los puntos más aéreos, sobre todo si nos queremos asomar más de la cuenta. Las caídas de piedras de las paredes de los Mallos son más habituales de lo que pudiera parecer, por suerte transitaremos en gran medida lo suficientemente alejados de ellas. Atención en los senderos, además de toparnos con algunos tramos muy empedrados e incluso algo descarnados o escarpados, en este último caso no suelen ser pasos que representen grandes complicaciones, podremos fácilmente seguir trochas o torrenteras por error y que si nos pueden complicar la vida más de la cuenta.

 

Orientación

Bastante bien señalizada con marcas azules y cartelería en los principales cruces, son las marcas de los otros senderos con los que en uno u otro momento coincidiremos a lo largo de la ruta, junto a las diferentes trochas y torrenteras que se encontrarán los que decidan realizar el supuesto ascenso más suave y descender posteriormente entre los Mallos Firé y Pisón, lo que a buen seguro más complicaciones nos han de causar. Curiosamente son por las calles de Riglos donde menos nos veremos arropados por las marcas de esta ruta de senderismo, aunque por otro lado tampoco nos debieran surgir muchas dudas.

 

Lugares importantes de paso

Nombre lugar de paso Tiempo hasta el Altitud Distancia Coordenadas UTM
1-Riglos 0h 00min 637 m 0 Km 30T 687216 4690868
2-Mirador de los Mallos 0h 55min 898 m 1,6 Km 30T 687226 4691787
3-Mirador de Espinable 1h 30min 1.038 m 2,3 Km 30T 687531 4691679
4-Riglos 2h 10min 637 m 5,2 Km 30T 687216 4690868

Coordenadas UTM Datum WGS84

 

Perfil de la ruta

Perfil de la ruta Vuelta a los Mallos de Riglos

 

Cartografía, mapas y tracks

Mapa ruta Vuelta a los Mallos de Riglos

Este esquema de la ruta no está hecho a escala ni contiene toda la información relativa a la zona, es meramente orientativo.

Mapa Topográfico con el recorrido Vuelta a los Mallos de Riglos

IGN

 

Este esquema con el trayecto es aproximado y ha sido creado a partir de la base cartográfica derivada © Instituto Geográfico Nacional  "Cuadrante 209-3, 1:25.000"

 

Senditur ha manipulado los tracks para corregir los puntos aberrantes que pudieran existir, ocasionados por problemas con la recepción de la señal GPS. En cualquier caso los tracks son siempre aproximados.

 

​LUGARES PARA VISITAR EN HUESCA

 

 

Descubre que tienes a tu alrededor con la APP de Senditur disponible para:

 

Ico_Android

 

SENDITUR te anima al uso de las nuevas tecnologías a tu alcance, utilizándolas a modo de apoyo y consulta en tu actividad, no basando la realización y la orientación de la misma única y exclusivamente en ellas, ya que éstas pueden ver alterado su funcionamiento por muy diversas causas, no funcionando correctamente y llegando a no ser precisas sus indicaciones. SENDITUR no se responsabiliza de cualquier mal uso y/o funcionamiento de sus guías electrónicas y recomienda que cada uno sea responsable y prudente en la realización de la actividad. Todas las opiniones, consejos y/o valoraciones realizadas por SENDITUR en sus descripciones están sujetas y/o se refieren a las condiciones específicas que SENDITUR se encontró el día concreto de la realización del recorrido, refiriéndose a ese día en concreto y siempre tomando como referencia a personas entrenadas y con la debida experiencia, con un nivel alto de preparación tanto física como técnica, además de correctamente equipadas, por lo tanto todas las opiniones, valoraciones y/o consejos son a título orientativo.

FICHA Y TRACKS
Buitres sobre volando los Mallos
El Puro
Escaladores
Mallo Colorado
Mallo Magdalena
Río Gállego
Comparte tu experiencia

Tamaño máximo 2MB

*.gpx, *.kmz, *.kml, *.plt

Listado de experiencias
David Rodriguez
Creado el 05-08-2016
(5)

Los Mallos, que recuerdos!!!

Castillo de Loarre
Loarre, Huesca
Castillo de Loarre

Ruega al Padre para que le de la vida eterna

Aguarales de Valpalmas
Valpalmas, Zaragoza
Aguarales de Valpalmas

Lejanos desiertos, superficie lunar, territorio aragonés

Ver restaurantes en Riglos
Riglos, Huesca
Ver restaurantes en Riglos

Riglos, Huesca

Ver Alojamientos en Ayerbe
Ayerbe, Huesca
Ver Alojamientos en Ayerbe

Ayerbe, Huesca

Ver Alojamientos en Riglos
Riglos, Huesca
Ver Alojamientos en Riglos

Riglos, Huesca

FICHA Y TRACKS
LOCALIDADES

Localidades en la ruta

 

Riglos

 

Riglos, Huesca

 

 

Localidades cercanas a la ruta

 

Ayerbe

 

Ayerbe, Huesca

 

EL TIEMPO
CURIOSIDADES

¿Sabías que…

 

Por Riglos pasa el GR 1, este sendero histórico de gran recorrido atraviesa todo el norte de la península ibérica desde Ampurias en Cataluña hasta Finisterre en Galicia, discurriendo por la vertiente meridional de los Pirineos y por la Cordillera Cantábrica.

 

No te pierdas…

 

Los puntos de parada obligada que la Ruta Geológica Transpirenaica tiene a su paso por los Mallos de Riglos y Murillo de Gállego. Se trata de un recorrido que consta de 25 paradas acondicionadas a pie de carretera distribuidas a lo largo de 200 Km de ruta en España y Francia desde los que contemplar parajes de especial belleza y valor geológico.

 

ico punto SERVICIOS TURÍSTICOS

 

Servicios Turístico Senditur

 

ico punto CAMINAMOS CONTIGO

Ir a 8 Paseos y excursiones por Huesca

ico punto NO TENGAS DUDAS

 

Con nuestra App podrás descubrir lo que tienes a tu alrededor como las montañas, las localidades o los lugares de interés.

 

Ico_móvil

Información disponible:

Descubre lo que te rodea

 

Ico-Android

 

ico punto CUENTA TU EXPERIENCIA

 

Comparte tus experiencias

 

Te agradeceríamos que nos escribieras para informarnos de cualquier dato erróneo o no actualizado que hayas encontrado, o simplemente para hacernos llegar tu opinión a Muchas Gracias.

 

ico punto COMPROMISO ECOLÓGICO

 

Cuida la Naturaleza No tires basura

 

Publicidad

8.000 montañas y un camino

Copyright © 2020 SENDITUR